Al instante

Wbeimar lo dice: Noche de fantasía Nacional 4-Pasto 0

Por Wbeimar Muñoz Ceballos

 

Con la magia de MACNELLI quien estuvo en las asistencias de gol y en permanente inspiración para dejar a los atacantes mano a mano con el arquero Ramos y la fantasía de JEFFERSON Y CHARÁ en la finalización de las jugadas, Atlético Nacional jugó un partido para el aplauso y el recuerdo. Talvez para los 25,061 espectadores que asistieron al Atanasio, sea la mejor presentación de los verdolagas en lo que va de la temporada del 2015.

Circulación de la pelota rápida y veloz, orden y firmeza en defensa, movilidad y sociedades en todas las líneas, salida limpia desde atrás y desde el medio, presión intensa para morder en cada acción, genialidad en la creación y cuatro pases a la red con la calidad de los orfebres, fueron parte de los argumentos del equipo de Reynaldo Rueda. Absorbió por completo al Pasto, equipo con fisuras en la zaga, sin ideas en la gestación, oferente de espacios por falta de achiques y con un ataque más de ímpetu que de claridad.

Fue la noche de reconciliación con el aficionado antioqueño que siempre ha tenido gusto por la pelota bien jugada y poca simpatía con los pelotazos con intención de segundas acciones. Alguien podría objetar que los nariñenses actuaron con bajo nivel y que de allí surgió el lucimiento de Nacional. Puede ser cierto , pero también lo es que el local lo desgastó con la posesión de la pelota y con una profundidad admirable. 70% de tenencia y mayores ambición y eficacia, no son dables de ver todos los días.

El primer gol a los 25’ lo hizo JEFFERSON cayéndose en el área. El segundo de CHARÁ a los 28’tuvo las características de un billarista para colocar la pelota a un sitio inalcanzable para Ramos. El tercero de JEFFERSON a los 36’ se produjo después de que el autor amagó con disparar y el arquero se jugó hacia un lado, dejando el pórtico desnudo. Y el cuarto a los 2’ del segundo tiempo fue una vaselina sobre el cuerpo del cancerbero del Pasto. Cuatro joyas inolvidables, previos pases de Macnelli, a quien habría que revisarle los guayos para saber si tiene en ellos radares y causantes de un ataque de melancolía reflejado en el rostro de Ramos. Cada trazo fino de Macnelli se convirtió en una puñalada mortal para un 4-0 sin objeciones y una especie de llegada al paraíso.

Si el marcador no aumentó se debió a que en el segundo acto Nacional bajó el ritmo diabólico del primero. Pasto se quedó corto en sus intenciones ofensivas, porque sólo atinó a embestir. En el verde habrá mejoría a medida que jugadores como Mejía, Berrío y Guerra eleven su producción.

Nacional ( el partido de ésta noche fue adelantado de la quinta fecha) es el nuevo líder del torneo con 13 puntos de 15 posibles. Jefferson es colíder en la tabla de goleadores con 4 tantos. Su ataque ha marcado 9 goles y el arco, ésta vez custodiado por Camilo Vargas, sigue invicto.

Ojalá se repitan noches como la de hoy, que tienen olor a primavera.

No les parece ?.

Ir a la barra de herramientas