Covid-19 por si las dudas

Getty Images

Por William Giraldo Ceballos

Están apareciendo personas infectadas con el coronavirus en sitios y regiones aisladas, lejos de China y lejos de cualquier actividad que pudiera señalarse como transmisora de la pandemia.

¿Cómo se propaga el virus que apaga la vida y la economía en el mundo?

Dicen las autoridades que lo trajeron a Colombia turistas extranjeros y también turistas colombianos que estuvieron en la China y en Europa y que regresaron al país por los aeropuertos El-dorado de Bogotá y posiblemente de Cali y de Medellín y que luego lo transmitieron a sus familias y a sus amigos más cercanos.

Pero, ¿Y las demás personas que estuvieron cerca de los «portadores»?

Deberían ser muchos más, es decir, una contaminación masiva de los pilotos, las azafatas, los funcionarios de Inmigración, los vigilantes privados, los policías, los taxistas que los transportaron a sus casas.

Miles de muertos en centros urbanos muy poblados de China, España, Italia, Estados Unidos, Ecuador, Brasil y Colombia, entre otros.

Guayaquil, el puerto ecuatoriano sobre el Pacífico, es la ciudad más afectada en América Latina, pero no pasó lo mismo en Buenaventura el pero colombiano que más buques internacionales y chinos recibe con las mercancías importadas.

Los informes periodísticos dicen que las víctimas del coronavirus o Covid-19, tenían enfermedades o «pre-existencias» de morbilidad como la diabetes, hipotiroidismo, cirrosis, tabaquismo, antecedentes coronarios, neumonía, etc. pero en su mayoría no eran viajeros internacionales ni se habían acercado a un hospital o a un aeropuerto.

En Bogotá y Medellín se han infectado los informales de las plazas de mercado o centrales de abastecimiento, en Cartagena y en Cali taxistas y todo tipo de ciudadanos que no viajaron ni tuvieron contacto con turistas, pero que han visto como todas las actividades que desarrollaban normalmente hasta hace dos meses ya no funcionan ni les permiten a la mayoría de la gente llevar el pan a la mesa de sus hogares.

Todo el mundo en cuarentena. Nadie se arrima a los amigos ni a los desconocidos a menos de dos metros porque las autoridades sanitarias del mundo han dicho eso como una instrucción era evitar el contagio.

¿Qué le pasó entonces al primer indígena fallecido en Colombia por culpa del coronavirus? ¿estuvo cerca a un turista italiano o español? ¿Cómo están llegando las cepas del Covid-19 a un hospital y a una población tan aislada del desarrollo como Quibdó, en el departamento del Chocó?

Las preguntas parecen elementales y hasta infantiles porque las respuestas también pudieran serlo: porque esas personas se contagiaron de otras que lo portaban.

Pero cómo, si todo el mundo está «socialmente aislado» y cumpliendo todas las recomendaciones de las autoridades sanitarias y hasta los médicos se están muriendo.

¿Por qué ahora si hay plata para la salud y para la solidaridad humana aunque la economía esté apagada?

Sobre Revista Corrientes 3807 Artículos
Directores Orlando Cadavid Correa y William Giraldo Ceballos. Exprese sus opiniones o comentarios a través del correo rcorrientes@revistacorrientes.com

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*