¡Agitadores!

Por William Giraldo Ceballos

Reaccionaron con cabeza caliente los directores y los reporteros mediáticos obedecieron para presentar mal y buscar las «reacciones» a la noticia de la detención domiciliaria al expresidente Alvaro Uribe Vélez por uno de los tantos procesos judiciales que penden sobre su cabeza.

La «chiva» alimentó pronunciamientos políticos del carácter que antes solo se atribuía a líderes estudiantiles y políticos de izquierda con el calificativo -descalificativo- de «agitadores».

Marcelo Torres, José Antequera, Camilo Torres, Jaime Pardo Leal, Maria Cano y Luis Eduardo Mahecha, eran los que en el pasado recibían ese calificativo.

Micrófonos y cámaras abiertos para que desde el Centro Democrático pasando por militantes conservadores, liberales, «polacos», verdes, «radicales» o de movimientos de centro, todos a una, salieron a descalificar o señalar como injusta una acción preliminar de una de las salas de la Corte Suprema de Justicia.

Aunque desde un comienzo del día, cuando la decisión era apenas una sospecha, los analistas advirtieron a los directores, miembros de las «mesas de trabajo» y a la opinión pública que podría tratarse de una acción preliminar y que no se debía politizar el tema por cuanto era de orden jurídico, los medios corrieron toda la tarde a buscar «reacciones» con los políticos.

La mayoría de los medios tomaron partido y lo primero que hicieron fue ponerse del lado del Centro Democrático cuyos voceros, con Paloma Valencia a la cabeza, evidenciaron su furia fanática contra majestad de la justicia, contra una Corte Suprema de Justicia.

Para ella y otros «lideres» del CD, la Corte odia al expresidente, su héroe de la patria. No saben que los magistrados no cultivan simpatías porque su obligación única es administrar justicia y nadie está por encima de la ley.

El tema daba para abrir de inmediato un debate académico y jurídico sobre los alcances y eventuales consideraciones de la medida cautelar, cuando aún no se conocía pronunciamiento alguno de la Corte sobre las razones de esa decisión.

Los medios desaprovecharon la oportunidad de «poner en contexto» los antecedentes y razones del proceso.

En la transmisión casi continua de las «reacciones» intervinieron también los dirigentes gremiales, más moderados en su lenguaje que los políticos, pero parecían miembros de la familia del ex mandatario al lamentar y calificar de injusta la medida.

La confusión generada desde los medios con los enardecidos pronunciamientos de uno y de otro lado, que pudo haber desbordado el orden público como en en otros tiempos, indujo la inexplicable intervención pública del presidente Iván Duque, investido como jefe del Estado colombiano para «lamentar» la decisión y apoyarse en el mismo sofisma del Centro Democrático para declarar -sin haberse iniciado el juzgamiento en la Corte- «la inocencia y honorabilidad de quien con su ejemplo ha ganado un lugar en la historia de Colombia»

Un pronunciamiento presidencial que pasa por encima de la separación de las ramas del poder público y la autonomía de cada una de ellas.

En la noche, cuando la opinión pública trataba de digerir todo lo dicho y agitado en los medios durante la tarde, la Sala de Instrucción Penal, expidió un comunicado y un video destinado a los noticieros, para explicar en derecho las razones de la medida.

Esta sala fue recientemente creada para adelantar la etapa investigativa en los procesos contra los aforados que ahora gozan de segunda instancia para su juzgamiento.

Del marasmo informativo del martes se salva el Noticiero CM&. Abrió la emisión con la explicación de la sala sobre los posibles delitos que investiga en cabeza del expresidente y senador. Se ocupó a continuación de los antecedentes del proceso. Comenzó con el debate donde el congresista Iván Cepeda Castro acusó a Uribe Vélez de manipular testigos y la reacción del exmandatario que procedió de inmediato a denunciar penalmente a Cepeda ante la Corte Suprema de Justicia.

CM& se extendió acertadamente con la explicación en derecho del jurista Hernando Herrera de los alcances de la medida y los desarrollos futuros, en caso que con base en las pruebas se decida enjuiciar al expresidente Uribe.

Sereno y acertado, CM& La Noticia

Sobra decir que los diarios le dieron el despliegue y cubrimiento que les permiten mantener su credibilidad ante los lectores

Sobre Revista Corrientes 4256 artículos
Directores Orlando Cadavid Correa y William Giraldo Ceballos. Exprese sus opiniones o comentarios a través del correo rcorrientes@revistacorrientes.com

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*