¿Colombia petrista? 

El presidente electo. Foto El País

Colombia vive estas semanas su momento más tranquilo en meses. La pandemia, el estallido social, una larguísima campaña electoral y la cita con las urnas más reñida que se recuerda en la historia reciente del país han dado paso a una calma que pocos podrían haber imaginado hace unos meses. Con Gustavo Petro ya como presidente electo, y de vacaciones en Europa estas últimas semanas, el país se asoma a cierto optimismo. Las últimas encuestas disparan la aprobación del líder de la izquierda y el terror que despertaba antes de las urnas parece disiparse entre una mayoría que está decidida a darle al menos un voto de confianza al que será el primer Gobierno de izquierda en el país después de décadas en manos conservadoras.

Sus primeros nombramientos, ministros y ministras de corte moderado y con dilatada experiencia, le han valido incluso un amplio margen para sumar acuerdos en el Congreso, que toma posesión este miércoles.

El presidente electo vive su particular luna de miel con los colombianos, incluso antes de empezar su mandato, lo que aumenta la presión sobre quien ganó las elecciones presentándose como el Gobierno del cambio. El presidente del Senado, Roy Barreras, será uno de los muñidores de tejer las mayorías para sacar adelante las reformas que planea el Ejecutivo.

Más allá de la política, la JEP abrió esta semana el mayor caso hasta la fecha para juzgar delitos y crímenes cometidos por las FARC contra 170.000 víctimas. Y el Ejército colombiano asestó otro duro golpe a las disidencias de la guerrilla, al acabar con la vida de Iván Mordisco, uno de los criminales más temidos del país.

Sobre Revista Corrientes 6567 artículos
Directores Orlando Cadavid Correa (Q.E.P.D.) y William Giraldo Ceballos. Exprese sus opiniones o comentarios a través del correo: williamgiraldo@revistacorrientes.com