Al instante

“Vivo o muerto el cuerpo de Óscar Pérez está secuestrado por la dictadura”

Diario El Nacional, Caracas

El despliegue policial abarcó toda la calle hasta la casa donde se ocultaba Oscar Pérez y sus acompañantesSolo el FAES y la GNB pudieron patrullar libremente la zona

Mataron a ex policía Oscar Pérez en operación policial en El Junquito

Un comunicado del MIJP confirmó ayer la muerte de dos funcionarios del FAES y de que integrantes de la “celula terrorista fueron abatidos”, durante la acción en El Junquito.

Un despliegue policial sorpresivo que desde las 4:00 am agitó la cotidianidad de los habitantes de la urbanización El Araguaney, sector Los Cujicitos, en el kilómetro 16 de El Junquito, para capturar al ex policía Oscar Pérez y a sus acompañantes, culminó casi 10 horas más tarde con noticias de la muerte del ex inspector del Cicpc, Oscar Pérez, así como también de Heiker Vázquez, líder del colectivo Las Tres Raíces del 23 de Enero, otros heridos, detenidos, y muchas suspicacias.

“Los integrantes de esta célula terrorista que hicieron resistencia armada fueron abatidos y (otros) cinco criminales fueron capturados y detenidos”, indicó en la tarde un comunicado del Ministerio del Interior, Justicia y Paz, luego de que el Cicpc informó de la muerte de dos oficiales del grupo FAES y otros seis uniformados, durante la acción. Ningún organismo de seguridad informó oficialmente el asesinato de Pérez, solicitado desde junio de 2017 por hurtar un helicóptero policial y sobrevolar la sede del TSJ. Su cuerpo fue trasladado por el FAES a la morgue de Bello Monte que fue tomada por comisiones de la GNB y PNB.

El parte oficial que fue leído solo en un segmento de la programación de VTV, en horas del mediodía, señaló además que Pérez y su grupo “con armamento de alto calibre abrieron fuego contra las fuerzas de seguridad”, lo que dejó dos policías muertos y cinco heridos. “Los efectivos fueron atacados por los violentos cuando estaban negociando las condiciones para su entrega y resguardo”, subrayó el ministerio y afirmó que el grupo intentó “detonar un vehículo cargado de explosivos”.

En horas de la tarde trascendió la muerte de Vásquez, responsable del control del 23 de Enero que también tenía bajo su compromiso la distribución de la comida, su mano derecha, conocido como Hansel y otros cuatro integrantes de este grupo armado. La información no fue confirmada por ningún organismo de seguridad, pero el ministro Freddy Bernal corroboró la noticia, según el portal de Aporrea. Estas personas actuaron conjuntamente con los cuerpos de seguridad en la operación que buscaba capturar al ex policía y a su grupo.

Desde la madrugada funcionarios del Servicio Bolivariano de Inteligencia, Dirección General de Contrainteligencia Militar, Guardia Nacional Bolivariana y Fuerzas de Acciones Especiales de la Policía Nacional Bolivariana, fuertemente armados, tomaron las calles del sector, lo que horas después generó protestas de los residentes de la zona, quienes quemaron cauchos. Luego fueron dispersados.

Pérez, desde el lugar donde se encontraba, transmitió por Instagram varios videos donde aseguraba que él y su grupo estaban rodeados, que querían entregarse pero no se los permitían. En una inusual transmisión, con el rostro ensangrentado, afirmó que los funcionarios estaban disparando, que no aceptaban negociar y pidió “al pueblo de Venezuela que siguiera luchando. “Esta lucha no es por nosotros; es por ustedes, por sus familias y sus hijos”. La madre de Pérez también en video advirtió que Pérez estaba tratando de entregarse “pero no lo dejan” y pidió respeto por su vida. “Esto va a saberse en el ámbito internacional; dejen que se entregue, él no es ningún asesino”.

Durante la acción policial, se escucharon ráfagas de tiros y detonaciones y el suceso ocurrido en el país encendido por saqueos y protestas a la víspera, acaparó la atención por las redes sociales. El acceso al sector, a través de la carretera Mamera-El Junquito, estuvo custodiado por efectivos de la PNB que instalaron siete alcabalas. “Estamos viviendo un toque de queda en el sector: si sales del urbanismo no puedes ingresar nuevamente por orden de los policías”, denunciaron los vecinos.

Al mediodía una tanqueta de la GNB ingresó a las urbanizaciones El Araguaney y La Peña, mientras que un helicóptero sobrevolaba la zona. Los cuerpos de seguridad impidieron que una caravana de unidades del Cicpc llegara al kilómetro 16 y solo permitieron el ingreso de tres vehículos, identificados con el rótulo de Homicidios.

En el hecho murieron el supervisor jefe Andreu Garate y el oficial agregado Roger González, ambos del FAES. Los seis heridos, trasladados al hospital Miguel Pérez Carreño, fueron identificados como Ramón Escalona, Jesús Navas, José Gregorio Agre Hernpandez, Freddy Ramírez, Eliot García, y el oficial Williams Tovar.

Un integrante del grupo del ex funcionario del Cicpc explicó que desconocen su paradero

Un hombre identificado como “Gregori, El Capi”, perteneciente al grupo de Óscar Pérez, aseguró este lunes que el cuerpo de Pérez se encuentra secuestrado por el gobierno de Maduro.

Las declaraciones las ofreció en relación a lo ocurrido en El Junquito durante un procedimiento en contra del ex funcionario del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc).

“La verdad es que el cuerpo de Óscar Pérez, esté vivo o muerto, está secuestrado por la dictadura de Venezuela. Pedimos respeto a su familia, pedimos que, de ser así, su cuerpo sea entregado”, dijo.

El compañero de Pérez indicó que durante el procedimiento se violaron los derechos humanos e indicó que el hecho se registró debido a que se filtró información sobre su ubicación.

“Con todas las injusticias que le dieron, fue de verdad súper difícil pero el país lo vale, Venezuela lo vale y lo vamos a lograr”, comentó.

El ex agente del Cicpc fue asesinado este lunes en El Junquito, junto a otros seis miembros de su equipo.

Simón Calzadilla, diputado a la Asamblea Nacional, condenó el operativo realizado ayer contra Óscar Pérez, ex inspector del Cicpc sublevado al gobierno de Nicolás Maduro.

“Eso fue un acto absolutamente condenable y criminal. Estaban negociando su entrega y les dispararon con cohetes. Es una violación a los derechos humanos y tratados internacionales”, dijo Calzadilla en una entrevista para Globovisión.

Calzadilla también recordó que cuando el presidente Hugo Chávez dio un golpe contra un presidente constitucionalmente escogido (Carlos Andrés Pérez) se le respetó su vida a pesar de los muertos y heridos que causó. En el caso de Óscar Pérez, que buscó entregarse voluntariamente y no dejó ni un muerto en ninguno de los dos operativos que hizo, lo mataron.

El legislador también rechazó la actitud del gobierno frente a los hechos y, en especial, la actitud de Nicolás Maduro, quien indicó en su memoria y cuenta que Pérez quería cometer un atentado contra una embajada importante del país. “El gobierno lo que quiere es justificar la acción violatoria”, agregó.

Sobre el proceso de diálogo, llevado a cabo en República Dominicana los días 11 y 12 de diciembre, Calzadilla explicó que el presidente es prisionero de sus contradicciones y quiere demostrar fortaleza ante el país.

“Yo le pido al presidente que, ante el drama que atraviesa el país, reaccione. Las enfermeras en los hospitales reciben tratamiento psiquiátrico ante la cantidad de niños desnutridos que llegan a los hospitales”, dijo.

El último video de Oscar Pérez:

Ir a la barra de herramientas