Al instante

¿ Un Caballero extraditado?

Por La bruja sin escoba

Salvo que eso haya sucedido y nadie hubiera conocido el caso, cabe especular sobre la posibilidad de otra extradición que involucrara a César Caballero, única forma de explicar su desaparición del escenario político y encuestador de Colombia.

Ningún medio de comunicación ha tenido la iniciativa de preguntarle a Caballero, excelso pronosticador, como recibió “la segunda vuelta” que le había vaticinado a Germán Vargas, encaramado en una maquinaria que resultó oxidada cuando no podrida del todo.

Es de suponer también que esa notoria ausencia del mago de la estadística, pueda deberse a que una semana después todavía ande enredado con sumas, restas, multiplicaciones, divisiones, raíces cuadradas y cúbicas, logaritmos, algoritmos, cuocientes, residuos, ecuaciones y hasta cuentas con los dedos, para ver si finalmente le cuadran sus cálculos.

Como su jefe ya dijo que no volverá a aspirar a ninguna candidatura – gracias a Dios, aunque a los políticos no hay que creerles mucho – César Caballero podrá dedicar estos cuatro años que vienen a perfeccionar su método y esperar otro ingenuo que en el 2022 crea en su infalibilidad.

Pero de momento no sobraría alguna opinión suya acerca del descabellado pronóstico que lo dejó en ridículo.

——————

OTRO ESAÚ LLAMADO CESAR

Como de Césares viene escribiendo la bruja, no caen mal unas líneas sobre César “Esaú” Gaviria, quien presuroso de piernas y afanado por conseguirle un cupito burocrático a su hijo, se amarteló con mansedumbre digna de objetivo más decente.

Para consumar su vergonzosa entrega, no fue óbice que Gaviria llegara a los aposentos del príncipe luciendo apenas el andrajoso y arruinado traje rojo del otrora glorioso partido liberal.

Debe recordarse al respecto, que casi siempre el mendicante urgido se presenta en las peores condiciones, unas veces por no tener más que ponerse, y otras para despertar un mayor grado de generosidad, aunque el óbolo esta vez haya sido apenas un puesto.

La única y miserable dote que llevó ante el apuesto galán no fue la doncella hermosa y apetecida que cualquiera quisiera desposar, sino la urna ennegrecida donde reposaban – si eso es reposar – los restos de una colectividad antaño respetada y decisoria en la vida social, política y económica del país.

“Esaú” Gaviria, destituido por las masas liberales el pasado 27 de mayo, tuvo la desvergüenza y el cinismo que le permitió declarar después que “la política es así, no es consistente”, aunque por lo menos le reconoció a las gentes el derecho “a pensar o imaginar que yo soy un truhán”.

———————-

PILDORITAS PARA LA MEMORIA

A propósito de esta entrega sin anestesia para el nuevo “Esaú”, aunque dolorosa para millones de verdaderos liberales, merece la pena activarle su flaca  memoriay recordar lo que decía años atrás de su ahora “mejor amigo”:

“Uribe mentiroso…Uribe mentiroso…Uribe mentiroso”, vociferaba iracundo ante las maniobras que aquel urdía desde el gobierno. “Eso es lo que está haciendo el presidente Uribe con el Das, se está convirtiendo en un dictador. Él está abusando de la ley y de sus potestades para hacer una cosa que francamente es delictiva ya, y que no es unas manzanas podridas sino un aparato político de delincuencia”. Así, hasta con falta de sintaxis pero sin falta de razón, se expresaba el vende   partidos hace algún tiempo.

Y para el ex presidente Pastrana, esta otra pildorita:

“Si el presidente Uribe se quiere quedar con este partido conservador, bienvenido, porque ese es el partido de la corrupción”. Lo que le queda por explicar a   Pastrana es si “ese partido” mejoró en algo desde que él volvió a ser militante suyo.

—————————–

CON DESTINATARIO CONOCIDO

Lean con atención lo que sigue y hagan el más mínimo esfuerzo para descubrir al destinatario:

“Para los profesores de matemáticas los éxitos no consisten en si algún partido político da su aval o no, si algún grupo empresarial le expresa su apoyo o no; un matemático investigador no usa el famoso consenso para demostrar un teorema; el hecho es verdadero o falso, sin importar si algún miembro de algún comité  o bancada está o no de acuerdo. A un matemático activo le apasiona resolver problemas sin pensar si eso le trae beneficio personal; a un investigador lo desvela, por ejemplo, si el problema de cancelación de Zariski es equivalente o no a la conjetura del Jacobiano, o en revisar nuevamente la solución de Grigori Perelman a la conjetura de Poincaré. En este mundo donde usted vive, los problemas no se resuelven; la idea es usarlos como estrategia para acceder al poder, para perpetuarse en el o para enriquecerse”.

Si ya adivinaron el destinatario, consideren probable que puede en estos momentos estar consultando en Google.

El parrafito anterior lo incluyó y dedicó al “profesor” Fajardo, nada menos que José Oswaldo Lezama Serrano, Premio Nacional de Matemáticas 2017, quien lo tituló “ Doctor Fajardo, usted hace muchos años ya no es investigador ni menos aún profesor”, en una columna que fue publicada en Las Dos Orillas.

———–

VOTOS AJENOS

De manera equivocada muchos creen que la votación alcanzada por el ex gobernador, Sergio Fajardo, es en realidad suya y que por lo tanto se ha convertido en otro más de los caciques que suelen emerger cada cierto tiempo en el lodazal de la política colombiana.

Nada más falso e irreal, pues si una cosa es cierta, es que muy buena parte de esos votos se los “pusieron”  Ivan Duque y Gustavo Petro, cuyos contradictores en las urnas prefirieron endosárselos al único que había disponible en ese momento con alguna relativa opción, sin contar que ahí también hay votos de Antanas Mokus y de Jorge Robledo.

Esos de Fajardo el domingo son simplemente votos prestados, arrojados desesperadamente por los acérrimos enemigos de Duque y de Petro, recibidos ocasionalmente por alguien que estaba allí, pero nada más.

————–

SI LES HARÁN CASO ?

Queda por ver si dentro de quince días esos cinco millones de votos de los cuales alardean ahora, se mueven como si tratara de pasar un bobo de una cama a otra.

Ante la urna y en unas presidenciales, es más fácil que cualquier colombiano se quiera sentir actor principal de la comedia, y no contentarse simplemente con asomarse al escenario tras una cortina para ver de lejos a los protagonistas.

Si los que le siguen apuntando más a la tibieza fueran de verdad líderes, podría esperarse que este voto estéril alcanzara dimensiones insospechadas e importantes.  Pero quienes lo promueven en medio de esa frialdad, son apenas ocurrencias pasajeras y accidentales en esta carrera eleccionaria.

Pero de ahí a pensar que una candidatura pueda durar cuatro años, es pensar con el deseo y creer en pájaros embarazados.

——————-

VICTIMA DE SU PROPIO INVENTO

En su incontrolable locuacidad, el Fiscal general, Néstor Humberto Martinez, amenazó esta semana al país con revelarle un escandaloso fraude electoral que vaciló en calificar de “nauseabundo”.

Pero a la manera de don Alfred Hitchok, el alto funcionario que se ha destacado precisamente por sus teatrales apariciones, dejó en suspenso a los colombianos y dijo que el misterio solo lo revelará después de la segunda vuelta presidencial.

Si cualquier ciudadano tiene conocimiento de un delito, de acuerdo con la ley, está en la obligación de denunciarlo ante las autoridades, o de lo contrario se le puede considerar cómplice del mismo, y esta norma no exime al Fiscal.

Por qué ese silencio durante quince días si hay delito y delincuentes de por medio, señor Fiscal ? A qué viene desempeñar ese papel de gato ajeno, tapando las inmundicias de otros ? Cuál es el objetivo de ese silencio tan premeditado ? Descubrir la trapisonda ahora puede afectar a alguien en particular ? Pregunticas sencillas pero elementales para el locuaz Néstor Humberto, tan dado a la exposición en medios, pero retrechero ahora con semejante caso.

——————–

ENTRE ACERTAR Y PERDER

El profesor Antanas Mokus es posiblemente una de las personas que más respeto y acatamiento tiene entre los colombianos, condición que se ha ganado con su actitud, su lógica simple y su manera, corta pero certera, de decir las cosas…  o de mostrarlas.

A pesar de que Uribe lo llegó a considerar, en una innoble y grosera referencia a él como “un caballo discapacitado”, el ex rector de  la Universidad Nacional ha dado siempre muestras de todo lo contrario:  de ser un ser racional, inteligente, concreto y honesto.

Consultado sobre cómo votaría en la segunda vuelta presidencial, sin querer queriendo, como el Chavo, dijo que prefería equivocarse votando por la paz que acertar votando por la guerra.  A cualquier buen entendedor, palabras de grueso y hondo calibre.

Con ellas, el profesor Mokus, sin bajarse los pantalones como cierta vez,  les  volvió a mostrar el culo a muchos.

—————–

BARBAROS

Ese fue el gran titular con el que abrió una de sus emisiones meridianas el noticiero Caracol televisión esta semana, confirmando que el morbo, y la mezcla de sangre y semen que los fascina, es su razón de ser.

Mejor endilgarles ese calificativo de bárbaros a ellos, al menos en el campo escueto del periodismo, pues ese día había sobre las mesas de redacción en todo el mundo, una serie de importantes noticias que nada tenían que ver con el acostumbrado amarillismo caracolero.

Pero a los genios del molusco, les pareció que era más especial hablar de la violación de una pequeña por parte de algún familiar, que la crisis de Hidroituango, los problemas políticos en España o aún, el campeonato mundial de fútbol.

Que contraste se advierte cuando dos hermosas presentadoras, Vanessa de la Torre y Mónica Jaramillo, sean precisamente las encargadas de transmitir un día sí y otro también, estas maravillosas historias con las cuales Caracol le ameniza el almuerzo a sus televidentes.

Acerca de Revista Corrientes (2664 artículos)
Revista Corrientes es un propósito periodístico respetando los puntos de vista y la libertad de opinión de quienes aporten sus colaboraciones, análisis,artículos y columnas para su publicación. También se publican todos los comentarios respetuosos por desacuerdos con los contenidos de las colaboraciones publicadas.
Contacto: Sitio web
Ir a la barra de herramientas