La reforma tributaria de Petro en la peluquería

Thomás Blanco

Más temprano que tarde ha comenzado a reconstruirse el proyecto de reforma tributaria que llevó el gobierno del presidente Petro al Congreso.

Han valido más las presiones parlamentarias que la lógica de recaudo al punto que ya se habla de la imposibilidad de que se logre obtener un proyecto fiscal de $25 billones, aunque el ministro de Hacienda, José Antonio Ocampo se muestra muy optimista. 

La peluqueada de la reforma va dejando por el camino propuestas que se crían inamovibles. Han eliminado las gabelas tributarias en cultura, acabar con el subsidio a los combustibles en las zonas de frontera, la sobretasa a las exportaciones de oro, y comienza un adelgazamiento de la lista de los alimentos procesados y se mira más en detalle el tema de las zonas francas y se espera una revisión de los impuestos a los dividendos. 

Una de las propuestas de campaña fue el desmonte del impuesto a las transacciones financieras o cuatro por mil que el ministro de Hacienda ha reiterado que se mantiene porque no hay forma de reemplazarlo.

Sobre acabar el subsidio a los combustibles en la zona de frontera, el ministro Ocampo indicó que le han pedido a los ponentes de la reforma que eliminen esa iniciativa debido a la creciente oposición entre algunos parlamentarios de esas regiones fronterizas. “Tiene alguna lógica por que la información que tenemos es que hay mucho contrabando y muchos abusos con los combustibles subsidiados, pero por otra parte tenemos que fortalecer los controles”, dijo el funcionario al término del evento “Perspectivas Económicas de Colombia frente al nuevo Gobierno”, organizado por Anif y Americas Society Council of the Americas. 

Frente al monto de recaudo de la reforma tributaria de $25 billones que se piensa puede ser menor, el ministro sostuvo que espera que le propongan más propuestas para obtener mayores ingresos. “Yo quiero que me propongan también aumentos”, dijo Ocampo. 

“Que bajen los impuestos esos es facilísimo. Decir esto no es lo más fácil, pero decir esto sí, que es lo que nos toca a nosotros desde el gobierno, estoy pidiendo que también haya propuestas en ese sentido, de hecho, desde el Congreso ya ha habido propuestas”, dijo el ministro Ocampo. 

Otras de las propuestas eliminadas tienen que ver con la sobretasa a las exportaciones de oro. Ocampo informó que sobre la propuesta inicial hay dos quejas: la primera es que va a ser incontrolable por que es muy fácil contrabandear el oro, mucho meta de este tipo es contrabandeado y el otro tiene que ver que hay muchas empresas grandes que tienen relación con pequeños productores de oro. 

Al gobierno le interesa promover la pequeña producción, la economía popular, según el discurso del gobierno, explicó Ocampo. Pese a la nueva cara que va mostrando el proyecto fiscal, José Antonio Ocampo, consideró que la discusión en serio de la reforma comienza la semana próxima con tres audiencias públicas regionales en Bogotá con los gremios de la producción, la segunda en Barranquilla y la restante en Cúcuta. Luego vienen las discusiones con los ponentes del proyecto para revisar cada uno de los artículos abalizando las propuestas que ya comienzan a llegar sumando esta semana más de 40. El gobierno espera que el primer debate de la reforma tributaria en las Comisiones Económicas del Congreso se surta en el mes de septiembre.

Precisamente, en este mes, el ministro de Hacienda viajará a Estados Unidos para reunirse con las tres firmas calificadoras de riesgo (Fitch, Standard & Poor’s y Moody’s) y con varios grupos de inversionistas.

Sobre Revista Corrientes 6548 artículos
Directores Orlando Cadavid Correa (Q.E.P.D.) y William Giraldo Ceballos. Exprese sus opiniones o comentarios a través del correo: williamgiraldo@revistacorrientes.com