9-9-99

Foto Universal Libros

Por Alberto Donadio, Diario El Espectador, Bogotá

Hace 20 años, el 9 de septiembre de 1999, el Gobierno de Andrés Pastrana acusó falsamente a Nicolás Landes y a los directivos del Banco Andino de robarse 175 millones de dólares de la DIAN y de la clientela. Se dijo, pero no era cierto, que habían enviado los fondos a un banco de Landes en Miami. Los autores materiales de la acusación sin fundamento, de la infamia inverecunda, fueron el entonces ministro de Hacienda, Juan Camilo Restrepo, y la entonces directora de la DIAN, Fanny Kertzman. Dos libros, Los farsantes y El montaje, escribí sobre este abuso de poder inédito en Colombia. Acaba de aparecer un libro de Juan Serrano, Contra el poder, en el cual el autor examina, con su propia reportería, el caso del Banco Andino. Serrano recuerda la pregunta que me hizo Yamid Amat en 2003 en su noticiero: “¿Cómo es posible que un hombre como usted, que ha consagrado su vida periodística a investigar y denunciar fraudes en el sector bancario —Michelsen, Correa, el Banco del Estado, Mosquera—, termina ahora haciendo un libro no para acusar sino para defender?”. Comenta Juan Serrano: “(Donadio) más que defender a un banquero lo que pretendía era denunciar un engaño a la opinión pública tramado desde la cúpula del Gobierno. Lo suyo no dejaba de ser periodismo investigativo, pues la contracara lógica de que Landes no hubiera cometido un robo millonario es que el Gobierno anterior y el actual han propagado una gran mentira al afirmar lo contrario”. Sigue diciendo Serrano: “En Los farsantes se reconstruye paso a paso el itinerario de un asalto bancario improbable, que nunca será llevado al cine porque carece no sólo de espectacularidad en sus movimientos sino incluso de un botín: el único saqueo que no dejó faltantes en caja”. Agrega en Contra el poder: “Donadio publicó un segundo libro sobre el caso Landes: El montaje: diez años de una persecución. Tal como el banquero pronosticó que sucedería, el liquidador del Banco Andino había encontrado en la cartera del banco activos suficientes para pagar el ciento por ciento de las deudas, algo impensable en una entidad que ha sido objeto de un saqueo de la magnitud del que se señalaba. Donadio aprovechó el libro para pasarle esa cuenta de cobro al Gobierno colombiano”. El paso del tiempo no cancela la inicua persecución desatada por el Gobierno de Pastrana contra personas inocentes.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*