Colombia pierde contra Argentina y compromete el cupo a los Olímpicos

Colombia vs. Argentina. Foto: EFE

Por José Orlando Ascencio

Tal como sucedió en la primera fecha, en Pereira, Arturo Reyes terminó sentado en el banco, sin reacción, mientras su asistente gritaba en la zona técnica y el equipo hacía lo que podía. Se repitió el resultado de ese partido, derrota 2-1. Solo que ahora Argentina ya está en Tokio 2020 y Colombia tendrá que jugársela en la última fecha, contra Uruguay, y esperar el resultado del duelo entre argentinos y brasileños. 

Un pésimo arranque del segundo tiempo echó por tierra un planteamiento que parecía prometedor. El técnico Arturo Reyes movió una sola pieza en cuanto a nombres, pero terminó repitiendo el mismo esquema que tuvo contra Brasil. Eso sí, lo hizo con otra partitura. 

Pareciera el plan de selecciones nacionales que quiere aplicar Carlos Queiroz, como responsable de la de mayores, hubiera empezado a manejarse acá en Bucaramanga, porque el equipo comenzó a hacer cosas que ya trabaja la Selección grande.


Colombia jugó con cuatro defensas, pero sacando a los laterales al ataque. En el medio, Reyes mantuvo la idea de los cinco mediocampistas que le funcionó contra Brasil, con una idea más defensiva. 

Pero esta vez movió un jugador y el funcionamiento fue otro. Nicolás Benedetti jugó ‘de Cuadrado’, es decir, partiendo de la primera línea de mediocampistas, al lado de Kevin Balanta. Y el ‘10’ de Colombia encontró socios: se juntó con Edwin Herrera y con Johan Carbonero, y luego con Jorge Carrascal. Y así, la Selección comenzó a ganar opciones, al menos para acercarse al área rival. 

Eso sí, Colombia volvió a sufrir con algo que se ha vuelto una característica: entra dormido en los primeros minutos y deja espacios. Y así, Argentina le metió un par de sustos, entre ellos, un remate de Julián Álvarez antes del primer minuto que el portero Ruiz controló a medias. 

Luego, el partido tomó más tono amarillo que albiceleste: a Argentina le duele cuando lo atacan por las bandas y Colombia lo aprovechó. No solo por la derecha, con Benedetti, Herrera y Carbonero, sino también por la izquierda, donde Gabriel Fuentes hizo sus mejores minutos del Preolímpico. El equipo llegó. Le faltó puntería. 

Pero todo lo bueno que hizo Colombia en el primer tiempo se hizo pedazos en los primeros minutos del segundo. A los 5, un error en la salida y la falta de presión dejó a Agustín Urzi listo para patear de afuera y sorprender a Ruiz, que ni se lanzó. Y a los 8, Nehuen Pérez cabeceó sin marca en un cobro de tiro de esquina de Julián Álvarez y marcó el 2-0. 

Si a Colombia se le fue la luz en la cancha, en el banco lo que hubo fue un apagón de proporciones. Reyes sacó de la cancha a Benedetti y a Carbonero y metió a dos delanteros, Ricardo Márquez y a Mender García. Ahí ya no había táctica, ni orden, ni nada: solo pelotazos y pelotazos.

Por fortuna para Colombia, el árbitro chileno Piero Maza se equivocó y pitó un penalti que no fue, por una supuesta falta de De la Fuente a García que solo vio él y que Edwuin Cetré transformó en el 2-1, a los 22 del segundo. Y poco después, el apagón también llegó a territorio argentino: Urzi le pegó una patada sin balón a Ditta y Maza lo echó bien. 

Con un jugador más, a punta de huevos, Colombia empezó a ir hacia adelante, pero la fórmula falló. Hubo una opción que perdió Ménder García, solo frente al arco y otro balón que pasó por toda el área, sin que nadie la empujara, pero poco más. Esteban Ruiz terminó jugando de ‘9’ y Nelson Flórez terminó dirigiendo al equipo, con Reyes bien metido en el banco. Así, Argentina ya es campeón del Preolímpico y Colombia debe ganar y esperar. 

JOSÉ ORLANDO ASCENCIO
Enviado especial de EL TIEMPO
Bucaramanga

Sobre Revista Corrientes 4798 artículos
Directores Orlando Cadavid Correa y William Giraldo Ceballos. Exprese sus opiniones o comentarios a través del correo rcorrientes@revistacorrientes.com

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*