Blanco y Negro: El atractivo tarjetón

Por Gabriel Ortíz

Tremendo debate que se abre sobre el tarjetón para elección de presidente. Este convulsionado país esperaba una presentación de los diferentes candidatos que le diera tranquilidad a la ciudadanía, pero el debate se centró, en nombres, tamaño de las fotos, ubicación y cosas intrascendentes, pero útiles para desviar la verdadera importancia de una elección que puede servir para salvar un país que se desangra y se arruina.

La gente esperaba un tarjetón de hombres y mujeres, con honradez, certeza, capacidad, ejemplo, equidad y demás cualidades, que nos conduzcan a la tierra prometida. 

Que permita escoger un mandatario que deje atrás el odio, el rencor, la dependencia y sumisión, y que trate a todos por igual.

En el tarjetón, existen emblemas como liga, libre, equipo, esperanza, salvación, pacto, pensamiento y oxígeno, que unidos, podrían ser la solución al desastre en que nos encontramos. Faltó allí la piedra angular y el factor positivo que guie a este pueblo lejos de la angustia, el pesimismo, el desánimo y la desesperación. Pero carece, omite y elude la paz.

Muchos de los candidatos quieren la paz; la ampararían y fortalecerían, pero temen que, si expresan sus sentimientos sobre ella, una capa electoral, los repudiará, marginará y condenará. Son los que llevan tiempo combatiéndola, porque puede afectar sus intereses y la razón de ser de sus posesiones.

El tarjetón, quedó muy lucido: fotos bien logradas, caras sonrientes y llamativos logos. 

Vienen ahora la lluvia de agravios, las acostumbradas denuncias -sin pruebas- en redes sociales y bodegas especializadas en golpear sin misericordia la honra y vida de quienes están tras la Casa de Nariño. “Todo lo que digan será tomado en su contra”, dicen los entendidos.

Petro ultrajó a la prensa, llamándola fascista, su vice peleó con Gaviria y de paso apartó al liberalismo. 

Fico, “el que dijo Uribe”, lucha por quitarse ese fetiche y de escapar a las graves acusaciones de Rodolfo Hernández. 

Fajardo fue declarado perdedor, por lo que sucedió el 13. Y así ocurre con cada uno de los 8 dueños de los cuadros que aparecen en el tarjetón. Por ahora, solo el voto en blanco se ha salvado.

El conservatismo, se apresuró a respaldar, oficialmente a Fico. Ya tiene al Uribismo, a la U y al presidente Duque. Espera a Gaviria, que siempre ha votado por el Centro Democrático.

¿Qué pasará de aquí en adelante? ¿Habrá segunda vuelta? Nadie lo sabe, porque vendrá el “juego”, escarceo, impreparación y calambur de la Registraduría, que poca confianza da a los votantes. Y continuará la ausencia de la ley de garantías. 

Aún hay tiempo para evitar un descalabro que sería desastroso, porque hay candidatos idóneos, justos y capaces de salvar a esta Colombia expósita.  

BLANCO: Con firmeza y valentía la FLIP y la SIP, defienden nuestra prensa.  

NEGRO: Solo los funestos directivos del futbol colombiano irán a Catar 2022.

NEGRO: Hace un año, nos dejó el gran amigo Hugo Artunduaga. Paz en su tumba.

Sobre Revista Corrientes 6832 artículos
Directores Orlando Cadavid Correa (Q.E.P.D.) y William Giraldo Ceballos. Exprese sus opiniones o comentarios a través del correo: [email protected]