Al instante

Tocó

Por Gustavo Alvarez Gardeazábal, Diario ADN

La posibilidad de que para consolidar la paz se reuniera una Asamblea Constituyente ha tenido serios y poderosos enemigos con toda clase de argumentaciones. Desde los que afirman que es muy peligrosa porque se sabe dónde comienza pero no dónde termina, hasta los que consideran inconveniente una revocatoria total de sus mandatos,

La Asamblea Constituyente, empero, había conseguido al comenzar las conversaciones de paz en La Habana identificar en objetivos a las Farc y al expresidente Uribe y, hasta al ELN, que siempre la ha estado pidiendo en toda mesa de diálogo donde se ha sentado en los últimos 25 años.

Se entiende que el presidente Santos y su combo de la paz no creen conveniente para sus metas poner en la discusión de un cuerpo colegiado diverso, como la Constituyente,(donde pueden llegar a estar los uribistas), el futuro del país que salga del acuerdo de La Habana .Pero si quieren salvar el proceso, les tocó convocar la tal Constituyente.

El problema surge porque ya entendieron la magnitud del fallo de la Corte sobre el plebiscito, que truncó el procedimiento empleado de haber decretado a la brava en el Congreso un Acto Legislativo, que introducía lo aprobado y lo por aprobar en La Habana, y que vició el proceso y lo empantanó.

Para salvar esa opción de paz que el país necesita y para salvar el mismo plebiscito que arrancó ganando el NO 9 puntos por encima del SI , hay que volver a pensar en la Constituyente y convocarla en la misma papeleta del plesbicito. Basta una sola frase:
“Apoyo el proceso de paz que se negocia y convoco una Asamblea Nacional Constituyente para implementarlo”
@eljodario
www.eljodario.co

Si quiere oir el audio de esta columna en la voz de su autor vaya a: https://www.spreaker.com/user/eljodario/toco-gardeazabal-adn-agosto-5

Ir a la barra de herramientas