Colombia: La política agraria para engordar a los productores extranjeros

También hay pandemia alimentaria con las importaciones. Foto Banco Mundial de Alimentos

Por Hernán Pérez Zapata

La comunidad académica del sector agropecuario colombiano está poniendo el dedo en la llaga de la crisis que empieza a vivir el país en materia de abastecimiento de alimentos y materias primas del sector como consecuencia del desacierto gubernamental que en los últimos treinta años orientó sus acciones a la sustitución de la producción nacional.

Estos son apartes de los análisis de profesionales de diversas disciplinas y técnicos vinculados al sector agropecuario:

Se ha profundizado con más de dos millares de intelectuales nacionales, en el análisis de los problemas
agrarios y el papel de los profesionales de las ciencias agrarias en contribuir al desarrollo de nuestra SOBERANIA AGROALIMENTARIA, AMBIENTAL Y NACIONAL.

Nos abastecimos del trigo traído al país por los españoles hace más de 350 años, hasta que comenzaron las importaciones desde EE.UU. en aplicaciòn de su Ley Pública PL 480 de 1958. Primero era donado como alimento para la paz.

Hoy importamos más de 2 millones de toneladas anuales. Se ha eliminado totalmente nuestra producción nacional.

Siguió el Maiz. Nos lo trajeron hace más de 15.000 años nuestros ancestros venidos desde México y Centro América en busca de nuestra Montoña de Oro de Buriticá.

Colombia está sembrando una hambruna

El Maíz se convirtió en la base alimentaria de los Colombianos. Hoy importamos más de 5 millones de toneladas que perfectamente podemos producir en nuestro país.

Ahora vienen por el arroz, la panela, la caña de azúcar, la leche, la carne, y todos los demás productos de nuestra dieta alimentaria nacional.

Los documentos que priorizan la orientación del análisis de las políticas agrarias gubernamentales Colombianas ya son ancestrales en todos los programas del Gobierno Nacional. Ha implementado en los últimos 30 años instrumentos para favorecer las importaciones de los productos de los agricultores y ganaderos extranjeros y acabar con nuestra producción auténticamente nacional.

Todas las políticas gubernamentales nos llevan a eliminar nuestra producción y trabajo en pro de nuestro desarrollo nacional favoreciendo el capital financiero internacional aliado con algunos intermediarios nacionales, contrarios a la defensa de la producción y el trabajo de nuestros connacionales.

Las polìticas gubernamentales de los Gobiernos, especialmente desde 1990 a la fecha, han preferido “engordar” a los agricultores extranjeros en vez de apoyar los nacionales, como lo hacen los países más desarrollados en pro de su propia producción agroalimentaria y nacional. En esta posición fue enfática la participación del Senador y Precandidato Presidencial Jorge Enrique Robledo Castillo, defensor de toda la producción agropecuaria e industrial nacional.

Los 16 ponentes destacaron en sus respectivas especialidades la situación crítica del sector agropecuario y sus perspectivas inmediatas las cuales deben llevarnos a continuar sus luchas por lograr el respaldo del Estado Colombiano a los productores nacionales y los asistentes técnicos en el país, en los primeros 100 años de formación de más de 7.000 profesionales de las ciencias agrarias por parte de su Alma Mater, la Facultad de Ciencias Agrarias de Medellìn.

Los dirigentes gremiales nacionales Oscar Gutièrrez Reyes y Eudoro Alvarez Cohecha de Dignidad Agropecuaria Colombiana y Dignidad Arrocera y Ganadera denunciaron el permanente incumplimiento de los compromisos adquiridos por el Gobierno con los movimientos agrarios civilizados que han desarrollado movimientos nacionales con amplísimos sectores del campesinado y empresarios nacionales.

Promueven el Referendo Nacional por el Agro como una salida civilizada y democrática que obligue al Estado a proteger la producción agroalimentaria e industrial del país.

Sobre Revista Corrientes 6854 artículos
Directores Orlando Cadavid Correa (Q.E.P.D.) y William Giraldo Ceballos. Exprese sus opiniones o comentarios a través del correo: [email protected]