Al instante

Vendemos Armas: Bienvenidos Terroristas y Criminales

Por Armando Cardona Cataño

 

Crónica De La Muerte

 

Un aviso publicitario de 252 pies, cercano al peaje Tumpike en Boston, Massachusetts, ruta 90 cerca al Estadio de Beisbol Fenway, nos erizó la piel hace algunos años, cuando tuvimos oportunidad de verlo en compañía del ya fallecido periodista Carlos Quintero Arroyave.

 

Pero los ojos se desorbitaron aún más, al leer en el mismo anuncio, cuyo texto en inglés confirmaba que no se requería identificación del comprador y no había controles de antecedentes para quien quisiera adquirirlas, como puede verse en la foto que ilustra esa nota periodística.

 

En esa feria, entonces, se podía comprar un fusil, una pistola, un revolver y la munición deseada, de la misma manera como en un Mac Donald, una hamburguesa, un café o un paquete de papas.

 

Pasan por nuestra mente todas las masacres registradas hasta hoy, entre ellas la de Tucson (Arizona), en donde el pistolero Jared Lee Loughner dio muerte a 6 personas e hirió a 14, entre ellas la legisladora demócrata Gabrielle Giffords, el 8 de Enero del 2011 y paremos de contar; porque la libertad de tener armas en Estados Unidos y sin necesidad de identificación por parte del comprador para adquirirlas, como lo promociona el aviso comercial que ilustra la presenta nota, ha posibilitado que estos hechos estén al alcance del criminal de turno, como aconteció recientemente en el aeropuerto de Fort Lauredales, en donde el pistolero Esteban Santiago dio muerte a cinco persona.

 

El periódico mexicano El Universal en su edición del 13 de enero del 2011 afirma que el 2010 ha sido el más violento de los últimos seis, desde cuando se libra la interminable y sangrienta guerra del narcotráfico señalando que el número de muertes alcanzó la cifra de 15.273, un 58% más que los 9.614 del 2009.

 

El Diario norteamericano The Washington Post informó en un artículo publicado el mes de Enero del 2011 “que al menos ocho armerías de Texas se cuentan entre las mayores proveedoras de armas de fuego “incautadas por la policía en la brutal guerra de traficantes de droga en México”.

 

Este tema ha sido debatido reiteradamente en los Estados Unidos pero nunca se logra ponerle freno a la venta de armas en ese país, porque los llamados lobistas tocan todas las puertas parlamentarias y logran sus objetivos, con lo cual la amenaza sigue vigente.

 

Entre los muchos retos que tiene el nuevo gobierno de los Estados Unidos, este será uno de importante significado, porque no solo afecta la seguridad interna, sino que ese país seguirá siendo la gran armería de América, en donde el narcotráfico y la delincuencia en general, tienen el recurso fácil de adquirirlas allí y luego subrepticiamente enviarles a los países de sus actividades delictivas.

 

¿Cuál será la posición del gobierno de Donald Trump frente al comercio libre de armas, que intimida no solo a su propio país, sino que es una real amenaza para todo el mundo, especialmente para América Latina?

 

Alguna venta de automóviles en una ciudad norteamericana ofrecía hace algún tiempo, dentro de la promoción, el regalo de un fusil a quien comprara un vehículo.

 

 

Email this to someoneTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInShare on FacebookPrint this page