Alfonso Sepúlveda, el as de la histórica cantera de Independiente Santa Fe

Alfonso Sepúlveda, el formador de futbolistas más importante en la historia de Santa Fe. Archivo El Espectador

El entrenador santandereano, de 85 años de edad, está en delicado estado de salud. Fue el formador de los mejores futbolistas cardenales de las décadas de los 60, 70 y 80. Descubrió nada menos que a Alfonso Cañón, Hernando Piñeros, Ernesto Díaz, Freddy Rincón y Adolfo Valencia.

Hay hombres que, muy a la sombra, le entregan su vida al fútbol y dejan su huella en las carreras de cientos de jugadores, lleguen o no al profesionalismo. Uno de ellos es ‘Don’ Alfonso Sepúlveda, el mejor formador de futbolistas en la historia de Bogotá al lado de Jaime ‘El Pantalonudo’ Arroyave. Eran amigos y rivales. Uno se encargaba de pulir las joyas de la cantera cardenal, mientras el otro descubría y traía a Millonarios a las mejores promesas de otras regiones del país.

Desde comienzos de los años 60, Alfonso Sepúlveda fue el mandamás de las divisiones menores de Independiente Santa Fe. Fue él quien se encargó de llevar a Alfonso Cañón y a un grupo de jugadores bogotanos al primer equipo, ese que ganó el título en 1966 y repitió después en 1971 y 1975. Estaban allí también Hernando Piñeros,  Alonso Cachaco Rodríguez y Carlos ‘Copetín’ Aponte, quienes después también fueron entrenadores de los equipos infantiles y juveniles del león.

Un par de décadas después volvió a sacar una espectacular camada de futbolistas, liderados por Eduardo Niño, Wílmer Cabrera y Freddy Rincón. Y luego trajo al club a Adolfo ‘El Tren’ Valencia, con quien vivió una de las anécdotas más divertidas de su carrera. “No le gustaba entrenar físico y cuando hacíamos pruebas de resistencia en el Parque Simón Bolívar, recién remodelado, se escondía en las canecas para no correr con los compañeros”, le confesó dos Alfonso a El Espectador hace unos años.

Las canchas de La Metropolitana, Chigüiros, la Universidad Nacional, La Florida, El Salitre, el Centro de Alto Rendimiento y La Morena fueron sus oficinas de trabajo durante muchos años, así como su empresa, Guayos AS, una fábrica de implementos deportivos que tuvo su auge en los años 90 y comienzos de la década del 2000.

Siempre ha seguido ligado a Santa Fe, aunque por períodos sin contrato, porque algunos directivos no han sabido valorar su trabajo. Gracias a su apoyo debutaron en el primer equipo Agustín Julio, Léider Preciado, Francisco delgado, Iván López y Francisco Nájera, entre otros. Cuando llegó César Pastrana a la presidencia del equipo reestructuró la cantera y trajo nuevamente a Sepúlveda, quien con Eduardo Cañón dirigió el proyecto de los juveniles y vinculó además a varios exjugadores del equipo profesional, para crear una identidad por el club. Pusieron en marcha la implementación de un manual de convivencia con el que se busca que el jugador desde la base tenga una buena conducta y sienta pertenencia por la camiseta de Santa Fe. Aparecieron entonces varios bogotanos en ese plantel que ganó varios títulos entre 2009 y 2017, entre ellos Camilo Vargas,  Juan Daniel Roa, Francisco Meza, Daniel Torres y Sebastián Salazar, en el club desde muy niños.

Recientemente también llegaron al equipo profesional Edwin Herrera y Juan Sebastián Pedroza, también pupilos de Sepúlveda, quien está en delicado estado de salud desde hace un par de semanas, según informaron sus familiares. Cientos de jugadores que trabajaron con él lo recuerdan por su dos de gentes y su capacidad para enseñar, para dar lecciones de fútbol y de la vida, para dejar huella en los futbolistas, pero sobre todo, en las personas.

Sobre Revista Corrientes 3541 Artículos
Directores Orlando Cadavid Correa y William Giraldo Ceballos. Exprese sus opiniones o comentarios a través del correo rcorrientes@revistacorrientes.com

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*