Al instante

SIP: Estado y poder político pervierten medios en América Latina

Sociedad Interamericana de Prensa, SIP

noticierodigital.com

El Estado y el poder político han pervertido el funcionamiento de  los medios de comunicación en América Latina, denunciaron los propietarios de prensa escrita al reclamar en Washington la adopción de leyes con reglas de juego claras para enfrentar  la relación de monopolios y oligopolios privados con el poder gubernamental en la región.

En un documento presentado en las últimas horas ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos reunida en Washington, la Sociedad Interamericana de Prensa, SIP, sostuvo que en teoría -como se señala en la mayoría de las constituciones estatales- “cualquiera puede fundar un medio de comunicación impreso o digital”, pero “es un hecho de la vida real que no cualquiera puede tener una radio o un canal o una compañía telefónica o una empresa de internet.

“El Estado y el poder político están presentes y muchas veces, en la administración de esos instrumentos, han distorsionando y han pervertido el sistema. En algunos casos, han asignado un tremendo poder mediático  a operadores privados; en otros han creado verdaderas redes  progubernamentales  mediante testaferros y amanuenses, a veces aliados a medios estatales; y en los más extremos, han pasado todo a propiedad del Estado”,señala el documento de la SIP anexo al comunicado que la Revista Corrientes reproduce a continuación:

Miami (18 de marzo de 2015) — La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) denunció la existencia de oligopolios mediáticos progubernamentales en distintos países de América Latina, al participar en Washington en una audiencia ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

La SIP afirmó que en Ecuador, Venezuela, Nicaragua, Bolivia, Guatemala y Argentina, los gobiernos, utilizando recursos públicos, han creado enormes oligopolios de medios afines al poder, con cientos de emisoras de radio, canales de televisión, periódicos, agencias de noticias y páginas digitales. La organización recordó que desde hace 56 años existe en Cuba un monopolio mediático controlado por los hermanos Raúl y Fidel Castro.

En una audiencia convocada para debatir sobre pluralidad, diversidad y concentración de medios en la región, la SIP defendió su histórica posición a favor de la vigencia del artículo 12 de la Declaración de Principios sobre Libertad de Expresión de la CIDH, aprobada en el 2000. Por parte de la CIDH, participaron su secretario ejecutivo, Emilio Álvarez Icaza; el relator especial para Libertad de Expresión, Edison Lanza, y los honorables comisionados, el estadounidense James Cavallaro; la jamaiquina Tracy Robinson; el mexicano José de Jesús Orozco Henríquez y el brasileño Paulo Vannuchi.

El artículo 12 advierte de que “los monopolios u oligopolios en la propiedad y control de los medios de comunicación deben estar sujetos a leyes antimonopólicas por cuanto conspiran contra la democracia al restringir la pluralidad y diversidad que asegura el pleno ejercicio del derecho a la información de los ciudadanos”.

También aclara que “en ningún caso esas leyes deben ser exclusivas para los medios de comunicación” y promueve que “las asignaciones de radio y televisión deben considerar criterios democráticos que garanticen una igualdad de oportunidades para todos los individuos en el acceso a los mismos”.

“La SIP se opone, se ha opuesto y se opondrá a la existencia de monopolios u oligopolios, tanto públicos como privados, en los exactos términos que establece el Artículo 12 de la Declaración de Principios”, dijo Claudio Paolillo, presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información, al intervenir ante los comisionados.

Paolillo, director del Semanario Búsqueda de Uruguay, agregó que “el problema de los monopolios u oligopolios es uno de los mayores riesgos para la vigencia plena de la libertad de expresión”, y precisó que aludía “a monopolios u oligopolios, sean quienes sean aquéllos que los detentan: actores privados o actores públicos”.

La delegación de la SIP, encabezada por Paolillo, estuvo también integrada por Danilo Arbilla, expresidente de la SIP, Búsqueda, Montevideo, Uruguay; Diana Daniels, expresidenta de la SIP, The Washington Post, Washington, DC; Lourdes de Obaldía, vicepresidenta de la Comisión de Libertad de Prensa e Información de la SIP, La Prensa, Ciudad de Panamá, Panamá; Roberto Rock, vicepresidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información de la SIP, Publicaciones Comunitarias, Ciudad de México, México; Martín Etchevers, miembro de las comisiones Legal y Contra la Impunidad de la SIP, Grupo Clarín, Buenos Aires, Argentina; José Antonio Miró Quesada, socio de la SIP; El Comercio, Lima, Perú, y Ricardo Trotti, director ejecutivo de la SIP.

El documento completo de la SIP entregado a la CIDH y al relator especial para la Libertad de Expresión de la OEA, Edison Lanza, se puede leer en el siguiente enlace: http://www.sipiapa.org/service/chapultepec/, bajo: “ Diversidad, pluralismo y concentración de medios de comunicación en las Américas”

La delegación de la SIP también mantuvo en Washington entrevistas con funcionarios del Departamento de Estado para discutir sobre temas de libertad de prensa y de expresión. Ver enlace: http://www.sipiapa.org/intensa-y-fructifera-actividad-de-la-sip-en-washington/

La SIP es una entidad sin fines de lucro dedicada a la defensa y promoción de la libertad de prensa y de expresión en las Américas. Está compuesta por más de 1.300 publicaciones del hemisferio occidental; y tiene sede en Miami, Estados Unidos. Para mayor información, por favor, visite: http://www.sipiapa.org

Ir a la barra de herramientas