La paloma Queen regresa a casa

Paloma Queen. Foto ODG

Por Óscar Domínguez Giraldo

Hace unos días conté la historia de la paloma que fue agredida por un perro que por poco la mata. Pero un buen samaritano, Ramiro Gómez, activista de la causa de los animales, la recogió y la llevo al Centro Veterinario Zoogranja, del municipio Itagüí,  donde  un grupo de médicas la operaron y le salvaron la vida.

Ayer, cuenta Ramiro, Queen, la paloma, completamente restablecida, regreso a su hábitat entre el viento.

Ramiro lo cuenta así:

Con alegría y tristeza a la vez, le cuento que hoy, 21-6-2022, por recomendación de Nidia – su cuidadora – le abrimos las dos puertas de la jaula, a mi querida y recordada Queen.

Ella, al ver que estaban comiendo a su lado, otras -2- palomas y -3- tortolitas, salió a hacerles compañía. Eran las 3:30 PM y ya gozaba de su libertad. Estiraba las patas y abría completamente las alas…estaba como entumecida por el encierro y después de que el sol le dio su mano, comenzó a comer con toda la patota.

Luego de mi despedida, muy triste, con abrazos y besos cariñosos, salió volando con sus amigas y formaron un grupo como de 20 palomas, que luego dieron rondas sobre nosotros.

Ya había emplumado muy bien y así era como yo quería dejarla libre.

DIOS quiera que el animalito se haya amañado mucho y que vuelva a vivir con nosotros o nos haga la visita. Nidia dejará las puertas de la jaula abiertas, para cuando quiera venir amanezca allá”.

Hace unos días, Ramiro contó el inicio de esta historia que tuvo final feliz:

“El pasado martes 17 de mayo, me encontré en el parque de Itagüí, con una palomita; como que la mordió un perro por debajo del cuello y sangraba mucho, mucho. Logré cogerla y la lleve a la veterinaria.

La doctora Tatiana, de Zoogranja, me comentó : Veo que está muy mal la palomita y vamos a ver qué podemos hacer por ella. Vuelva más tarde a ver cómo sigue. Al volver, la médica veterinaria, me informó: la tuvimos que sedar y le hicimos una cirugía. Le tomamos varios puntos. La vamos a dejar hospitalizada hasta mañana. Luego se la puede llevar para la casa y le da comida. Ese animalito debe de tener mucha hambre porque no ha podido comer nada. 

La dueña de la casa donde vivo me prestó una jaulita y ahí la tengo con pan bien desmenuzado y maíz picado de tal manera que pueda tragar bien. Vive conmigo.

Ramiro Gómez y sus cuidados de Queen. Foto ODG

Empezó a comer y  a tomar agua. Esta mañana, amaneció mejor y más animada. Le miré los puntos y está sanando bien. La veo mucho mejor y sigue comiendo”.

Sobre Revista Corrientes 5671 artículos
Directores Orlando Cadavid Correa y William Giraldo Ceballos. Exprese sus opiniones o comentarios a través del correo williamgiraldo@revistacorrientes.com

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*