El centro de la esperanza

Salomón Kalmanovitz

Mis simpatías están con la Coalición Centro Esperanza, agrupación política que cuenta con distintas tendencias unidas por su liberalismo y sus propuestas progresivas en materia social y económica. Se destaca Alejandro Gaviria, quien fuera ministro de Salud de Juan Manuel Santos durante seis años y pudo ejecutar una política coherente que en algo mejoró el deficiente sistema de salud colombiano. Destaco también a Diana Rodríguez, pupila de Juanita Goebertus, distinguida como la mejor congresista del país por tres años sucesivos. Diana cuenta con una hoja de vida de servicio a la comunidad y tiene una preparación académica de excelencia. Ella aspira a una curul en la Cámara de Representantes.

Gaviria propone ponerle atención al problema de la salud mental: “Aprendamos a reconocer sin miedo las emociones de tristeza, vacío, irritabilidad y frustración. La salud mental no es un tema de locos”. Su otro gran tema es la corrupción, que demanda introducir transparencia en la contratación pública. “Actualmente el 40 % de las personas son vinculadas al servicio público mediante contratos de prestación de servicios, con lo cual la contratación se hace de manera directa. Debemos reducir por lo menos a la mitad esta cifra si queremos garantizar una selección más objetiva y basada en méritos”. Gaviria pretende elevar el nivel de debate público por medio de argumentos, sin insultos ni adjetivos. Para él, “los discursos fundacionales, que niegan cualquier progreso, llevan con frecuencia al fracaso. El adanismo (la idea de que el mundo comienza con cada nuevo gobierno, cada cuatro años) es una negación de la razón”. Como se ve, Gaviria cree que el cambio es posible, pero requiere de gradualidad y paciencia. Por último, destaca: “La crisis ambiental global, con sus repercusiones locales, es nuestro principal desafío a mediano plazo”.

El programa de Diana Rodríguez contempla tres ejes: 1) Igualdad para las mujeres, 2) mejorar las condiciones de seguridad y de justicia, 3) buscar la paz en los territorios. La búsqueda de la igualdad de género demanda contratar a mujeres jóvenes, cuya tasa de desempleo duplica la de los hombres; crear un sistema nacional de cuidado que libere tiempo a las mujeres para dedicarlo a formación, empleo y descanso; hacer control político de las violencias contra las mujeres y propiciar la participación, salud sexual y reproductiva de la población femenina del país. Se debe también garantizar la seguridad de la protesta social, que ha sido tan vulnerada por la administración Duque. Frente a la seguridad, Rodríguez cree necesario reformar la Policía para que actúe de manera ponderada y eficiente, y desarrollar una política criminal contra delitos de alto impacto; también propone reformar el estatuto de los jueces de paz, extendiendo sus actividades por todo el territorio; se requiere además hacerle seguimiento al Acuerdo de Paz para que efectivamente se cumpla. Para ella es necesario retomar la reforma rural integral y propiciar la participación política de los campesinos; por último, se requiere fortalecer la capacidad de estructurar proyectos en la mayor parte de los municipios del país para que puedan desarrollarlos efectivamente.

Gaviria y Rodríguez son proponentes del cambio social que es posible mediante esfuerzos continuos, algunos marginales, pero otros resultan siendo radicales frente a las palpables deficiencias y al enorme malestar que expresan los jóvenes.

Sobre Revista Corrientes 6220 artículos
Directores Orlando Cadavid Correa (Q.E.P.D.) y William Giraldo Ceballos. Exprese sus opiniones o comentarios a través del correo: williamgiraldo@revistacorrientes.com