Al instante

¿Y del narcotráfico qué?

Por Néstor Humberto Martínez, Diario El Tiempo, Bogotá

Imagen notimerica.com

El ‘boom’ cocalero es un problema que no se resuelve con un plan a cinco años.

La madre de los flagelos de Colombia es el narcotráfico. Menoscabó la cultura de la legalidad y llegó al extremo de afectar nuestra reputación internacional. Gestó una clase emergente que alimenta la corrupción en beneficio de su negocio. Destruye a diario la riqueza productiva y el empleo, a través del contrabando.

Durante las últimas décadas ha financiado los ejércitos del crimen que, en los territorios del posconflicto de hoy, se debaten en una guerra por el dominio de los narcocultivos; por ejemplo, los asesinatos están creciendo hoy en un 160 por ciento en el bajo Cauca antioqueño, en año corrido. Y, para colmo de males, ahora alimenta el narcomenudeo interno, que constituye la mayor amenaza de nuestros niños y adolescentes.

Por ello, desde hace dos años la Fiscalía ha insistido en la necesidad de refundar la política antidrogas. Se necesita una acción de Estado que involucre a todas las autoridades y al sector privado, cuyos resultados nos permitan demandar una mayor corresponsabilidad internacional para derrotar este cáncer. Una política pública que combata por igual toda la cadena de valor de esta industria del crimen, con mayor énfasis en sus eslabones más rentables.

Señalamos oportunamente que la política de erradicación y sustitución de cultivos era insuficiente. Hoy tenemos el mayor número de hectáreas sembradas de coca de toda nuestra historia, con el agravante de que los arbustos actuales producen cinco cosechas al año, mientras que hace unos años eran solo dos.

El ‘boom’ cocalero es un problema que no se resuelve con un plan a cinco años para erradicar solo el 50 por ciento de los cultivos; por el contrario, lo vuelve eterno. Necesitamos inversión que les ofrezca alternativas sostenibles a nuestros campesinos; velar por la integridad de quienes están hoy amenazados por soñar con la legalidad; apelar a todos los métodos de erradicación disponibles, inclusive la aspersión aérea, como lo permite bajo condicionamientos la Corte Constitucional, y emplear los desarrollos científicos ya alcanzados, que mediante moléculas en el crudo estatal permitirían neutralizar los aumentos de productividad de los cultivos.

Esa política integral debe reconocer que hoy, las mafias transnacionales financian y controlan el negocio desde nuestro territorio, lo cual tiene que hacer más exigente la tarea de las autoridades de migración. Debe aceptarse que las regulaciones contra el uso de los precursores químicos son insuficientes y que, en algunos casos, como en el de la gasolina, se ha llegado al extremo de subsidiarla en regiones donde se usa como insumo industrial de la narcoindustria.

La política integral tiene que intervenir efectivamente las rutas para su comercialización, no solamente las de los mercados de exportación. Y debe ser categórica en la exigencia de que el nuevo partido sea aliado efectivo de la política contra el narcotráfico.

La Fiscalía trabaja en una propuesta para enriquecer esa política de Estado, que implica necesariamente la actualización de nuestro Estatuto Antidrogas (Ley 30 de 1986) y la reforma de la ley penal, para judicializar con éxito el creciente microtráfico. Para tal efecto radicaremos un proyecto de ley que pondrá en cintura la “dosis de aprovisionamiento”, hará efectiva la captura de los expendedores y redefinirá las normas sobre penalización de la inducción de los niños al consumo, para adecuarlas a la nueva realidad e imponer sanciones más drásticas, entre otros aspectos.

Colombia tiene que cerrar filas hoy en la tarea de liberarnos para siempre del narcotráfico. Mañana será muy tarde.

NÉSTOR HUMBERTO MARTÍNEZ NEIRA
Fiscal General de la Nación

Acerca de Revista Corrientes (2258 artículos)
Revista Corrientes es un propósito periodístico respetando los puntos de vista y la libertad de opinión de quienes aporten sus colaboraciones, análisis,artículos y columnas para su publicación. También se publican todos los comentarios respetuosos por desacuerdos con los contenidos de las colaboraciones publicadas.
Contacto: Sitio web
Ir a la barra de herramientas