La mala comunicación, origen de problemas en propiedades horizontales

La creciente propiedad horizontal en Colombia. Foto GRS

De los 17 millones de propiedades raíces que hay en el país, casi nueve millones son propiedades horizontales.  Bogotá cuenta con cerca de 40 mil edificios y conjuntos residenciales, algunos de los cuales llegan a tener más de 500 unidades de vivienda. Más del 70 por ciento de los colombianos viven en propiedades horizontales y en el país operan más de 250 centros comerciales, 51 por ciento de los cuales  están en Bogotá.

Si consideramos que cada conjunto residencial y cada centro comercial cuenta con un administrador, el potencial de empleo sería nueve millones de administradores. Pero claro, buena parte de esas propiedades horizontales, en su mayoría aún se administran de manera informal. No obstante, cada vez los edificios y conjuntos se ven en la necesidad de ir formalizando su estructura, necesitando del apoyo de un administrador externo.

El administrador es ahora pieza fundamental que ayuda a mantener la convivencia entre los copropietarios, cada vez más sujeta a conflictos. Para esta labor el administrador debe estar muy bien preparado en experiencia y en normas dadas, la diversidad de casos que se presentan entre estas mini comunidades. Este personaje dirige su mantenimiento y conservación.

Entre el 26 y el 28 de agosto entrante, desde Bogotá ocurrirá   el IV Congreso de Alta Gerencia en Propiedad Horizontal, organizado por PRHOPIO, firma especializada en propiedad horizontal. Evento que lleva a cabo desde 2018.  

Su finalidad es suministrar formación y actualizar información entre los administradores de PH, con miras a mejorar el servicio y brindar herramientas de comunicación y administración que faciliten la labor a estos profesionales. Dada su virtualidad, la cita facilitará la conexión entre estos profesionales de Colombia y Latinoamérica, dice Luz Dary Nieto, directora del certamen. El año pasado congregó a casi 500 profesionales del sector. 

La Propiedad Horizontal y la pandemia

La Propiedad Horizontal en Colombia y el mundo, como todas las empresas, debió adaptarse al cambio y tomar las herramientas tecnológicas. Por ejemplo, quienes se negaban a realizar sus operaciones financieras por la banca virtual, lo aprendieron, quienes usaban la cartelera de corcho, la cambiaron por el WhatsApp, los que debían reunirse presencialmente hasta altas horas de la noche adoptaron las citas virtuales, reconociendo que podían hacer lo mismo pero con menos riesgos y ahorrando tiempo en desplazamientos innecesarios, dice Luz Dary.

La Alta Gerencia -tema del evento- para la propiedad horizontal es una necesidad, consideramos que el gremio es uno de los renglones de la economía claves en Colombia, con diversidad de empleos, entre secretarias, aseadoras, mensajera, vigilante y “todera”. Es hora de exigir administradores gerentes, que analicen, planeen y proyecten a las comunidades hacia una visión de empresa. Tienen bajo su cuidado el patrimonio de millones de personas, la época de improvisar y hacer tareas rutinarias pasó a la historia, se debe pensar en la alta gerencia para las comunidades, expresa esta ejecutiva. 

Urge mejorar las comunicaciones

¿Qué piensa sobre el factor comunicación?

La propiedad horizontal en Colombia viene rezagada en muchas áreas, una y tal vez la más importante, es la comunicación. Por la mala comunicación desde que se inicia el proyecto de construcción de un edificio o conjunto, hasta cuando lo entregan a sus propietarios, surgen problemas de convivencia. Creemos que a corto plazo urge mejorar la forma de comunicación de los administradores con los Consejos, los propietarios y los residentes, cada administrador debe aprender sobre los diferentes lenguajes de comunicación y adquirir herramientas que les ayuden a tener una comunicación asertiva, eficaz y eficiente con su comunidad.

A mediano plazo se debe mejorar y adoptar las nuevas tecnologías para ponerlas al servicio de la buena comunicación,  por ejemplo usar las APP especializadas para la propiedad horizontal, tener su propia página web, usar los correos institucionales, entre otras mejoras, con el único fin de mantener a la comunidad informada y a los propietarios darles la mejor herramienta en línea,  que es la información,  para poder entre todos tomar decisiones rápida y efectivamente, logrando que su gerente no tenga que gastar tanto tiempo a final de año construyendo un informe para demostrar su gestión. Esto debe acabar, porque usando la tecnología y una correcta comunicación todos los días del año los propietarios conocerán lo que pasa con su patrimonio.

¿Algún llamado suyo a propietarios y arrendatarios, en relación con el administrador y la administración de sus inmuebles?

Que se preparen, se informen y estén pendientes de la normatividad que afecta los inmuebles sometidos al régimen de propiedad horizontal, que elijan bien al gerente de su comunidad, que valoren y respeten su trabajo,  exijan, pero denle herramientas para que mantenga, conserve y valorice su propiedad, que le paguen  bien,  porque así como en sus empresas no contratan al que más barato le cobre, sino al que esté mejor preparado,  el gerente – administrador de su edificio, conjunto o condominio- también debe invertir en su capacitación  para poderle prestar un mejor servicio.  

Y con relación a los administradores, ¿qué les sugiere?

A los administradores les sugerimos que cambien el chip, que se preparen, inviertan en su formación, no se conformen con la rutina, busquen crecer como personas, como seres humanos y como profesionales, valoren su propio trabajo para que otros también lo valoren, solo el conocimiento y la calidad humana les dará la autoridad de presentarse como un Gerente de Comunidades. 

¿Cómo va la integración de administradores de propiedad horizontal en Bogotá?

En Bogotá y toda Colombia, se encuentra una gran cantidad de excelentes administradores, pero debemos seguir trabajando por la unidad, no la uniformidad, pero sí tener un norte común, una misma visión y es enaltecer el oficio y llevarlo a que sea visto como una profesión digna, responsable y de la cual se pueden sentir orgullosos. 

No es la época para buscar protagonismos ni beneficios individuales, si cada uno de esos valiosos seres humanos que  a fuerza de críticas, desprestigio y en ocasiones hasta maltratos de toda índole, empieza a comunicar bien lo que sabe, a exponer correctamente sus ideas, a dejar volar su creatividad y pone todo su esfuerzo en servir a la comunidad que gerencia, estamos seguros que el gremio, hará historia en nuestro país y en toda Latinoamérica. 

Pero también si buscamos agremiarnos, seguramente alcanzaremos más y mejores resultados, en Colombia existen varias instancias de participación como las Mesas Regionales y la Mesa Nacional de PH, también  está conformada la Cumbre Nacional y se está trabajando en el Gremio Nacional de Administradores – GNAPH- en varias regiones existen los Colegios de propiedad horizontal,  entre otros, cada uno buscando unir, formar y  hacer visible a los administradores, desde nuestro medio solo esperamos que muy pronto el gremio de la propiedad horizontal se pueda ver como uno solo,  con la autonomía y poder de liderazgo suficiente para incidir en las políticas públicas y que sea considerado un renglón importante de la economía, que genera miles de empleos, soluciona infinidad de conflictos y que aporta en todas las áreas, familiar, social, económica y  pública de la nación. 

Sobre Revista Corrientes 5050 artículos
Directores Orlando Cadavid Correa y William Giraldo Ceballos. Exprese sus opiniones o comentarios a través del correo rcorrientes@revistacorrientes.com

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*