En pandemia no hay que bajar la guardia con el dengue

Mosquito transmisor del Dengue

«En Colombia se realiza seguimiento permanente a la situación de dengue. Hasta la semana epidemiológica 42, el Instituto Nacional de Salud notificó 71.995 casos en todo el país», dijo Claudia Cuéllar Segura, directora de Promoción y Prevención.

El dengue en Colombia mantiene un comportamiento que se caracteriza por ciclos epidémicos que ocurren cada 2 o 3 años. El mosquito transmisor se encuentra en poblaciones ubicadas por debajo de los 2.200 metros sobre el nivel del mar (m.s.n.m.), lo que corresponde a cerca del 90% del territorio nacional.

Cuéllar Segura se refirió también a la enfermedad en tiempos de pandemia. «En la región de las Américas, de acuerdo con la última alerta epidemiológica de la Organización Panamericana de la Salud (28 de julio) no se ha registrado algún tipo de relación entre el dengue y el covid-19».

Añadió que para el caso de la región Andina se reportó un incremento de casos de dengue en 2020 con respecto a 2019, y que se han presentado infecciones concomitantes de dengue y covid-19.

NO HAY INTERACCIÓN DENGUE-COVID-19

Desde el inicio de la declaratoria de emergencia sanitaria, la cartera de Salud advirtió que no se tenía evidenciada una interacción de covid-19 con el virus del dengue, por lo que se desconocía si su presencia simultánea aumentaría las complicaciones o el riesgo de morir.

Actualmente, tampoco se tiene evidencia científica de la influencia que puede ejercer el precedente de haber tenido una infección por dengue en un caso de covid-19 y que sugiera la posibilidad de reducción de contagio.

«Teniendo en cuenta la dinámica observada del covid-19 en la cual se han afectado principalmente los grandes centros urbanos en donde se concentra un cuantioso número de personas, y que por otra parte varias de estas ciudades están ubicadas por debajo de los 2.200 m.s.n.m. y tienen o han tenido brotes de dengue, no se considera que exista una relación directa y por lo cual no se ha explorado una posible vinculación entre una y otra enfermedad», aseguró la directora (e) de Promoción y Prevención.

Además, indicó que en municipios pequeños con antecedentes de dengue y en donde no se han reportado casos de covid-19, la situación podría estar relacionada a las medidas de mitigación y aislamiento establecidas desde el comienzo de la contingencia, retrasando la llegada del virus y su expansión.

«Cualquier estudio realizado podría generar preguntas de investigación con potencial uso para promover proyectos desde la academia y estos deberán cumplir con el rigor científico que permita explicar hipótesis al respecto. Si se da a conocer uno completo en el que se aborde la posible acción protectora ante el covid-19 por contagio de dengue, desde el Ministerio de Salud y Protección Social se procederá a realizar una revisión crítica de los datos y considerar contrastar los supuestos con la situación del territorio colombiano», apuntó Cuéllar Segura.

Mencionó que una posible reducción en el reporte de casos de dengue ante el inicio de la epidemia de covid-19 puede estar relacionada con disminución en la consulta a los servicios de salud por temor de la población de infectarse con coronavirus en dichas instituciones. Así como que los signos febriles como el del dengue pueden llegar a estar subdiagnosticados por la sensibilidad del personal a relacionarlo con casos de covid-19.

RECOMENDACIONES

Dada la reapertura económica y reactivación del sector turístico para época de vacaciones y fin de año, que además coincide con la segunda época de lluvias, desde la Dirección de Promoción y Prevención del Ministerio de Salud y Protección Social se entregan las siguientes recomendaciones:

·        Lavar y cepillar tanques y albercas cada ocho días para eliminar los huevos del mosquito Aedes Aegypti.

·        Cambiar, en lo posible, de forma diaria o máximo cada ocho días el agua de los bebederos de animales y de los floreros.

·        Tapar los recipientes que contengan agua.

·        Disponer adecuadamente la basura acumulada en patios y áreas al aire libre y eliminar llantas o garantizar su almacenamiento en sitios cubiertos.

·        Utilizar ropa que minimice la exposición a picaduras de los mosquitos.

·        Utilizar toldillos para dormir o al momento de descansar durante el día. Esta medida es especialmente indicada para mujeres embarazadas, niños, ancianos e individuos enfermos.

·        Aplicación de repelentes en la piel expuesta, utilizándolo conforme a las indicaciones de la etiqueta del producto.

·        En caso de presentar síntomas compatibles con dengue (fiebre, dolor detrás de los ojos, dolor intenso de cabeza) no automedicarse, ingerir abundante líquido y acudir a las instituciones de salud.

PARA LOS AGENTES DEL SISTEMA DE SALUD:

·        Dar continuidad a las líneas priorizadas del Plan de Contingencia, sobre todo las áreas de alto riesgo y en situación de brote.

·        Seguir las recomendaciones establecidas en las circulares conjuntas externas 008 y 031 de 2019 del Ministerio de Salud y Protección Social, la Supersalud y el Instituto Nacional de Salud.

·        Revisar, replicar y poner en marcha los «Lineamientos y Recomendaciones de Acciones a Implementar para Prevenir y Controlar Dengue y Malaria en el Marco del covid-19». (GRS-Orbedatos)

Sobre Revista Corrientes 4798 artículos
Directores Orlando Cadavid Correa y William Giraldo Ceballos. Exprese sus opiniones o comentarios a través del correo rcorrientes@revistacorrientes.com

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*