Dijo el Papa Francisco: “La violencia mata el futuro”

Foto Vatican Media

“La violencia mata el futuro, destrozando la vida de los jóvenes y debilitando las esperanzas de paz”, dijo el Papa Francisco luego del rezo del Ángelus, ante unas dos mil personas que le acompañaron en la Plaza de San Pedro en Roma y ante millares que le escucharon y vieron a través de distintos medios de comunicación.

El Pontífice lamentó los hechos ocurridos en los últimos meses en Medio Oriente. “Sigo con preocupación el aumento de la violencia y los enfrentamientos que tienen lugar entre el Estado de Palestina e Israel desde hace meses. El miércoles pasado, dos viles atentados en Jerusalén hirieron a muchas personas y mataron a un niño israelí; y el mismo día, durante los enfrentamientos armados en Nablus, murió un niño palestino. La violencia mata el futuro, destrozando la vida de los jóvenes y debilitando las esperanzas de paz. Rezamos por estos jóvenes fallecidos y por sus familias, especialmente por sus madres. Espero que las autoridades israelíes y palestinas se preocupen más por buscar el diálogo, por construir la confianza mutua, sin la cual nunca habrá una solución de paz en Tierra Santa”, manifestó.

De igual forma, expresó su pesar por los acontecimientos naturales en distintas partes del mundo en especial con la población de la isla de Ischia, afectada por las inundaciones. “Rezo por las víctimas, por los que sufren y por todos los que han acudido al rescate”, agregó.

Recordó a Burkhard Scheffler, que murió hace tres días aquí, bajo la columnata de la plaza de San Pedro: “murió de frío”, aclaró.

“Saludo con afecto a todos ustedes, procedentes de Italia y de varios países, especialmente a los peregrinos de Varsovia y Granada, a los representantes de la comunidad rumana y a los de la comunidad de Timor Oriental presentes en Roma, así como a los ecuatorianos que celebran la fiesta de Nuestra Señora de El Quinche. Saludo a los voluntarios de la Cruz Roja de Acerenza, al Ente Nazionale Pro Loco d’Italia, a los fieles de Turín, Pinerolo, Palermo, Grottammare y Campobasso. Dirijo un agradecimiento especial a los panaderos italianos, con el deseo de superar las dificultades actuales”, dijo el Papa en este primer domingo de adviento.

Envió su mensaje a los participantes en la Marcha que tuvo lugar este domingo para denunciar la violencia sexual contra las mujeres, “desgraciadamente una realidad generalizada y extendida por todas partes y que además se utiliza como arma de guerra”.

“No nos cansemos de decir no a la guerra, no a la violencia, sí al diálogo, sí a la paz; en particular por el pueblo ucraniano martirizado. Ayer recordamos la tragedia del Holodomor”. (GRS-Prensa).

Sobre Revista Corrientes 6822 artículos
Directores Orlando Cadavid Correa (Q.E.P.D.) y William Giraldo Ceballos. Exprese sus opiniones o comentarios a través del correo: [email protected]