Dicen las paredes

Eduardo Galeano Foto Infobae

Por Eduardo Galeano. (1989)

En Buenos Aires, en el puente de La Boca:

Todos prometes y nadie cumple. Vote por nadie.

En Caracas, en tiempos de crisis, a la entrada de uno de los barrios más pobres:

Bienvenida, clase media.

En Bogotá, a la vuelta de la Universidad Nacional:

Dios vive

Y debajo con otra letra:

De puro milagro

Y también en Bogotá

¡Proletarios de todos los países, uníos!

Y debajo, con otra letra:

(Último aviso)

La vida profesional/1

A fines de 1987, Héctor Abad Gómez denunció que la vida de un hombre no vale más que ocho dólares.

Cuando su artículo se publicó, en un diario de Medellín, ya él había sido asesinado. Héctor Abad Gómez era el presidente de la Comisión de Derechos Humanos.

En Colombia es raro morir de enfermedad.

–¿Cómo quiere el cadáver, su merced?

El matador recibe la mitad de la cuenta. Carga la pistola y se persigna. Pide a Dios que le ayude en su trabajo.

Después, si no le falla la puntería, cobra la otra mitad. Y en la iglesia, de rodillas, agradece el favor divino.

Sobre Revista Corrientes 6218 artículos
Directores Orlando Cadavid Correa (Q.E.P.D.) y William Giraldo Ceballos. Exprese sus opiniones o comentarios a través del correo: williamgiraldo@revistacorrientes.com