Clínicas y hospitales advierten escasez e incremento en costo de medicamentos

Juan Carlos Giraldo Valencia, presidente de la Asociación de Clínicas y Hospitales de Colombia. Foto Edición Médica

Por Diario La Economía

En promedio las entidades hospitalarias tienen reservas de algunos medicamentos para 42 días. El costo de algunas medicinas para uso quirúrgico y UCI se han incrementado hasta un 95%.

Según una encuesta realizada por la Asociación Colombiana de Hospitales y Clínicas, las entidades hospitalarias siguen teniendo dificultad para adquirir algunos medicamentos que se requieren para brindar atención intrahospitalaria, debido al desabastecimiento por la pandemia por COVID19.

Al analizar la situación con 8 de los medicamentos más usados en servicios de Unidades de Cuidado Intensivo y servicios quirúrgicos, el 72% de las IPS encuestadas reportaron que tienen escasez de Midazolam, el 46% de Ketamina, el 41% de Fentanil, el 40% Propofol, el 38% de Remifentanil, el 24% de Metadona, el 21% de Morfina y el 19% de Hidromorfona.

Al indagar por el tiempo de reserva con el que cuentan las IPS para dichos medicamentos, hay un promedio general de 42 días. Por medicamento se destaca la mayor reserva para la Fentanil con 58 días, la Morfina con 53 días y 50 días para el Remifentanil; en contraste para la Hidromorfona hay disponibilidad para 39 días y para el Midazolam 33 días en promedio de reservas y para el Propofol, la Ketamina y la Metadona el promedio varía entre 27 a 32 días.

La encuesta de la ACHC, advierte que en las oportunidades que se logran conseguir estos medicamentos, los costos de adquisición de algunos se han incrementado considerablemente, por ejemplo, el Fentanil aumentó en un 95%, el Midazolam en 81% y el Propofol en 74%, para el resto de medicamentos, aunque han existido alzas, estas se han dado en un rango entre el 5% y el 38%.

Al respecto el director de la ACHC, Juan Carlos Giraldo Valencia, pidió al Ministerio de Salud y al Invima explorar con la industria todas las opciones posibles para aumentar la provisión adecuada de estos medicamentos y sugirió tomar medidas como la declaratoria de vital no disponible, en los casos que sea posible, y adoptar medidas que controlen y eviten la especulación en los precios de estos medicamentos.

La encuesta fue respondida por 70 Instituciones de las afiliadas a la ACHC, que suman 11.853 camas, las cuales representan el 14 % del total de camas nacional.

Gasto en EPP se incrementó 163 %

De otro lado, la ACHC señaló que con la pandemia por COVID19, el gasto para los hospitales y clínicas en Elementos de Protección Personal se incrementó en 2020, en promedio 163 % respecto al año anterior. Este gasto en un 72 % ha sido asumido por las instituciones hospitalarias con cargo a su patrimonio, 9,2 % fueron donaciones, 9,2 % gobierno y las ARL solo contribuyeron con un 7,5 % y otras fuentes 1,7 %.

La ACHC, que ya puso en conocimiento del Gobierno Nacional esta situación, le solicitó al Ministerio de Salud realizar en el inmediato plazo un pago o reintegro de recursos al sector prestador, mediante la fuente extraordinaria del FOME -creado para esta coyuntura – y que en el corto plazo se incluya como una fuente permanente en el cálculo de la UPC, de manera que se restablezca en alguna medida el equilibrio perdido a causa de la asunción de un costo extraordinario que no estaba contemplado en la UPC o en tarifa alguna.

Pagos, auditoría y tarifas, las mayores dificultades en la relación de EPS e IPS

La Asociación Colombiana de Hospitales y Clínicas realizó el Primer Estudio de Percepción de Prácticas Indebidas de las EPS en su relacionamiento con las IPS y Seguimiento a la Circular 014 de 2020 de la Supersalud, que busca garantizar el flujo de recursos en el sistema de salud. De acuerdo a los criterios definidos por el ente de control en dicha circular, el estudio revela que Nueva EPS, Medimás y Coomeva EPS son las entidades aseguradoras que más incurrieron en prácticas indebidas1 en el relacionamiento con los hospitales y clínicas colombianos durante 2020.

El estudio evaluó el comportamiento de 18 EPS de los regímenes contributivo y subsidiado en su relación con la IPS, en aspectos como: pagos, acuerdos de voluntades o contratación, auditoría, tarifas, facturación y comunicación.

En una escala de 0 a 100, en el ranking general, las calificaciones más bajas fueron las de Nueva EPS (51), Medimás (53), Coomeva (55) y Ambuq (55) mientras que las EPS con mejor comportamiento fueron: Compensar EPS con (79), EPS Sura (77), Mutual Ser (71) y EPS Sanitas (69).

Al analizar de manera general cada una de las dimensiones evaluadas, las calificaciones más bajas fueron para: pagos (56,5), Auditoría (57,3) y Tarifas (65,4), debido a prácticas como glosas injustificadas, inconsistencias en las cuentas por pagar de las EPS con las cuentas por cobrar de las IPS y a la falta de objetividad en los procesos de auditoría.

Mientras que los aspectos mejor calificados fueron Facturación (72,2) y Contratación (67,1) en promedio; sin embargo, aún se encuentran lejos de estar en niveles satisfactorios para el flujo adecuado de los recursos en el sistema de salud.

El estudio de la ACHC señala que al observar el comportamiento de las EPS en cada uno de los aspectos evaluados se encuentra que: Facturación y comunicación, que se refiere a prácticas como restricción injustificada a la radicación de la facturación, negación o dilación de recepción de soportes, dificultad para obtener autorizaciones de manera oportuna y a la falta de comunicación asertiva para el cargue y descargue de las facturas, las mejores calificadas fueron EPS Sura (88,7), Salud total (87,6) y Compensar (85,2); mientras que en los últimos lugares se ubicaron Ambuq (54,1), Cajacopi (59,5) y Coosalud (60).

En la dimensión de Pagos que evalúa prácticas como: coincidencia razonable entre cuentas, negación o retraso de los procesos de conciliación de las cuentas por cobrar y glosa injustificada, las mejores calificadas fueron Mutual ser (65,4), Compensar (63,5) y Emssanar (61,3); en los últimos lugares Coomeva (46,5), Nueva EPS (49,6) y Comparta (50,3).

En Contratación, que analiza prácticas como la no legalización o liquidación oportuna de los acuerdos de voluntades y la falta de nota técnica como anexo de los contratos, las mejores calificadas fueron EPS Sura (85), Compensar (83) y Sanitas (74,7); en los últimos lugares Ambuq (52,7), Nueva EPS (53) y Coosalud (57,5).

En Auditoría que evalúa la objetividad por parte de las EPS en este proceso, las mejores calificadas fueron Compensar (75,4), Sura EPS (73,8) y Mutual SER (70,4); en los últimos lugares Coomeva (31,7), Medimás (33,8) y Nueva EPS (36,2) y en la dimensión de actualización de tarifas las mejores calificadas fueron Compensar (87,5), EPS Sura (79,7) y Asmet Salud (76,7); en los últimos lugares Nueva EPS (49,2), Eps SOS (51,2) y Salud Total (52,6).

El director de la ACHC, Juan Carlos Giraldo Valencia, señaló que el gremio hospitalario esperaba que este tipo de prácticas de algunas EPS, dejaran de darse en épocas de pandemia y pidió a la Superintendencia Nacional de Salud tomar las decisiones que correspondan para detener estos comportamientos que impiden un adecuado flujo de recursos en el sistema de salud. 


Además, que estos hallazgos ameritan que el Gobierno Nacional acelere el Acuerdo de Punto Final, desarrolle nuevas compras de cartera y haga obligatoria la liberación de las reservas técnicas de las EPS.

La encuesta fue respondida por 85 de las Instituciones Prestadoras de Servicios de Salud afiliadas a la Asociación Colombiana de Hospitales y Clínicas.

Ranking General de Percepción de IPS sobre el comportamiento de práctica indebidas de EPS

Compensar E.P.S., 79; EPS Sura, 77; Mutual ser, 71; E.P.S. Sanitas s.a., 69; Asmet Salud, 68; Emssanar E.S.S., 68; E.P.S. Famisanar Ltda., 66; Savia Salud EPS, 66; Salud total S.A. EPS, 65; EPS S.O.S. S.A., 62; Capital Salud, 62; Cosalud E.S.S., 60; Comparta, 60; Cajacopi Atlántico, 60; Ambuq, 55; Coomeva EPS S.A., 55; Medimás, 53; La Nueva EPS S.A., 51.

Sobre Revista Corrientes 6567 artículos
Directores Orlando Cadavid Correa (Q.E.P.D.) y William Giraldo Ceballos. Exprese sus opiniones o comentarios a través del correo: williamgiraldo@revistacorrientes.com