El fiscal mediático frustró el encuentro del presidente con la Colombia segregada que quiere la paz

Armando Wouriyú, vocero de la Minga Indígena. Foto El Espectador

Para la Organización Nacional Indígena de Colombia la palabra era la única arma que iba a emplear la minga para pedirle al presidente Iván Duque que gobierne para la paz y acabe con 209 años de segregación racial del Estado contra los negros, los indígenas y los campesinos.

Esta es la otra versión del desencuentro que no divulgaron los grandes medios masivos de comunicación en la entrevista conducida por la periodista Camila Zuluaga en Blu Radio con Armando Wouriyú, vocero de la Organización Nacional Indígena de Colombia, ONIC, quien acusa al Fiscal General, Néstor Humberto Martínez, de distraer al país de la búsqueda de soluciones a los grandes problemas que afectan actualmente a la nación.


Don Armando, estuvo la Ministra del Interior en el departamento del Cauca. Estuvieron representantes de Naciones Unidas. En algún momento el gobierno o los representantes de Naciones Unidas expresaron preocupación por su seguridad durante las reuniones con los representantes de la Minga?

Ellos nunca han tenido ese temor. Aquí debe haber algo más de fondo y es ¿quién está detrás del Fiscal para que los colombianos no

escuchen los debates a la protección de la vida y la vida  en los territorios? 

Ese es el debate central de los colombianos. Que el país conozca por qué no hay recursos suficientes para la aplicación y desarrollo del Plan Nacional de Desarrollo. Sobre esas políticas es que queremos hablar.

Cuando usted insinúa que hay que saber quién está detrás del Fiscal General de la Nación, que no quiere que se haga este debate, que no quiere que se haga esta audiencia pública para que podamos discutir con el primer mandatario sobre los puntos que estamos planteando, ¿A quién se refiere? porque si usted insinúa es porque usted piensa o tiene una hipótesis de quién o quiénes están detrás del Fiscal, según sus palabras…

Claro, es que nunca vamos a encontrar los colombianos el por qué el Fiscal siempre es mediatico, siempre está detrás de algo para incidir y distraer las cosas grandes que tiene pendientes Colombia, por ejemplo: el Fiscal qué hace para la corrupción; qué hace para detener los $50 billones anuales que se lleva la corrupción; por qué no quiere que hablemos de eso con el presidente? Por qué está siempre obstaculizando para resolver los problemas de corrupción? Por qué siempre que se va a hablar de algo concreto que es la JEP, siempre mete la pata, hace alguna cosa mediatice e interrumpe el diálogo, interrumpe la decisiones políticas  de fondo para que haya paz para Colombia.

Siempre está interrumpiendo.

Pero don Armando, ¿cuando usted dice que el fiscal está interrumpiendo las cosas y no se preocupa por la corrupción, usted está diciendo que este tema del posible atentado contra el presidente Duque, está diciendo que es un montaje de la Fiscalía?

Mire, hace unas semanas agarraron a unos señores por Valledupar, vendedores de armas y dijeron un atentado de Maduro hacia el presidente, y qué pasó? Nada.

Y así son varias cosas. Siempre son mediaticas o la vicepresidenta también se disculpa después de decir las cosas.

El presidente Duque y la silla vacía en la Minga Indígena.Fotocomposición las2orillas

En ese orden de ideas, también deberíamos haber esperado a que el presidente sufriera un atentado  para comprobar que era cierto el anuncio del Fiscal?

La Fiscalía es un entidad estructurada bajo políticas de Estado y este fiscal no aplica las políticas de Estado, no aplica sus funciones y su deber moral y político, por eso los colombianos dudamos de la palabra de él y los pueblos indígenas somos virtuosos del uso de la palabra.

Don Armando, pero usted se imagina lo que hubiera pasado si algo le ocurre al presidente Duque? Es decir que con esa alerta desde la Fiscalía General de la Nación que es una institución que queramos o no, si no les creemos a las instituciones terminaríamos en una anarquía  absoluta en Colombia  y es que si algo le termina pasando al presidente Duque; ¿usted se imagina en lo que terminaríamos?

La anarquía es parte del comportamiento de los gobiernos de Colombia desde hace 209 años.

Siempre ha sido la anarquía pura y absoluta y estos actos mediáticos son responsabilidad del fiscal. El es el responsable de esas cosas. El es el que nos coloca a nosotros en duda permanente. Aquí los pueblos indígenas, la Guardia Indígena, es la única que confronta a los actores armados de derecha, de izquierda, e incluso a las instituciones del Estado, ya sea el Ejército o la Policía  en nuestros territorios y es la única que está garantizando la vida de las personas y la vida en los territorios indígenas. Esa es la verdad.

Qué era, don Armando, lo que se iba a discutir ahí, en esa silla vacía que tenía el letrero con marcador rojo: “Presidente Iván Duque”? Cuáles son esos principales puntos que usted dice aquí, que, según sus palabras, un debate que no se pudo dar por cuenta de que el Fiscal General, Néstor Humberto Martínez, no quería que se diera?

Las políticas de Estado deben desarrollarse. Las políticas de Estado ahora es la inacción del Estado frente a la muerte de más de 4.740 niños. 

La política de Estado es garantizar la vida a los pueblos indígenas del Chocó en la frontera con Panamá que están confinados y se están muriendo y allá no hace presencia el Estado.

La política de Estado es la garantía de la vida de los campesinos e indígenas en el Catatumbo, en la frontera con Venezuela .

La política de Estado es la garantía de tierras para los pueblos indígenas.

No es posible que para que haya un reguardo indígena tengan que sentarse primero los gremios económicos, los gremios sociales, el ministro de agricultura, una cantidad de personas…pero cuando una persona particular va a comprar un lote, simplemente se va a un notario. Para nosotros los pueblos indígenas, para comprar un lote, para constituirlo en un predio, debe estar antes el ministro de agricultura, el ministro del interior, negros, campesinos, ganaderos, latifundistas y todos. Y eso cuanto demora?

Por qué nosotros estamos excluidos de la política de Estado para tener vida y cuidado del territorio. Eso es lo que queremos hablar con el Estado.

Eso que usted dice, haciendo la comparación  con el privado, es que esos territorios  de los resguardos indígenas, y corríjame si estoy equivocada, esos son territorios que van a ser adjudicados a ustedes por parte del Estado colombiano. Es decir, no es que las comunidades indigenas los vayan a adquirir en un intercambio comercial, sino que son tierras que el Estado colombiano les va a adjudicar y por eso se necesita la participación de diferentes  actores a la hora de definir si ese territorio en particular es el que se les va a adjudicar…

Exacto. Eso es absurdo porque son nuestros derechos. Son solicitudes de hace 15, 20, 30  años, dos años o cinco años todavía no se nos permiten.

Esa es la pelea.

Por eso decimos: 27 días de paro, movilizaciones en Huila, Valle, Nariño, Tolima, Guajira, Córdoba, Arauca etc. por qué tenemos qué hacer eso?

Por qué el gobierno es capaz de sacrificar el 0.5%del Producto Interno Bruto (PIB) en vez de sentarse tres horas a resolver y dialogar sobre las políticas de gobierno, a resolver las políticas de Estado y a corregir los errores que el actual presidente está cometiendo.

Yo no quiero hacer de vocera de nadie y mucho menos del gobierno, pero lo que he entendido es que ellos no pueden ceder frente a una extorsión, porque sienten que los están presionando porque les dicen “si usted no se viene a sentar aquí con nosotros, les cerramos la vía Panamericana y le sacrifico el 0.5% del PIB.

Los únicos extorsionados en Colombia son los  campesinos, los indígenas, los negros, los obreros y los pensionados.

Si nosotros nos movemos…por ejemplo ahí están aislados en el Chocó los pueblos indígenas. Eso qué es?

Quédese quieto para que el narcotráfico siga.

Los indígenas, los campesinos y los negros fuimos despojados de seis millones de hectáreas y así nos tienen. Sometidos, desestructurados culturalmente. Eso es más allá de la extorsión, eso es apartheid, segregación, eso es señalamiento. Se nos da trato como si fuéramos militares. Es el ejército el que nos trata. Eso es más allá que la extorsión.

Nosotros no estamos extorsionando al Presidente de la República, simplemente le estamos invitando a dialogar para que en el ejercicio moderno que proponen los pueblos indígenas ante las cosas retrogradas de esta República, hablemos, dialoguemos para que en el ejercicio del diálogo hallemos salidas a la paz de Colombia.

También en esta mesa de trabajo, me parece conveniente aclarar una cosa: usted es el vocero de La Minga. Esta minga nacional está conformada por todos los pueblos indígenas o solo aquellos que pertenecen y están agrupados en la UNIC que son el 80% de los pueblos indígenas del país. ¿La Minga es Nacional? Representa a todos los pueblos indígenas y participan de la minga o qué porcentaje?

Más del 80% de los pueblos indígenas, milenarios y ancestrales están en la minga.

Hay algunos pueblos que por su condición o tamaño, son de 30 personas, están confinadas por la violencia militar que hay en Colombia. Otros están aislados voluntariamente. Otros están completamente des-estrucrados completamente por temas de extractivismo minero, por la explotación de hidrocarburos, por el latifundio o  por los procesos agroindustriales, los hay que son pueblos nómadas y otros semi-nómadas.

Los que podemos en el Cauca, en la Guajira o en el Huila, damos la pelea por todos los pueblos.

Desde Medellín, viene la siguiente pregunta de la corresponsal de Blu Radio: Cuáles son los mecanismos que tienen ustedes dentro de la minga para detectar infiltraciones para que sus protestas sean realmente de los indígenas, sin la intervención de afuera;¿Es eso posible?

Los pueblos milenarios y ancestrales tenemos un orden de las cosas en nuestro actuar moral, ético, estético y espiritual. Nuestras acciones de control son sociales, son espirituales y las accionamos directa y cotidianamente con toda nuestra gente. Son casi imposible las infiltraciones.

Las infiltraciones siempre han sido un señalamiento o una estigmatización de las instituciones del Estado.

Usted puede asegurar que la minga no se puede infiltrar por grupos armados ilegales?

No, la dirección de la UNIC, la dirección de las organizaciones regionales es de indígenas. Nosotros no tenemos nexos con el Ejército, no tenemos nexos con la Policía, no tenemos nexos con los paramilitares, no tenemos nexos con las organizaciones de izquierda. Somos nosotros los que tenemos una moral, una estructura ideológica, política y filosófica a la izquierda o a la derecha e incluso no compartimos muchas cosas de la estructura liberal de este Estado que tiene por esencia la corrupción. 

Somos distintos, muy diferentes.

A mi me encanta ese nivel de la conversación -dice uno de los miembros de la mesa de Blu Radio- porque los pueblos indígenas que yo conozco desde hace tiempo, aprecian mucho la filosofía y quiero filosofar de la mano suya: suponga que en sus manos está reivindicar verdaderamente las  demandas históricas de estas culturas ancestrales, el agua, el respeto a la Pacha Mama, las tierras, y si Colombia les diera a ustedes la oportunidad de separarse del país y crear una República independiente, lo harían?

Eso no está en el orden de las cosas. Nosotros no somos separatistas. Nosotros lo único que queremos  es que de verdad haya una República de Colombia con una ética, una estética, una moral, para que las nuevas generaciones de los colombianos no sufran más estos 209 años de corrupción y de errores en el ordenamiento territorial que son desastrosos.

Cómo es posible sacrificar el agua, cómo es posible sacrificar pueblos nómadas como lo está haciendo el Estado Colombiano con el pueblo Nukak. Eso no es viable.

El mundo ya está viendo el oxigeno, los arboles, la protección de las aguas y en Colombia no. Eso es lo que queremos para todos los colombianos y recuperar lo nuestro.

Desde Barranquilla pregunta otro periodista: No creo que el Fiscal General de la Nación se haya inventado unas historias que tienen que ver en este caso con un presunto atentado contra el Presidente de la República y entiendo que él aportó unas pruebas con unas conversaciones en las cuales hay indicios que efectivamente muestran que existiría la posibilidad de atentar contra el presidente, de tal manera que sería bueno aclarar que no es posible que el fiscal se invente esas historias, pero, bueno, leí en la Revista Semana un informe que decía que lo que se pretendía por parte de ustedes era hacerle un debate político público al presidente de la República  y por eso no concurrió al sitio en que ustedes lo estaban esperando en donde había espacio para 200 delegados de ustedes. Que ustedes querían llevarlo a la plaza pública para hacer ese debate. ¿Esa era realmente la intención de ustedes?

En Colombia siempre, pero especialmente en las últimas décadas cualquier invento de la palabra es productivo, tiene unos resultados.

Aquí cualquier candidato, cualquier funcionario público dice una mentira y no le es vergonzoso retractarse por ello, simplemente es así y eso no tiene ningún tipo de dificultad.

Nosotros en los pueblos indígenas tenemos una palabra, creemos en ella. Estamos convencidos que el fiscal logró un propósito: desmontar el diálogo para la solución de cosas viables para una paz completa.

Ustedes dicen que no le creen al fiscal, pero le creen al gobierno o no le creen? porque cómo se puede llegar a una discusión en donde ustedes honran la palabra y dicen yo a mi interlocutor no le creo absolutamente nada? A quienes han ido a reunirse con ustedes, les creen o tampoco?

Son 1.400 acuerdos incumplidos. Fueron firmados por el ministro de agricultura, el ministro del interior, por todos los ministros, es una base científica para no creer.

Tengo entendido que uno de los puntos que querían hablar con el presidente Duque allá en el Cauca  era sobre una paz completa; ¿qué es eso de una paz completa? Qué era lo que querían hablar con el presidente Duque sobre los acuerdos de paz  y el cumplimiento de los mismos?

Nosotros como naciones o pueblos indígenas creemos en la Constitución colombiana. Hay cosas que no nos gustan pero creemos en ella porque es viable vivir en paz.

Hay un acto legislativo en Colombia que es el mandato de la convivencia pacífica y esos actos legislativos son los acuerdos de paz  a los que el gobierno colombiano llegó con las FARC; ¿ Por qué no los cumple? uno.

Dos, todos los colombianos queremos la paz. Siéntese a hablar con el  ELN, esa es la paz. 

Pero también decimos para la paz de los negros, a los campesinos que le dan alimentos a todas las ciudades colombianas, por qué no hacemos un plan nacional de desarrollo  cumplible.

El primer plan de desarrollo del que nosotros participamos en la consulta previa, con Santos se cumplió en el 7% y en el segundo, que estaba feneciendo hace poco, apenas se cumplió en el 3%.

Déjeme le pregunto entonces sobre las intenciones de negociar con el ELN a que usted se refiere, por qué eso hacía parte de los puntos que quería discutir la minga indígena con el presidente Duque? Por qué hacer el paro nacional?

Los campesinos, los negros, los indígenas somos los que estamos en los territorios y asumimos las consecuencias del latifundismo, de la agroindustria, de la minería y del extractivismo y nosotros queremos que haya paz completa para que eso se detenga, para que todos los colombianos resolvamos eso.

No es posible seguir así. Hay una cosa concreta: las Farc comenzaron a pelear hace cincuenta años contra los dueños de cinco millones de hectáreas y el gobierno que apoyaba a los latifundistas.

Ahora las FARC firmaron la paz y hay 1.246 personas que tienen 45 millones de hectáreas de tierra, o sea que las FARC  en 50 años perdieron su lucha: inició por cinco millones de hectáreas y perdió 40 millones más de hectáreas de tierra.

¿De quienes son esas tierras? ¿De campesinos, negros, indígenas? Por eso las paz inside en nosotros.

La seguridad alimentaria de Bogotá, Bucaramanga, Cali…dónde está? pues en los territorios campesinos, en los territorios de negros y por eso para nosotros es un deber moral, es un deber político de nosotros contribuir a la paz diciendo al presidente hablemos de la paz.

Hay denuncias que señalan que comunidades indigenas han instalado peajes para que los colombianos puedan transitar de un lugar a otro en territorios o resguardos indigenas , es decir se han denunciado abusos por parte de las comunidades indigenas.

Nosotros no cometemos abusos. Nosotros simplemente le estamos diciendo al gobierno colombiano que gobierne en los territorios.

No hay gobernabilidad en el Catatumbo, no hay gobernabilidad en los territorios nacionales, no hay gobernabilidad en la Guajira, no hay gobernabilidad en la frontera con Panamá, no hay gobernabilidad en la frontera con Ecuador y con Perú, pero no ha sido posible que el gobierno lleve atención a los niños que están confinados por el paramilitarismo en el Chocó.

Y eso qué tiene que ver con la pregunta sobre las denuncias sobre los abusos para poder transitar del departamento del Meta al departamento del Vichada?

Hay que sentarse con el gobernador y con nosotros para mirar cómo se resuelven esas cosas. Ese es el diálogo que trasciende, el diálogo que construye, el diálogo que armoniza la paz.

La minga es eso, la minga es el diálogo dialéctico de las cosas, para analizar los pactos de convivencia , el pacto social de dos culturas diferentes, de dos gobernabilidades diferentes para construir armónicamente y en equilibrio la paz y eso es sencillamente la minga.

La minga no es obstruir carretera, la minga es dialogar, buscar, pero hay unos mecanismos que le estamos diciendo al gobierno que no escucha, que no es coherente con su palabra, que no es coherente con las normas.

Hicimos esta cosa para poder hablar. estoy seguro que si el Presidente de la República se sienta tres horas a dialogar, resolvemos muchas cosas para la paz.

Entonces, a todas estas, ahora qué va a pasar, como lo dicen los titulares de la prensa sobre el desplante de los indígenas al presidente Iván Duque porque parece que no va a haber diálogo, él no va a volver, no va a someterse a extorsiones. No hubo diálogo, se quedó la silla vacía, el presidente se quedó esperando. Cuál es el paso a seguir? Seguirá la minga indefinidamente?

Los amantes de la paz, los negros, los campesinos, los indígenas que vivimos la guerra en nuestros territorios, hemos sido “desplantados” por el presidente Duque.

“Desplantados” porque no asistió a lo que ya el gobierno había pactado  tres o cuatro días antes. La ministra del interior concertó la agenda, el lugar y la manera como se iba a hacer la minga.

Y el presidente incumple por cuenta del anuncio del Fiscal General porque obviamente teme por su seguridad y él argumenta que lo dejaron plantado porque no fueron a hablar con él en donde él tenía las condiciones de seguridad. ¿Y ustedes seguirán en la minga por cuánto tiempo más?

El desplantado de la paz y del diálogo fue el presidente, los desplantados que fuimos nosotros insistimos en que es viable el diálogo.

Pero cómo si estamos ante dos partes que no ceden?

Todas las casas se tienen que arreglar. Cuando hay conflictos en la casa el diálogo es el que resuelve el conflicto y nosotros seguimos insistiendo en que el presidente puede bajarse de muchas prevenciones causadas por el Fiscal General para solucionar la paz y la vida de los colombianos.

Pero cómo hacemos?

Reconstruyamos el diálogo, así como se reconstruyó con la ministra del interior y con todos los ministros. Hubo una agenda, un espacio, se organizó todo y no hubo dificultad.

Pero el diálogo significa qué. Prácticamente es qué?

Reconstruir el dialogo es cuando el fiscal general hable las cosas claras. Le diga al país por qué hizo eso.

El todavía no le ha dicho al país que encontró. Eso es una especulación. Él arregla eso y la tensión del presidente se baja porque nosotros garantizamos la vida de él.

No se cuáles serán los intereses del fiscal, pero él cuando quiere hacer las cosas rápido, se demora 24 horas y cuando las quiere hacer lentas las deja archivadas porque ese es su comportamiento natural.

Y a usted no le parece contradictorio que para llegar al diálogo ustedes recurran a la vías de hecho, a la violencia, al bloqueo?

El 9 de agosto, que es el día internacional de los derechos de los indígenas, nos sentamos con el Presidente de la República y él brindo todas sus condiciones para el diálogo y desde ese entonces hemos tratado de hablar con él y ante la ausencia de esa voluntad política del diálogo, nos fuimos a la minga en toda Colombia y, a pesar de eso, en medio de la minga insistimos e insistimos en el diálogo.

Hace unos días hicimos un acuerdo político con el gobierno para abrir la vía y el gobierno se comprometió a cumplir su palabra, pero no la cumplió ante un pedimento político creado por el fiscal a quien yo no le creo.

El es quien tiene que retractarse, corregir. Independientemente de que el fiscal se retracte o no, el presidente debe mostrar sus voluntad y nosotros mostramos nuestra voluntad.

Los ministros del presidente dialogaron con la minga acordaron una agenda para el debate y él estuvo de acuerdo.



— 


Don Armando, estuvo la Ministra del Interior en el departamento del Cauca. Estuvieron representantes de Naciones Unidas. En algún momento el gobierno o los representantes de Naciones Unidas expresaron preocupación por su seguridad durante las reuniones con los representantes de la Minga?

Ellos nunca han tenido ese temor. Aquí debe haber algo más de fondo y es ¿quién está detrás del Fiscal para que los colombianos no

escuchen los debates a la protección de la vida y la vida  en los territorios? 

Ese es el debate central de los colombianos. Que el país conozca por qué no hay recursos suficientes para la aplicación y desarrollo del Plan Nacional de Desarrollo. Sobre esas políticas es que queremos hablar.

Cuando usted insinúa que hay que saber quién está detrás del Fiscal General de la Nación, que no quiere que se haga este debate, que no quiere que se haga esta audiencia pública para que podamos discutir con el primer mandatario sobre los puntos que estamos planteando, ¿A quién se refiere? porque si usted insinúa es porque usted piensa o tiene una hipótesis de quién o quiénes están detrás del Fiscal, según sus palabras…

Claro, es que nunca vamos a encontrar los colombianos el por qué el Fiscal siempre es mediatico, siempre está detrás de algo para incidir y distraer las cosas grandes que tiene pendientes Colombia, por ejemplo: el Fiscal qué hace para la corrupción; qué hace para detener los $50 billones anuales que se lleva la corrupción; por qué no quiere que hablemos de eso con el presidente? Por qué está siempre obstaculizando para resolver los problemas de corrupción? Por qué siempre que se va a hablar de algo concreto que es la JEP, siempre mete la pata, hace alguna cosa mediatice e interrumpe el diálogo, interrumpe la decisiones políticas  de fondo para que haya paz para Colombia?

Siempre está interrumpiendo.

Pero don Armando, ¿cuando usted dice que el fiscal está interrumpiendo las cosas y no se preocupa por la corrupción, usted está diciendo que este tema del posible atentado contra el presidente Duque, está diciendo que es un montaje de la Fiscalía?

Mire, hace unas semanas agarraron a unos señores por Valledupar, vendedores de armas y dijeron un atentado de Maduro hacia el presidente, y qué pasó? Nada.

Y así son varias cosas. Siempre son mediaticas o la vicepresidenta también se disculpa después de decir las cosas.

En ese orden de ideas, también deberíamos haber esperado a que el presidente sufriera un atentado  para comprobar que era cierto el anuncio del Fiscal?

La Fiscalía es un entidad estructurada bajo políticas de Estado y este fiscal no aplica las políticas de Estado, no aplica sus funciones y su deber moral y político, por eso los colombianos dudamos de la palabra de él y los pueblos indígenas somos virtuosos del uso de la palabra.

Don Armando, pero usted se imagina lo que hubiera pasado si algo le ocurre al presidente Duque? Es decir que con esa alerta desde la Fiscalía General de la Nación que es una institución que queramos o no, si no les creemos a las instituciones terminaríamos en una anarquía  absoluta en Colombia  y es que si algo le termina pasando al presidente Duque; ¿usted se imagina en lo que terminaríamos?

La anarquía es parte del comportamiento de los gobiernos de Colombia desde hace 209 años.

Siempre ha sido la anarquía pura y absoluta y estos actos mediáticos son responsabilidad del fiscal. El es el responsable de esas cosas. El es el que nos coloca a nosotros en duda permanente. Aquí los pueblos indígenas, la Guardia Indígena, es la única que confronta a los actores armados de derecha, de izquierda, e incluso a las instituciones del Estado, ya sea el Ejército o la Policía  en nuestros territorios y es la única que está garantizando la vida de las personas y la vida en los territorios indígenas. Esa es la verdad.

Qué era, don Armando, lo que se iba a discutir ahí, en esa silla vacía que tenía el letrero con marcador rojo: “Presidente Iván Duque”? Cuáles son esos principales puntos que usted dice aquí, que, según sus palabras, un debate que no se pudo dar por cuenta de que el Fiscal General, Néstor Humberto Martínez, no quería que se diera?

Las políticas de Estado deben desarrollarse. Las políticas de Estado ahora es la inacción del Estado frente a la muerte de más de 4.740 niños. 

La política de Estado es garantizar la vida a los pueblos indígenas del Chocó en la frontera con Panamá que están confinados y se están muriendo y allá no hace presencia el Estado.

La política de Estado es la garantía de la vida de los campesinos e indígenas en el Catatumbo, en la frontera con Venezuela .

La política de Estado es la garantía de tierras para los pueblos indígenas.

No es posible que para que haya un reguardo indígena tengan que sentarse primero los gremios económicos, los gremios sociales, el ministro de agricultura, una cantidad de personas…pero cuando una persona particular va a comprar un lote, simplemente se va a un notario. Para nosotros los pueblos indígenas, para comprar un lote, para constituirlo en un predio, debe estar antes el ministro de agricultura, el ministro del interior, negros, campesinos, ganaderos, latifundistas y todos. Y eso cuanto demora?

Por qué nosotros estamos excluidos de la política de Estado para tener vida y cuidado del territorio. Eso es lo que queremos hablar con el Estado.

Eso que usted dice, haciendo la comparación  con el privado, es que esos territorios  de los resguardos indígenas, y corríjame si estoy equivocada, esos son territorios que van a ser adjudicados a ustedes por parte del Estado colombiano. Es decir, no es que las comunidades indigenas los vayan a adquirir en un intercambio comercial, sino que son tierras que el Estado colombiano les va a adjudicar y por eso se necesita la participación de diferentes  actores a la hora de definir si ese territorio en particular es el que se les va a adjudicar…

Exacto. Eso es absurdo porque son nuestros derechos. Son solicitudes que hace 15, 20, 30  años, dos años o cinco años todavía no se nos permiten.

Esa es la pelea.

Por eso decimos: 27 días de paro, movilizaciones en Huila, Valle, Nariño, Tolima, Guajira, Córdoba, Arauca etc. por qué tenemos qué hacer eso?

Por qué el gobierno es capaz de sacrificar el 0.5%del Producto Interno Bruto (PIB) en vez de sentarse tres horas a resolver y dialogar sobre las políticas de gobierno, a resolver las políticas de Estado y a corregir los errores que el actual presidente está cometiendo.

Yo no quiero hacer de vocera de nadie y mucho menos del gobierno, pero lo que he entendido es que ellos no pueden ceder frente a una extorsión, porque sienten que los están presionando porque les dicen “si usted no se viene a sentar aquí con nosotros, les cerramos la vía Panamericana y le sacrifico el 0.5% del PIB.

Los únicos extorsionados en Colombia son los  campesinos, los indígenas, los negros, los obreros y los pensionados.

Si nosotros nos movemos…por ejemplo ahí están aislados en el Chocó los pueblos indígenas. Eso qué es?

Quédese quieto para que el narcotráfico siga.

Los indígenas, los campesinos y los negros fuimos despojados de seis millones de hectáreas y así nos tienen. Sometidos, desestructurados culturalmente. Eso es más allá de la extorsión, eso es apartheid, segregación, eso es señalamiento. Se nos da trato como si fuéramos militares. Es el ejército el que nos trata. Eso es más allá que la extorsión.

Nosotros no estamos extorsionando al Presidente de la República, simplemente le estamos invitando a dialogar para que en el ejercicio moderno que proponen los pueblos indígenas ante las cosas retrogradas de esta República, hablemos, dialoguemos para que en el ejercicio del diálogo hallemos salidas a la paz de Colombia.

También en esta mesa de trabajo, me parece conveniente aclarar una cosa: usted es el vocero de La Minga. Esta minga nacional está conformada por todos los pueblos indígenas o solo aquellos que pertenecen y están agrupados en la UNIC que son el 80% de los pueblos indígenas del país. ¿La Minga es Nacional? Representa a todos los pueblos indígenas y participan de la minga o qué porcentaje?

Más del 80% de los pueblos indígenas, milenarios y ancestrales están en la minga.

Hay algunos pueblos que por su condición o tamaño, son de 30 personas, están confinadas por la violencia militar que hay en Colombia. Otros están aislados voluntariamente. Otros están completamente des-estrucrados completamente por temas de extractivismo minero, por la explotación de hidrocarburos, por el latifundio o  por los procesos agroindustriales, los hay que son pueblos nómadas y otros semi-nómadas.

Los que podemos en el Cauca, en la Guajira o en el Huila, damos la pelea por todos los pueblos.

Desde Medellín, viene la siguiente pregunta de la corresponsal de Blu Radio: Cuáles son los mecanismos que tienen ustedes dentro de la minga para detectar infiltraciones para que sus protestas sean realmente de los indígenas, sin la intervención de afuera;¿Es eso posible?

Los pueblos milenarios y ancestrales tenemos un orden de las cosas en nuestro actuar moral, ético, estético y espiritual. Nuestras acciones de control son sociales, son espirituales y las accionamos directa y cotidianamente con toda nuestra gente. Son casi imposible las infiltraciones.

Las infiltraciones siempre han sido un señalamiento o una estigmatización de las instituciones del Estado.

Usted puede asegurar que la minga no se puede infiltrar por grupos armados ilegales?

No, la dirección de la UNIC, la dirección de las organizaciones regionales es de indígenas. Nosotros no tenemos nexos con el Ejército, no tenemos nexos con la Policía, no tenemos nexos con los paramilitares, no tenemos nexos con las organizaciones de izquierda. Somos nosotros los que tenemos una moral, una estructura ideológica, política y filosófica a la izquierda o a la derecha e incluso no compartimos muchas cosas de la estructura liberal de este Estado que tiene por esencia la corrupción. 

Somos distintos, muy diferentes.

A mi me encanta ese nivel de la conversación -dice uno de los miembros de la mesa de Blu Radio- porque los pueblos indígenas que yo conozco desde hace tiempo, aprecian mucho la filosofía y quiero filosofar de la mano suya: suponga que en sus manos está reivindicar verdaderamente las  demandas históricas de estas culturas ancestrales, el agua, el respeto a la Pacha Mama, las tierras, y si Colombia les diera a ustedes la oportunidad de separarse del país y crear una República independiente, lo harían?

Eso no está en el orden de las cosas. Nosotros no somos separatistas. Nosotros lo único que queremos  es que de verdad haya una República de Colombia con una ética, una estética, una moral, para que las nuevas generaciones de los colombianos no sufran más estos 209 años de corrupción y de errores en el ordenamiento territorial que son desastrosos.

Cómo es posible sacrificar el agua, cómo es posible sacrificar pueblos nómadas como lo está haciendo el Estado Colombiano con el pueblo Nukak. Eso no es viable.

El mundo ya está viendo el oxigeno, los arboles, la protección de las aguas y en Colombia no. Eso es lo que queremos para todos los colombianos y recuperar lo nuestro.

Desde Barranquilla pregunta otro periodista: No creo que el Fiscal General de la Nación se haya inventado unas historias que tienen que ver en este caso con un presunto atentado contra el Presidente de la República y entiendo que él aportó unas pruebas con unas conversaciones en las cuales hay indicios que efectivamente muestran que existiría la posibilidad de atentar contra el presidente, de tal manera que sería bueno aclarar que no es posible que el fiscal se invente esas historias, pero, bueno, leí en la Revista Semana un informe que decía que lo que se pretendía por parte de ustedes era hacerle un debate político público al presidente de la República  y por eso no concurrió al sitio en que ustedes lo estaban esperando en donde había espacio para 200 delegados de ustedes. Que ustedes querían llevarlo a la plaza pública para hacer ese debate. ¿Esa era realmente la intención de ustedes?

En Colombia siempre, pero especialmente en las últimas décadas cualquier invento de la palabra es productivo, tiene unos resultados.

Aquí cualquier candidato, cualquier funcionario público dice una mentira y no le es vergonzoso retractarse por ello, simplemente des así y eso no tiene ningún tipo de dificultad.

Nosotros en los pueblos indígenas tenemos una palabra creemos en ella. Estamos convencidos que el fiscal logró un propósito: desmontar el diálogo para la solución de cosas viables para una paz completa.

Ustedes dicen que no le creen al fiscal, pero le creen al gobierno o no le creen? porque cómo se puede llegar a una discusión en donde ustedes honran la palabra y dicen yo a mi interlocutor no le creo absolutamente nada? A quienes han ido a reunirse con ustedes, les creen o tampoco?

Son 1.400 acuerdos incumplidos. Fueron firmados por el ministro de agricultura, el ministro del interior, por todos los ministros, eso es una base científica para no creer.

Tengo entendido que uno de los puntos que querían hablar con el presidente Duque allá en el Cauca  era sobre una paz completa; ¿qué es eso de una paz completa? Qué era lo que querían hablar con el presidente Duque sobre los acuerdos de paz  y el cumplimiento de los mismos?

Nosotros como naciones o pueblos indígenas creemos en la Constitución colombiana. Hay cosas que no nos gustan pero creemos en ella porque es viable vivir en paz.

Hay un acto legislativo en Colombia que es el mandato de la convivencia pacífica y esos actos legislativos son los acuerdos de paz  a los que el gobierno colombiano llegó con las FARC; ¿ Por qué no lo cumple? uno.

Dos, todos los colombianos queremos la paz. Siéntese a hablar con el  ELN, esa es la paz. 

Pero también decimos para la paz de que los negros, que los campesinos que le dan alimentos a todas las ciudades colombianas, por qué no hacemos un plan nacional de desarrollo  cumplible.

El primer plan de desarrollo del que nosotros participamos en la consulta previa, con Santos se cumplió en el 7% y en el segundo, que estaba feneciendo hace poco, apenas se cumplió en el 3%.

Déjeme le pregunto entonces sobre las intenciones de negociar con el ELN a que usted se refiere, por qué eso hacía parte de los puntos que quería discutir la minga indígena con el presidente Duque? Por qué hacer el paro nacional?

Los campesinos, los negros, los indígenas somos los que estamos en los territorios y asumimos las consecuencias del latifundismo, de la agroindustria, de la minería y del extractivismo y nosotros queremos que haya paz completa para que eso se detenga, para que todos los colombianos resolvamos eso.

No es posible seguir así. Hay una cosa concreta: las Farc comenzaron a pelear hace cincuenta años contra los dueños de cinco millones de hectáreas y el gobierno que apoyaba a los latifundistas.

Ahora las FARC firmaron la paz y hay 1.246 personas que tienen 45 millones de hectáreas de tierra, o sea que las FARC  en 50 años perdió su lucha: inició por cinco millones de hectáreas y perdió 40 millones más de hectáreas de tierra.

¿De quienes son esas tierras? ¿De campesinos, negros, indígenas? Por eso las paz inside en nosotros.

La seguridad alimentaria de Bogotá, Bucaramanga, Cali…dónde está? pues en los territorios campesinos, en los territorios de negros y por eso para nosotros es un deber moral, es un deber político de nosotros contribuir a la paz diciendo al presidente hablemos de la paz.

Hay denuncias que señalan que comunidades indigenas han instalado peajes para que los colombianos puedan transitar de un lugar a otro en territorios o resguardos indigenas , es decir se han denunciado abusos por parte de las comunidades indigenas.

Nosotros no cometemos abusos. Nosotros simplemente le estamosdiciendo al gobierno colombiano gobierne en los territorios.

No hay gobernabilidad en el Catatumbo, no hay gobernabilidad en los territorios nacionales, no hay gobernabilidad en la Guajira, no hay gobernabilidad en la frontera con Panamá, no hay gobernabilidad en la frontera con Ecuador y con Perú, pero no ha sido posible que el gobierno lleve atención a los niños que están confinados por el paramilitarismo en el Chocó.

Y eso qué tiene que ver con la pregunta sobre las denuncias sobre los abusos para poder transitar del departamento del Meta al departamento del Vichada?

Hay que sentarse con el gobernador y con nosotros para mirar cómo se resuelven esas cosas. Ese es el diálogo que trasciende, el diálogo que construye, el diálogo que armoniza la paz.

La minga es eso, la minga es el diálogo dialéctico de las cosas, para analizar los pactos de convivencia , el pacto social de dos culturas diferentes, de dos gobernabilidades diferentes para construir armónicamente y en equilibrio la paz y eso es sencillamente la minga.

La minga no es obstruir carretera, la minga es dialogar, buscar, pero hay unos mecanismos que le estamos diciendo al gobierno que no escucha, que no es coherente con su palabra, que no es coherente con las normas.

Hicimos esta cosa para poder hablar. estoy seguro que si el Presidente de la República se sienta tres horas a dialogar, resolvemos muchas cosas para la paz.

Entonces, a todas estas, ahora qué va a pasar, como lo dicen los titulares de la prensa sobre el desplante de los indígenas al presidente Iván Duque porque parece que no va a haber diálogo, él no va a volver, no va a someterse a extorsiones. No hubo diálogo, se quedó la silla vacía, el presidente se quedó esperando. Cuál es el paso a seguir? Seguirá la minga indefinidamente?

Los amantes de la paz, los negros, los campesinos, los indígenas que vivimos la guerra en nuestros territorios, hemos sido “desplantados” por el presidente Duque.

“Desplantados” porque no asistió a lo que ya el gobierno había pactado  tres o cuatro días antes. La ministra del interior concertó la agenda, el lugar y la manera como se iba a hacer la minga.

Y el presidente incumple por cuenta del anuncio del Fiscal General porque obviamente teme por su seguridad y él argumenta que lo dejaron plantado porque no fueron a hablar con él en donde él tenía las condiciones de seguridad. ¿Y ustedes seguirán en la minga por cuánto tiempo más?

El desplantado de la paz y del diálogo fue el presidente, los desplantados que fuimos nosotros insistimos en que es viable el diálogo.

Pero cómo si estamos ante dos partes que no ceden?

Todas las casas se tienen que arreglar. Cuando hay conflictos en la casa el diálogo es el que resuelve el conflicto y nosotros seguimos insistiendo en que el presidente puede bajarse de muchas prevenciones causadas por el Fiscal General para solucionar la paz y la vida de los colombianos.

Pero cómo hacemos?

Reconstruyamos el diálogo, así como se reconstruyó con la ministra del interior y con todos los ministros. Hubo una agenda, un espacio, se organizó todo y no hubo dificultad.

Pero el diálogo significa qué. Prácticamente es qué?

Reconstruir el dialogo es cuando el fiscal general hable las cosas claras. Le diga al país por qué hizo eso.

El todavía no le ha dicho al país que encontró. Eso es una especulación. Él arregla eso y la tensión del presidente se baja porque nosotros garantizamos la vida de él.

No se cuáles serán los intereses del fiscal, pero él cuando quiere hacer las cosas rápido, se demora 24 horas y cuando las quiere hacer lentas las deja archivadas porque ese es su comportamiento natural.

Y a usted no le parece contradictorio que para llegar al diálogo ustedes recurran a la vías de hecho, a la violencia, al bloqueo?

El 9 de agosto, que es el día internacional de los derechos de los indígenas, nos sentamos con el Presidente de la República y él brindo todas sus condiciones para el diálogo y desde ese entonces hemos tratado de hablar con él y ante la ausencia de esa voluntad política del diálogo, nos fuimos a la minga en toda Colombia y, a pesar de eso, en medio de la minga insistimos e insistimos en el diálogo.

Hace unos días hicimos un acuerdo político con el gobierno para abrir la vía y el gobierno se comprometió a cumplir su palabra, pero no la cumplió ante un pedimento político creado por el fiscal a quien yo no le creo.

El es quien tiene que retractarse, corregir. Independientemente de que el fiscal se retracte o no, l presidente debe mostrar sus voluntad y nosotros mostramos nuestra voluntad.

Los ministros del presidente dialogaron con la minga, acordaron una agenda para el debate y él estuvo de acuerdo.

13


Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*