En Colpensiones desparecen aportes para pensión de los afiliados

Foto actualicese.com

Es un secreto a voces y sin denuncias conocidas que desde hace varios años, desde cuando se llamaba Instituto de Seguros Sociales, a los afiliados a la seguridad social se les desaparecen “semanas” de aportes para obtener su pensión de jubilación.

Por William Giraldo Ceballos

Las versiones entre los afiliados son que los aportes desaparecidos son utilizados para completar los requisitos de quienes con triquiñuelas mediante el pago a abogados y funcionarios corruptos, logran completar el número de semanas necesarias para acceder a este derecho.

Se conocen casos en los cuales “paquetes” de hasta 250 semanas en aportes desaparecen de la Historia Laboral de algunos afiliados que administra Colpensiones. Están las pruebas con el solo hecho de imprimir periódicamente de la página web de Colpensiones esa “Historia Laboral” de varios afiliados.

La maniobra afecta particularmente a quienes debido a su antigüedad y jamás se han retirado del Régimen de Prima Media registran el mayor número de semanas cotizadas.

Cuando el afiliado reclama, en algunas ocasiones logra el reconocimiento del “error” por parte de esa entidad, pero en otras le toca al trabajador aportar como prueba las certificaciones y hasta planillas que reposan en los archivos de personal de las empresas que giraron los aportes a Colpensiones o a los Fondos de Pensiones.

También, a la hora de aplicar el Indice Base de Liquidación para fijar la mesada pensional de los afiliados, se quedan en el limbo aportes hechos a los Fondos de Pensiones por quienes se han retirado temporalmente y regresan a Colpensiones cuando descubren la iniquidad con la cual serían tratados al cumplir con los requisitos de edad y semanas cotizadas para obtener la pensión.

Es costumbre también de los Fondos de Pensión girar una masa de dinero de aportes sin identificar proporcionalmente a quienes corresponden los valores girados a Colpensiones, entidad que debe empezar a descifrar y gestionar ante los fondos la discriminación per capita de tales sumas de dinero con el número correspondiente de semanas lo cual retrasa hasta en años el reconocimiento de este derecho de los trabajadores colombianos.

El gobierno se lucra burocráticamente del manejo de los ahorros para pensión de los trabajadores colombianos sin hacer un solo aporte económico y sin vigilancia alguna.

De los aportes de las empresas y de sus trabajadores salen los recursos para financiar una costosa élite administrativa y la burocracia operativa de Colpensiones.

Ni la Superintendencia de Salud, ni la Procuraduría General de la Nación han emprendido acción alguna, tal vez por falta de presentación de quejas o de denuncias sobre el “caprichoso” manejo del ahorro de los colombianos que buscan asegurar el retiro digno al final de su vida laboral.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*