Farida Loudaya Embajadora de Marruecos en Colombia: Diplomacia en cuarentena

La embajadora de Marruecos en Bogotá, Farida Loudaya

Por Víctor Hugo Lucero-Primiciadiario.com

Diplomáticos quedaron inmovilizados en Colombia como consecuencia de la cuarentena implantada por el gobierno para evitar el contagio masivo de la población por la COVID-19.

Entre los diplomáticos se destaca la embajadora del Reino de Marruecos en Colombia y Ecuador, Farida Loudaya, con quien tuvimos la oportunidad de hablar de distintos temas enmarcados en la emergencia que vive el planeta como consecuencia del coronavirus.

Durante este periodo de encierro obligatorio se inició el mes Sagrado del Ramadán. Este precepto religioso constituye uno de los cinco pilares del islam, en el cual el ayuno, desde el amanecer hasta el anochecer, se acompaña de la espiritualidad, la generosidad y la ayuda a los necesitados. La embajadora y sus colaboradores cumplen al pie de la letra el precepto religioso de los musulmanes.

Farida Loudaya es una diplomática de carrera que sido artífice para colocar en el más alto nivel las relaciones diplomáticas, culturales, económicas, sociales entre los gobiernos de Marruecos y Colombia.

El diálogo abierto, franco y sobre todo de optimismo frente al momento que vivimos, la embajadora de Marruecos en Colombia Farida Loudaya concedió la siguiente entrevista.

–¿Cómo vive un embajador la cuarentena por la COVID-19 en Colombia y cómo se organizan con el personal de la Embajada para trabajar y coordinar todas las acciones que se tienen que cumplir?

-Bueno, hemos tratado de mantener el mismo ritmo y cumplir con nuestras actividades cotidianas, pero eso sí, acatando, como se debe, las medidas de la emergencia sanitaria y del aislamiento preventivo decretados por el Gobierno colombiano.

Desde el comienzo de la cuarentena, he implementado el teletrabajo. En este sentido, la mayoría de los funcionarios de la Embajada trabaja desde casa, manteniendo un contacto permanente, tanto entre nosotros, como con nuestra capital, Rabat y realizando reuniones cotidianas, como siempre lo hemos hecho, sólo que ahora de manera virtual, la mayor parte del tiempo. Cuando la situación lo requiere y es absolutamente necesario y urgente, alguno de nosotros se desplaza a la Embajada. En cuanto a nuestros colaboradores colombianos, ellos trabajan exclusivamente desde sus casas.

–¿Qué indicaciones especiales le dio su país con respecto a esta pandemia?

–Tras la suspensión de vuelos hacia y desde el Reino de Marruecos y el cierre de las fronteras a causa de esta crisis sanitaria, el Ministerio de Asuntos Exteriores, de la Cooperación Africana y de los Marroquíes Residentes en el Extranjero, ha establecido células de monitoreo a nivel de sus misiones diplomáticas y puestos consulares movilizados 7 días a la semana y 24 horas al día. Con miras a ayudar a las personas que, por razones de turismo, de visitas familiares u otros motivos, se han quedado bloqueadas en diferentes partes del mundo, los servicios de nuestra Cancillería, a través de las Embajadas y Consulados han establecido un censo con características específicas de rango de edad, situación actual y diversos aspectos para conocer su estado de vulnerabilidad y, con base en ello, emprender gestiones de ayuda.

–¿En qué consiste el apoyo?

–Básicamente en tres aspectos: apoyo psicológico y moral a través del contacto permanente con las personas; apoyo administrativo, para facilitar el contacto con las autoridades locales para diversos procedimientos administrativos y apoyo logístico, asumiendo en ciertos casos los costos de alojamiento, salud y alimentación de las personas que presentan mayores dificultades. Asimismo, con la llegada del mes sagrado del Ramadán se han implementado medidas nuevas y más adecuadas, en una nueva fase de apoyo.

El Rey Mohammed VI, directamente está al frente del manejo de la situación de Marruecos con el objetivo de proteger a la población. Así mismo entrega responsabilidades a los diplomáticos de ese país en diversos sitios del mundo. En Colombia la embajadora Farida Loudaya, se ha caracterizado por cumplir sus deberes con agilidad y eficacia.

–¿Cómo mantiene sus relaciones con los marroquíes en Colombia?

–Este es un asunto fundamental para nosotros en estas circunstancias. Desde la Embajada y con miras a establecer un contacto directo con todos nuestros conciudadanos bloqueados en el extranjero, en nuestro caso, en Colombia y en Ecuador y siguiendo las directrices de nuestra Cancillería, hemos establecido un registro que contiene los datos de cada persona, con el objetivo de brindarles asistencia, apoyo y respuestas acordes con las necesidades de cada uno. Sabemos que están enfrentando una situación compleja, lejos de sus casas, de sus familiares y seres queridos y es nuestra responsabilidad y nuestro deber asegurarnos de que reciban la atención que requieren. Con todos nuestros compatriotas que se encuentran tanto en Colombia como en Ecuador mantenemos un contacto permanente, directo y cotidiano y estamos al tanto de la evolución de su situación. Entre ellos se encuentran varios estudiantes de intercambio muy jóvenes que no obstante haber terminado su práctica, no han podido volver a Marruecos debido al cierre de los aeropuertos.

–¿Cómo ha afectado el Coronavirus a Marruecos?

–Afortunadamente, la situación epidemiológica en Marruecos está bajo control por el momento, ya que nuestro país aún se encuentra en la segunda etapa de su propagación, gracias a los esfuerzos realizados por las autoridades públicas para detener esta pandemia. En el aspecto económico, hemos sufrido una desaceleración como todos los países, pero se está trabajando arduamente para evitar que la crisis se ahonde y para que los diferentes sectores económicos puedan enfrentar de la mejor manera posible los efectos adversos de esta coyuntura.

–¿Cómo han combatido la Pandemia?

–Bueno, para enfrentar esta crisis sanitaria, Marruecos fue uno de los primeros países en reaccionar, anticipando así a todos sus vecinos africanos, e incluso a algunos de sus socios europeos.

Las primeras medidas que se tomaron para detener la propagación del virus, se basaron en acciones preventivas que se activaron cuando se registró el primer caso en su suelo, el 2 de marzo. Dirigida por Su Majestad El Rey Mohammed VI, la estrategia implementada ha sido aplicada por todos los segmentos de la sociedad, autoridades públicas, personal médico y ciudadanos que han demostrado gran responsabilidad y disciplina en el cumplimiento de las medidas decretadas.

En tal sentido, primero se decretó el cierre de las fronteras aéreas, terrestres y marítimas, luego el de escuelas y universidades, cafeterías, restaurantes y tiendas no esenciales y, finalmente el de los lugares de culto, así como la prohibición de manifestaciones. La cuarentena sanitaria obligatoria se introdujo el 20 de marzo, poco tiempo después de la convocatoria de confinamiento voluntario. Es por ello que, según las últimas cifras del Ministerio de Salud del país, tenemos 4252 contagios, 165 muertos y 778 recuperados.

–¿Otras medidas?

–Por instrucciones de Su Majestad, se creó el Fondo Especial COVID-19, a través del cual se ha podido apoyar a las poblaciones más afectadas por la disminución de la actividad económica, el sector de la industria también se ha adaptado y diversificado para alinearse con los objetivos del Gobierno. Por ejemplo, las empresas de textiles empezaron a producir, en un comienzo, aproximadamente 3 millones de tapabocas diarios y actualmente se están produciendo entre 6 y 7 millones de unidades al día, para poder responder a la demanda interna y hasta para exportar. Las empresas marroquíes también están desarrollando y produciendo el gel hidroalcohólico cuyo precio ha sido reglamentado por el Gobierno desde el mes de marzo, para evitar la especulación y se han empezado a fabricar respiradores artificiales 100% marroquíes con un costo mucho menor al de los importados.

–¿Ya empezaron el Ramadán?

–El viernes pasado comenzó en Colombia el mes Sagrado del Ramadán y en Marruecos el día sábado. Este precepto religioso constituye uno de los 5 pilares del islam, en el cual el ayuno, desde el amanecer hasta el anochecer, se acompaña de la espiritualidad, la generosidad y la ayuda a los necesitados. En este marco y en aplicación de las altas instrucciones de Su Majestad el Rey, la Fundación Mohammed V para la Solidaridad, lanzó la operación de distribución de alimentos para un total de 600,000 familias en condición de vulnerabilidad.

–¿Satisfechos por la labor positiva frente al manejo de la pandemia?

–Los marroquíes podemos estar muy satisfechos y orgullosos de la manera en la que nuestro país ha podido gestionar y controlar esta epidemia, y resaltamos los significativos actos de solidaridad y generosidad y los valores culturales de nuestra sociedad, que, a lo largo y ancho del país, ha respondido con gran altruismo en esta coyuntura tan difícil. Además del apoyo irrestricto del Gobierno, la sociedad civil ha dado inmensas muestras de generosidad y colaboración con las poblaciones vulnerables, otorgándoles, en la medida de sus capacidades, toda la ayuda posible para paliar sus necesidades.  Creo que aquí es importante destacar que es en los momentos más difíciles cuando demostramos de qué estamos hechos y realmente ésta ha sido una oportunidad para corroborar la empatía de nuestros ciudadanos, quienes a pesar de sus propias dificultades permanecen unidos para donar lo que pueden y para velar por el bienestar de quienes no tienen recursos para afrontar el día a día.

–¿Cómo ve usted la gestión de los colombianos respecto a esta pandemia?

–Creo que ha sido excelente, dadas las circunstancias. Desde la aparición de los primeros casos en Colombia, al igual que en Marruecos, se han implementado una serie de importantes medidas para contrarrestar el contagio. La efectiva gestión por parte del Excelentísimo señor presidente Iván Duque y de todo su equipo de gobierno, ha dado resultados positivos para la contención del covid-19, generando el impacto que se esperaba. Estoy convencida de que en momentos de crisis es cuando se pone a prueba el espíritu humano y creo que precisamente, en estos momentos, el Covid-19 ha sacado lo mejor de nosotros mismos.

El Estado de emergencia, las directrices para la implementación, preparación y respuesta ante la Pandemia y los procedimientos de atención ambulatoria, han sido algunas de las medidas elegidas para proteger a las poblaciones, controlar la propagación del virus, ajustarse a las capacidades de los sistemas de salud y limitar así el impacto en la vida económica y social del país.

–¿Qué conoce sobre las medidas adoptadas en Colombia?

–Hay una movilización de todo el Gobierno y un seguimiento personal por parte del Presidente Duque, tal como se puede apreciar en el programa diario, Prevención y Acción, difundido por los medios públicos del país, en el cual comparte con todos los colombianos, socializando las acciones emprendidas por el Gobierno Nacional frente a la pandemia, la situación de contagio en el país, las diferentes estrategias económicas y sociales puestas en marcha y esto es muy valioso ya que, en tiempos de crisis, lo que necesitan los ciudadanos, es sentirse tranquilizados y respaldados.

–¿Qué opinión tiene sobre las estrictas medidas?

–Sabemos que cuanto más estrictas sean las medidas, más posibilidades tenemos de combatir este virus que está dañando al mundo. Afortunadamente, en Colombia, notamos que tanto el Estado, como las instituciones y los ciudadanos están movilizados en una misma dirección, y este sacrificio, responsabilidad, disciplina no solo por parte del Gobierno sino de la población, está dando sus frutos y ha permitido al país encontrarse en un escenario favorable con resultados tangibles.

–¿Alguna reflexión de lo que estamos viviendo en el mundo?

–Realmente, todos los países estamos viviendo una crisis que jamás imaginamos y que tendrá hondas repercusiones. Solo esperamos que termine de la mejor manera posible y para ello, cada uno de nosotros debe contribuir con lo que esté a nuestro alcance y actuar solidariamente para tenderle la mano a los más necesitados y afectados por esta Pandemia.

Sobre Revista Corrientes 3748 Artículos
Directores Orlando Cadavid Correa y William Giraldo Ceballos. Exprese sus opiniones o comentarios a través del correo rcorrientes@revistacorrientes.com

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*