La rivalidad comercial entre SCADTA y la SACO…

Carlos Gardel;¿víctima de la competencia comercial?

Por Jaime Rico Salazar

El 16 de septiembre de 1919 se fundó en Colombia la primera empresa aerocomercial que existió en América: La SCADTA.(Sociedad Colombo-Alemana de Trasporte Aéreo). La segunda en el mundo con capital y personal alemán. Empezaba así un intento de dominación alemana por los espacios aéreos de Latinoamérica. La Scadta comenzó entonces la comercialización del trasporte aéreo, primero con carga, luego con pasajeros.

Y como no tuvo competencia le fue muy fácil establecer un predominio comercial que generó poco a poco un sentimiento de inconformidad por parte del pueblo colombiano que veía en esta empresa una hegemonía de una empresa extranjera y además ¡nazi! Surgió entonces la figura de un joven visionario bogotano: Ernesto Samper Mendoza (tenía 33 años) de rancia familia, dueño de una gran fortuna, considerado en esa época como uno de los mejores pilotos que existían en Sudamérica y decidió hacerle frente al expansionismo alemán fundando una empresa nacional, la SACO (Sociedad Aéreo Colombiana). Compró dos trimotores Ford y empezó a hacerle la competencia a la empresa alemana. Fácilmente le estaba quitando muchos clientes, que eran conscientes en ese  momento de brindarle apoyo a  una empresa nacional.

Otros antecedentes que tuvieron que desencadenar 
lo que pasó el 24 de junio en Medellín…

Ya existía en la fecha de la tragedia fricciones empresariales agravadas con un roce personal que Hans Urlich Thom piloto de la Scadta le había declarado a Ernesto Samper cinco días antes. El 20 de junio se habían encontrado los dos pilotos en el aeropuerto de Techo en Bogotá y Thom en un abierto desafío le había manifestado a Samper que ellos también eran muy buenos pilotos y que le iba a hacer una demostración de cómo se manejaba un avión.

Y una hora después, estando el F31 de Samper Mendoza esperando turno para despegar, después que lo hiciera Thom, éste levantó vuelo y ya en el aire se dirigió al sitio  en donde esperaba el avión de Samper. Thom descendió su avión y pasó rasante por encima del avión de Samper, en arriesgada maniobra, queriendo demostrarle su pericia.

Al día siguiente, el 21, se encontraron en Medellín y Samper le hizo a Thom un airado reclamo por su irresponsabilidad que casi termina en pelea, detenida por personas presentes en ese momento.

Estos antecedentes son realmente definitivos en los preliminares del accidente y dicen mucho sobre la situación vivida el día 24, tres días más tarde.

El viaje a Cali…

El 24 de junio partió Carlos Gardel con sus acompañantes de Bogotá. Una gran cantidad de público lo despidió en el aeropuerto de Techo. En el Trimotor F31 de la SACO piloteado por el norteamericano Stanley Harvey emprendió su quinto viaje aéreo con destino Medellín, escala del viaje a Cali. Minutos antes de salir su avión de Bogotá, Ernesto Samper Mendoza, había partido para Medellín en una avioneta bimotor para coordinar la llegada de Gardel y comitiva a aquella ciudad y tomar allí el comando del F31.

Al mirar un mapa de Colombia se puede apreciar fácilmente que no tenía sentido lógico ir a Medellín si iban para Cali. ¿Por qué no viajó directamente de Bogotá a esta ciudad? Por razones de tipo comercial. La SACO no tenía licencia para hacer ese trayecto. Sí lo tenía la SCADTA. Entonces la SACO se veía obligada a viajar primero a Medellín para seguir luego a Cali. Reglamentaciones absurdas y estúpidas pero así era la situación.

Tenemos dos situaciones que ligadas en sus antecedentes van a determinar una conducta de revancha por parte de Samper hacia Thom. Y la oportunidad se le presentó el día 24 de junio:

1º) Samper se da el gusto de trasportar a Gardel por su empresa la SACO, habiéndole quitado el pasajero a la SCADTA y 2º) La situación en el aeropuerto de Las Playas en Medellín se le presenta circunstancialmente favorable. También allí estaba Thom y su vuelo que debía despegar a las 3 de la tarde (primero que Samper) debe esperar el despegue del F31, que salía a las 3,15, prelación que determina el Jefe de Tráfico del aeropuerto, ya que el vuelo de la SACO estaba en tránsito.

La llegada a Medellín…

Fue mucha la gente de Medellín que sabía que Gardel haría escala en el aeropuerto de Las Playas en su viaje a Cali, porque éste se volvió a congestionar. El F31 llegó a Medellín faltando 14 minutos para las 3 de la tarde. Los ocupantes del avión se bajaron y dirigieron al bar del aeropuerto, mientras que el F31 iba a cargar combustible. Quince minutos duró la permanencia de Gardel en el aeropuerto. Una vez que el F31 estuvo listo llamaron a los pasajeros a bordo. Mientras tanto, otro avión el Manizales de la SCADTA, esperaba la salida del F31 para tomar pista detrás de éste.

Ernesto Samper Mendoza tomó el control del F31 y los pasajeros del  trimotor ocuparon nuevamente sus puestos. La aeronave se dirigió a la cabecera de la pista. Mientras tanto los pasajeros del Manizales habían ocupado también sus puestos en su avión. El F31 de Samper carreteó hacia la zona sur de la pista, al llegar allí probó sus motores, giró y se puso de frente para el despegue. Mientras tanto el Manizales de la SCADTA había comenzado su carreteo hacia donde está el F31 y se estacionó. El F31 recorrió parte de la pista que tiene una inclinación descendente, lo que facilita el conseguir la velocidad necesaria para el despegue. Recorrió 250 metros en línea recta sobre la pista y entonces hizo un viraje hacia la derecha de 30 grados, haciendo una curva de 80 metros, y se salió de la pista, rodando sobre un piso de cascajo, buscando exactamente el sitio en donde parado, se encontraba  el avión de la SCADTA piloteado por Thom a 75 metros de la pista.

Al salir de la pista el F31 se inclinó hacia la izquierda, porque la rueda derecha no dejó huellas en el suelo. Volvió a marcar una señal la rueda derecha, se levantó, marcó otra vez la huella, se levantó unos metros, volvió a marcar otra huella y el avión se levantó en el aire. Había recorrido 510 metros, estaba a 120 metros del Manizales… va a pasarle por encima…pero 50 metros antes el F31 perdió altura y se desplomó en el preciso momento en  que se encontraba encima del avión de la SCADTA.

¿Qué pasó en esos segundos? ¿Por qué Samper no pudo controlar la caída del avión si la maniobra hasta ese momento había sido perfecta?

Jaime Rico Salazar

Sobre Revista Corrientes 3511 Artículos
Directores Orlando Cadavid Correa y William Giraldo Ceballos. Exprese sus opiniones o comentarios a través del correo rcorrientes@revistacorrientes.com

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*