El uribismo opta por Óscar Iván Zuluaga como candidato presidencial para 2022

Óscar Iván Zuluaga, escogido candidato presidencial del Centro Democrático, celebra al anuncio en la sede del partido, en Bogotá. LUISA GONZALEZ (REUTERS)

SANTIAGO TORRADO

Bogotá

El exministro de Hacienda Óscar Iván Zuluaga (Pensilvania, Caldas, 62 años) ya es el candidato oficial del Centro Democrático, el partido de Gobierno fundado por el expresidente Álvaro Uribe, en las elecciones para la Presidencia de Colombia del 2022. Después de un proceso que consistió en varias encuestas, los militantes de la agrupación del presidente Iván Duque se decantaron por Zuluaga por encima de la senadora María Fernanda Cabal, la representante del ala más radical del uribismo que goza de popularidad entre sus bases. Al final, será Zuluaga quien tendrá, al menos formalmente, el apoyo de Uribe en su aspiración de llegar a la Casa de Nariño, como lo tuvo Duque hace cuatro años.

El flamante candidato agradeció que los colombianos “a pesar de su cansancio de la política, nunca se cansarán de la democracia y de la libertad”, en un breve discurso de cerca de 10 minutos desde la sede del partido en el centro de Bogotá. Zuluaga, que promete encarnar la propuesta de seguridad democrática 2.0, que recoge las alicaídas banderas de mano dura de Uribe, su mentor político, compareció junto a sus competidores por la candidatura, la propia Cabal, el exgobernador Alirio Barrera, la senadora Paloma Valencia y el exviceministro Rafael Nieto. Sin detallar los porcentajes, el partido explicó que dos firmas encuestadoras –Yanhaas y el Centro Nacional de Consultoría– realizaron 4.200 encuestas en todo el país, y luego de ponderar los datos el ganador como candidato “único” fue Zuluaga.

Además de ministro de Hacienda de Uribe, Zuluaga ha sido senador, concejal y alcalde de su natal Pensilvania, una población de 26.000 habitantes en el céntrico departamento de Caldas, en el llamado eje cafetero. Economista de la Universidad Javeriana de Bogotá con estudios de finanzas en la universidad británica de Exeter, era el más experimentado de los aspirantes y ya ha sido el candidato presidencial del uribismo en el 2014, cuando estuvo a punto de frustrar la reelección de Juan Manuel Santos en una disputada segunda vuelta.

La impopularidad de Duque, así como la erosión de la imagen de Uribe, pesan como un lastre en las aspiraciones del Centro Democrático a pesar de que es actualmente el partido con mayor representación en el Senado. En la más reciente medición de la firma Invamer, un 72 % de los encuestados desaprobó la labor del presidente, unos niveles históricamente bajos, y un 68 % tenía una imagen desfavorable de Uribe, el más férreo opositor al gobierno de Santos y los acuerdos de paz con las FARC. En cuanto a Zuluaga, apenas un 17 % de los consultados tiene un imagen positiva, por 46 % de imagen negativa, según el mismo sondeo.

Dirigiéndose a Duque, Zuluaga apuntó este lunes que “la historia de los logros de su Gobierno todavía no ha sido contada, y es tarea pendiente de todos nosotros”. También tuvo palabras y agradecimientos para Uribe. “Me duele que en nuestro país, un expresidente que nos devolvió la esperanza se vea sometido a la arbitrariedad judicial, mientras que delincuentes de lesa humanidad a quienes combatió caminan orondos por los pasillos del Congreso”, dijo en referencia a la bancada de los exguerrilleros en el legislativo, contemplada en el acuerdo de paz. El expresidente, por su parte, enfrenta un delicado proceso por manipulación de testigos en la justicia ordinaria, después de haber renunciado a su escaño en el Senado para salir de la órbita de la Corte Suprema.

En un escenario fragmentado, de distintas coaliciones en ciernes, el ahora candidato del Centro Democrático podrá buscar alianzas con otros partidos de derecha para intentar arrebatarle el liderazgo de las encuestas al izquierdista Gustavo Petro, un rival en las antípodas ideológicas. Sin embargo, el atractivo electoral del Centro Democrático se ha desdibujado luego de tres años de desgaste durante la Administración Duque. “El uribismo ha pasado de ser la locomotora de la derecha durante las dos últimas décadas a convertirse en su vagón de cola para el 2022″, apuntaba un análisis de La Silla Vacía, un portal político de referencia.

El viernes, los exalcaldes Federico Gutiérrez (Medellín) Enrique Peñalosa (Bogotá) y Álex Char (Barranquilla), junto a la exgobernadora del Valle del Cauca Dilian Francisca Toro, el precandidato del Partido Conservador David Barguil y el también exministro de Hacienda Juan Carlos Echeverry sellaron una coalición de centroderecha que denominaron Equipo Colombia, de la que saldrá un candidato luego de una consulta en marzo. Sin embargo, no han mencionado en sus planes al aspirante del Centro Democrático, un partido de ideas más extremas. “Yo creo en una coalición en favor del empleo, la seguridad, la educación, la salud, los jóvenes, los abuelitos, las mujeres y la igualdad, no creo en conformar una coalición en contra de nadie sino a favor de todos”, declaró Zuluaga sin detallar sus propuestas.

SOBRE LA FIRMA

Santiago Torrado

Santiago Torrado

Corresponsal de EL PAÍS en Colombia, donde cubre temas de política, posconflicto y la migración venezolana en la región. Periodista de la Universidad Javeriana y becario del Programa Balboa, ha trabajado con AP y AFP. Ha cubierto eventos y elecciones sobre el terreno en México, Brasil, Venezuela, Ecuador y Haití, así como el Mundial de Fútbol 2014.

Sobre Revista Corrientes 6251 artículos
Directores Orlando Cadavid Correa y William Giraldo Ceballos. Exprese sus opiniones o comentarios a través del correo rcorrientes@revistacorrientes.com

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*