Gobierno venezolano detiene al vicepresidente de la Asamblea Nacional opositora

Édgar Zambrano y el líder opositor Juan Guaidó en enero. Guaidó se juramentó como presidente encargado ese mismo mes. Credit Reuters

Édgar Zambrano, vicepresidente de la Asamblea Nacional de Venezuela que es controlada por la oposición, fue arrestado la noche del miércoles en la más reciente acción represiva ejecutada por las fuerzas gubernamentales, después del fallido intento de levantamiento militar contra el presidente Nicolás Maduro que fue convocado por la oposición la semana pasada.

Zambrano escribió en Twitter que fue rodeado por oficiales de inteligencia después de dejar la sede de Acción Democrática, su partido político, en Caracas. Según diversos testigos, el político fue remolcado en su automóvil tras negarse a dejarlo.

La semana pasada, Zambrano estuvo con el presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, y una docena de soldados disidentes afuera de una base militar caraqueña cuando Guaidó intentó tomar las instalaciones y establecer una rebelión nacional. Sin embargo, el llamado a derrocar a Maduro no logró convencer a los militares para que cambiaran de bando.

Más bien estallaron enfrentamientos en Caracas entre los manifestantes y las fuerzas leales a Nicolás Maduro que dejaron a decenas de heridos; Venezuela volvió al statu quo reciente: un prolongado enfrentamiento político mientras el país se sume en la escasez de alimentos, medicinas y electricidad.

El Tribunal Supremo de Justicia, leal al gobierno, había retirado a Zambrano su inmunidad parlamentaria el mismo miércoles y allanó así el camino para su detención.

Zambrano es al menos el cuarto aliado de Guaidó que ha sido detenido o forzado a abandonar el país desde enero, cuando el líder opositor se juramentó como presidente encargado y aseguró que Maduro era un autócrata ilegítimo que se había quedado en el poder a través de una elección ampliamente calificada como fraudulenta.

Desde entonces, más de cincuenta países, incluido Estados Unidos, han respaldado a Guaidó, mientras que Maduro ha recibido el apoyo de varios aliados tradicionales del chavismo como Rusia y Cuba.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*