Al instante

Son de la Loma

Por Rubén Darío Arcila

Nairo Quintana (foxsports.com)

Las tres cosas más difíciles de esta vida son: guardar un secreto,perdonar un agravio y aprovechar el tiempo.”Nairo Quintana no se atrevió a tiempo a lanzar el ataque definitivo y por eso perdió El Tour”, es el pensamiento popular en los kioskos, oficinas y corrillos deportivos.
Fue no más bajar la banderola, se escuchó el pito del comisario y ahí mismo llegó el gol de camerino: Nairo perdió 1-28 cuando la carrera estaba apenas en el rodillo de calentamiento.

¿No funcionó el intercomunicador de Eusebio Unzúe para anunciarles que venía una tromba, una autentica batalla naval? La lluvia y el viento asomaron el morro y ahí fue Troya. La acción de Eolo y el agua sacudieron los cimientos del Tour. Y eso que la sacaron barata. Apenas 1-28 (Definitivos tres semanas después en Los Alpes).

Sí funcionaron las alarmas en medio de la tempestad para el Sky y el Tinkoff, pero no para la logística del Movistar de Unzúe pues nunca supo que aquel día se temía por las ventiscas huracanadas y las caídas en el pelotón camino del Gran Delta de Zelanda, “El País del Mar”.

Los del Sky tenían planeado destrozar la carrera en la Piedra de San Martín y luego resistir. Y eso hicieron. Contaban para ese propósito con Thomas y Porte, dos baluartes a la hora la verdad.

Ese pinganillo, apuntador, audífono, como lo quieran llamar, era el que no permitía que Froom descollara por encima de Bradley Wiggins en el 2010. El mismo aparatico que frenó a Mikel Landa en el pasado Giro de Italia. Hablamos del invento inalámbrico por el que recibe Nairo las órdenes de cuándo debe atacar, en qué momento quedarse quieto. ! Ciclismo Robotizado ! El Tour no lo perdió Quintana,el derrotado fue Unzúe que nunca dijo nada en los ventarrones de Zelanda, ni nada a tiempo en las rampas alpinas.

En la ruta de los Olímpicos está prohibido el tal pinganillo. Eso permitió que Rigoberto Urán (El Giro este año exprimió todo en Urán) creara su propia partitura, se moviera libremente, sin ataduras, bajo su propio instinto y coraje para cargarse el botín, en tierra de piratas, con una medalla de plata frente a la casa de la Reina de Inglaterra.

Así le digan NaIRONMAN. No es ningún robot programado a destiempo.
================

Email this to someoneTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInShare on FacebookPrint this page