Al instante

Una vez más, y en buena hora, hablan nuestros pastores…

Por Mario García Isaza

Imagen cele.org

Se inició, y anda raudo, un nuevo año. Un 2018 en el decurso del cual enfrentaremos los colombianos la responsabilidad de participar en unas elecciones parlamentarias y presidenciales de una trascendencia como quizá jamás un evento electoral había tenido en la historia de Colombia. Dichas elecciones se darán en el contexto social y político de un gobierno que termina dejando al país gravísimamente enfermo. Con un mandato espurio, quien ha malgobernado a Colombia durante los últimos años, poniendo por encima de los verdaderos intereses de la comunidad, y de la voluntad nítidamente expresada por la mayoría, su maquiavélico proyecto y sus proditorios convenios con los enemigos de la democracia, valiéndose de inacabables tretas para poner bajo la coyunda de su voluntad egolátrica las de unos organismos subyugados, – léase parlamentos, cortes… – se va, dejando todo el organismo de la patria anémico , empobrecido en todos los valores cristianos que la nutrían, y que permitió y prohijó que se socavaran sistemáticamente; se va, dejando, ¡ciego y traidor!, el camino expedito para el asalto inmisericorde sobre esos valores de los confesos enemigos de la civilización cristiana, de los más aviesos criminales, con quienes negoció como ellos quisieron muchas cosas que eran y seguirán siendo innegociables. Para detener, al borde del abismo, ese proceso nefando, sólo nos queda una esperanza: que en las elecciones que se avecinan, de legisladores y de presidente, los colombianos seamos suficientemente lúcidos y enhiestos para decir otra vez, pero ahora con más fuerza aún y más decididos a no permitir que de nuevo triunfen la trampa y la mentira, que NO: NO al proyecto socialista, materialista y ateo que se nos quiere imponer. NO a quienes nunca han respetado la ley natural, que es ley de Dios. NO a la destrucción de la familia, establecida, de acuerdo con la ley natural y como célula irreemplazable de la sociedad, exclusivamente sobre el amor entre hombre y mujer. NO a la pretensión de impregnar los sistemas educativos de Colombia con ideologías deletéreas e inmorales, y de negar a los padres de familia el derecho irrenunciable de escoger la educación que quieren para sus hijos. NO a los jueces y legisladores que pretenden que se continúe asesinando a los aún no nacidos o a quienes sufren, por el aborto y la eutanasia. NO a quienes han hecho posible que nuestro suelo se convierta en el emporio de la droga maldita que envenena el cuerpo y el alma de la juventud del mundo. ¡NO a un proyecto de país del que se quiere desterrar a Dios!

En la perspectiva del hecho electoral, nos han hablado de nuevo, en buena hora, nuestros Pastores. Un comunicado que lleva las firmas del Presidente, el Vicepresidente y el Secretario General de la Conferencia Episcopal, nos invita a cumplir de manera responsable e ilustrada con el deber de participación política, mediante el ejercicio del voto. En lúcidas reflexiones, los señores Obispos nos piden que no elijamos por simpatías personales o por simples compromisos politiqueros, y menos aún dejando que sean compradas nuestras decisiones con dádivas de cualquier índole; que lo hagamos en tal forma que nuestro voto vaya en defensa de los auténticos valores sociales, éticos y cristianos de la verdadera Colombia. Para que eso sea así, tenemos que ilustrarnos, buscar orientación, examinar la trayectoria y las propuestas de los distintos candidatos frente a esos valores innegociables. Es eso lo que llamamos votar “en conciencia”. Hagamos lo que esté a nuestro alcance para que el comunicado episcopal llegue a todos los colombianos.

Mario García Isaza.   c.c. 41079 – Ibagué

 

Apostilla. Incalificables el contenido y el acento triunfalista con que Profamilia, la sucursal colombiana del colonialista Planned Pareenthood, presenta el informe de sus “logros” en el 2017 : se jacta de que lograron realizar 10.517 “abortos legales”, frente a 6.500 que habían hecho en el 2016. ¡Qué maravil! ¡Qué progreso : 4.017 asesinatos más, de un año a otro! Debe sentirse muy ufano el maestro del paripé que nos gobierna, y deben estar riendo entre bambalinas los que dirigen, bajo sus órdenes, la trágica comedia.

Acerca de Revista Corrientes (2487 artículos)
Revista Corrientes es un propósito periodístico respetando los puntos de vista y la libertad de opinión de quienes aporten sus colaboraciones, análisis,artículos y columnas para su publicación. También se publican todos los comentarios respetuosos por desacuerdos con los contenidos de las colaboraciones publicadas.
Contacto: Sitio web
Ir a la barra de herramientas