Al instante

Terig Tucci

Por Jaime Rico Salazar

Clotilde Arias (sentada) con rl compositor y arreglista Terig Tucci, en audición en 1943.

TERIG TUCCI Compositor – Director de Orquesta – Arreglista –

Era tan argentino como el tango, pero se involucró tanto en la música colombiana que muchos afirmaban que era de nuestro país. Músico EXTRAORDINARIO, con mayúsculas, que sintió hervir en su sangre esa pasión, como compositor, como instrumentador, como creador de arreglos que fueron insuperables, como director de orquesta, conocimientos que pudieron aprovechar Tito Guizar, Jorge Añez, Carlos Gardel, Hugo Mariani, Alfredo Antonini, Los Panchos, Alfredo Sadel y cuantos estuvieron a su alrededor….y hasta equivocó a Richard Spottswood que en su excelente obra Ethnic Music on Records le dio la nacionalidad colombiana.

Su nacimiento ocurrió el 23 de junio de 1897 en Buenos Aires. Realizó estudios musicales básicos en el Instituto Cesi de la misma ciudad y en 1915 organizó y dirigió la orquesta Almafuerte. Viajó a Nueva York en 1923 y se desempeñó primero como obrero constructor hasta 1930 cuando se vinculó con la National Broadcasting Company como orquestador y director de orquesta y al mismo tiempo fungía como Director de la Orquesta de la International General Electric de Schenectady, N.Y. Allí estuvo hasta 1940.

Según contaba el mismo Tucci en la obra que escribió sobre Gardel, por el año 1930 estuvo dirigiendo el grupo de Los Charros acompañando a Tito Guizar y con frecuencia eran invitados a la casa de Rosita de Rocha, dama colombiana con extraordinarias condiciones artísticas: pintora, compositora y pianista. La autora del famoso pasillo “Por qué te fuiste”. En una de aquellas reuniones conoció a Jorge Añez que estaba con Alcides Briceño. Y el mismo Añez sugirió que Tucci los acompañara en unas grabaciones de música colombiana en los estudios de la Victor. El director de la sección latinoamericana de esta empresa era Alfredo Cibelli y quedó tan bien impresionado con el trabajo que hicieron, que continuó llamando a Tucci para otras grabaciones de música colombiana.

Fue entonces cuando se formó la Estudiantina Colombiana bajo su dirección y comenzaron a grabar el 30 de diciembre de 1932 hasta el 16 de junio de 1939 cuando realizaron la última sesión de grabación. En estos años aprendió a sentir y gustar la cadencia del bambuco y del pasillo a tal punto que compuso varios que hoy son clásicos en el género. Y se incorporó al grupo de músicos colombianos que residían en Nueva York: Sarita Herrera, Nano Rodrigo, Federico Jimeno, Miguel Bocanegra, Alejandro Giraldo, Ladislao Orozco que a veces fueron sus intérpretes en la Estudiantina.

Tucci también organizó por esta misma época con el compositor colombiano y guitarrista Adolfo Mejía y con el laudista Antonio Francés un trío al que llamaron Albéniz y que ejecutaba únicamente música instrumental. A finales de 1933 se involucró en la vida del zorzal de Buenos Aires, de Carlos Gardel y fue él quien se encargó de los arreglos instrumentales para sus grabaciones en la Victor y para sus películas con la Paramount. Cuando llegó el momento de comenzar las grabaciones, la Victor le sugirió a Gardel que fuera el mismo Cibelli el director de la orquesta. Gardel agradeció el ofrecimiento y dijo que ya tenía un director de orquesta argentino. Cuando Tucci estuvo al frente de la orquesta y lo vio Cibelli, puso el grito en el cielo…Este hombre es un impostor… Yo sé que él es colombiano…No fue fácil convencerlo de que era argentino. Posteriormente le manifestaba Cibelli que estaba tan seguro de que era colombiano que por esa razón le encargaba las grabaciones de ese país.

Vivió cerca de Gardel todo este tiempo que estuvo en Nueva York y le enseñó una nomenclatura especial en el piano para que anotara las melodías de sus canciones y que las recordara para poderlas trascribir al papel pautado… hasta aquel fatídico 24 de junio de 1935…Después estuvo vinculado con Agustín Irusta, cuando incursionó como solista al terminarse el trío con Fugazot y Demare y también al cantante peruano Jorge Escudero. Desde 1939 a 1941 estuvo trabajando para la World Broadcasting Company y a partir de este año fue nombrado Director Musical de la Cadena de las Américas de la Columbia Broadcasting System, haciendo los arreglos para la orquesta del maestro Alfredo Antonini que respaldaba a los artistas que programaba Eva Garza: Néstor Chayres, Los Panchos, Luis G. Roldán, Carlos J. Ramírez y muchos más, precisamente en los años en los que el mundo se debatía en la crisis de la Segunda Guerra Mundial.

Estuvo hasta 1947 en este cargo. Posteriormente se vinculó con la National Export Advertising Service y luego con la Coca Cola dirigiendo los programas musicales latinoamericanos que grababan en grandes discos de 16 pulgadas con los mejores artistas del momento.

En 1944 le colaboró a Los Panchos en su formación inicial, les ayudó en la armonización de sus canciones y los asesoró artísticamente y en los años 50s. le instrumentó y dirigió a Alfredo Sadel su primer L.P. Mi Canción que fue todo un éxito y posteriormente el álbum Alfredo Sadel, Hoy.

De 1951 a 1957 estuvo como Director Musical de la división latinoamericana de La Voz de América, al mismo tiempo que laboraba como comentarista y crítico musical en la World Wide Broadcasting. Además compuso muchos fondos musicales para películas documentales de América Latina para las Naciones Unidas. Fue un señor personaje Terig Tucci, como profesional y como amigo. El 28 de febrero de 1973 falleció en Buenos Aires, en el Hospital Italiano a causa de una embolia cerebral y sus restos fueron inhumados en el Cementerio de San Martín pero unos días más tarde, el 7 de marzo, fueron llevados a Nueva York y sepultados allí definitivamente.

“Una canción colombiana para el mundo, escucharemos el tema “Viejo dolor”, en voz de Luis Valente, acompañado de la orquesta de Terig Tucci”.

Su obra musical… En la discografía que presento se encuentra la mayor parte de su producción musical, que incluye, por supuesto el repertorio de brillantes pasillos con los que enalteció la música colombiana: “Edelma”, “Anita la bogotanita” que dedicó a la soprano Ana de Morales, ,“Lolita”, “Claveles rojos”, “Perfume embriagador”, “Rosita”, “Herminia”, “El frío de tu desdén”, “El retorno”, “Rosas para ti”, “Perlita”, el bambuco “Qué saco con ella”, el vals “Flor incaica” y otros más. Y como algo muy curioso que vale la pena anotar…nunca estuvo en Colombia…
Fotografia y datos biográficos del Diccionario de la Canción Popular de Colombia de Jaime Rico Salazar

En el audio la única canción que hizo Tucci con letra y la interpretaron Los Panchos sin guitarras: Desde que te  fuiste

Email this to someoneTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInShare on FacebookPrint this page
Ir a la barra de herramientas