La pandemia aumentó los casos de violencia intrafamiliar

La pandemia aumentó los ataques a las mujeres en sus hogares

Por: María del Carmen Herrera*

La pandemia llegó en momentos inesperados causando impacto en toda la población del mundo, tal vez el único que recibió un gran beneficio fue el planeta, las mujeres asumen el impacto más alto el de la violencia en todas sus formas y el socioeconómico.

El costo de atender las violencias contra las mujeres, niñas y adolescentes representa el 2 por ciento del producto interno bruto PIB, hay un efecto con diferencia que afecta mucho más a las mujeres que a los hombres en el marco de esta pandemia.

La violencia en todas sus formas y los feminicidios son una pandemia en la sociedad, se debe buscar análisis a este flagelo, no solo con lo que está pasando a la mujer sino a niños, niñas y adolescentes.

Es impresionante, a pesar de que a partir de la expedición del Decreto 460 que ordena entre otras a los alcaldes garantizar la atención a las Comisarias de Familia en forma permanente el Observatorio Colombiano de las Mujeres registró un aumento de 4206 llamadas a la línea 155. Denunciando Violencia Intrafamiliar, un incremento de 228 por ciento, durante el periodo del 25 de marzo al 28 de mayo de 2020.

Medicina Legal, en cabeza de su director, explicó que las mujeres representan el 86.08 por ciento de las víctimas de violencia de pareja, y el 64.59 por ciento de violencia intrafamiliar, reiteró que estos hechos suelen suceder en los espacios donde las familias y parejas viven su cotidianidad: el 73.36 por ciento de los casos de violencia intrafamiliar y el 73 por ciento de los de violencia de pareja tienen lugar en el interior de las viviendas.

En cuarentena la violencia contra la Mujer se ha exacerbado se ha profundizado esta problemática estructural, hay un efecto diferenciado que recae mucho más sobre las mujeres que a los hombres, del 25 de marzo al 4 de junio pasamos de 3777 llamadas a 9123, en la línea 155, escenario preocupante que debe plantear muchos y serios retos.

No podemos olvidar que la pandemia también hizo presencia dejando huellas en las mujeres, niñas, niños y adolescentes indígenas, se resalta que la problemática va de la mano con la salud, economía y justicia, y la sistemática vulneración de los Derechos Humanos de las mujeres en esta situación dentro del marco de la actual pandemia y el conflicto social armado que sigue cobrando vidas. El feminicidio en la Guajira no se está viendo con el enfoque diferencial étnico, por lo que no es lo mismo la prevención y erradicación del feminicidio en Bogotá, que, en los territorios, por la cosmovisión de la población wayuu.

En América Latina, a principios de marzo de 2020 millones de mujeres salieron a la calle portando pañuelos morados y alzando la voz para exigir respeto. Al ritmo del himno feminista EL VIOLADOR ERES TU, hicieron un llamado para acabar con la violencia y el machismo, pero tan solo seis semanas después sus esfuerzos sufrieron un duro revés a causa del inminente coronavirus causa de la pandemia. Durante la cuarentena, la violencia contra las mujeres incluso ha aumentado, de acuerdo con estadísticas de varios países latinoamericanos.

Ninguna mascarilla protege de la violencia, esta es la verdadera pandemia. La dimensión de la violencia es mucho más terrible, como lo muestran las estadísticas. Las medidas de la cuarentena, los espacios de vivienda reducidos, el estrés económico e intrafamiliar afectan sobre todo a las mujeres y niñas, debido a la cuarentena, las mujeres no solo están a merced de sus torturadores las 24 horas, sino que también les falta lugares de refugio y el apoyo de personas de confianza, están más aisladas y son más vulnerables.

*Maria del Carmen Herrera es Psicóloga, pedagoga, abogada especializada en Derecho Penal y estudiosa de la violencia contra la mujer. Autora del libro “Soy mujer y no moriré en el intento”.

Sobre Revista Corrientes 5178 artículos
Directores Orlando Cadavid Correa y William Giraldo Ceballos. Exprese sus opiniones o comentarios a través del correo rcorrientes@revistacorrientes.com

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*