Al instante

San José, padre y señor

Por Guillermo Romero Salamanca

Cada 19 de marzo se celebra en Día de san José. En Colombia se creó también el día del Hombre en esta fecha y en muchas partes se conoce como la Fiesta de los Esposos.

San José –para la iglesia católica–es el más santo entre todos los santos y ángeles, y se le llama como Padre y Señor.

José de Nazaret fue, en el cristianismo y según diversos textos neo testamentarios, el esposo de la Virgen María, la madre de Jesús de Nazaret y, por tanto, padre putativo de Jesús. Era también nazoreo, que quiere decir, consagrado. Según el Evangelio de Mateo, san José era artesano lo que ya en los primeros siglos del cristianismo se concretó en carpintero, profesión que habría enseñado a su hijo, de quien igualmente se indica que era “artesano”.

San Agustín llamaba a san José padre de Cristo y san Bernardo padre de Dios. Los evangelios lo nombran varias veces como padre de Jesús.

San José es llamado también como el “Santo del silencio”. No se conocen palabras expresadas por él, no figuran en ninguno de los Evangelios. Tan solo se ve por sus obras, por sus actos de fe, por amor y protección como padre responsable del bienestar de su amadísima esposa y de su excepcional Hijo. San José fue, además, un santo escogido de Dios.

El actual Papa es un gran devoto de san José.

Cuando monseñor Jorge Bergoglio asumió el Pontificado 266 de la Iglesia Católica pidió un gran favor a sus amigos de la oficina de la Arquidiócesis de Buenos Aires: que le enviaran a Roma la imagen de san José durmiendo.

La encomienda sufrió un accidente: se desprendió la cabeza del cuerpo y entonces el Papa Francisco buscó a un carpintero para que le compusiera el desperfecto. A los pocos días, ya tenía sobre su escritorio a la imagen que representa al personaje de la Sagrada Familia, con un vestido pintado de verde oscuro y rojo y que se conserva en su habitación 201 de la Casa de Santa Marta.

Durante su viaje a Filipinas en enero del 2015 reveló uno de sus secretos: “Yo quiero mucho a San José porque es un hombre fuerte de silencio. En mi escritorio tengo una imagen de San José durmiendo y durmiendo cuida a la Iglesia. Sí, lo puede hacer, lo sabemos”.

“Cuando tengo un problema, una dificultad escribo un papelito y lo pongo debajo de San José para que lo sueñe. Esto significa para que rece por este problema”, añadió en su explicación en Filipinas.

Una de las primeras cosas que hizo el Papa Francisco fue incorporar a San José de Nazaret en la Misa durante la Plegaria Eucarística. Para los cristianos que no la conocen, la Plegaria Eucarística es la parte central de la Misa, en donde el sacerdote invoca al Espíritu Santo.

El Papa Francisco también consagró la Ciudad del Vaticano a San José de Nazaret y ha pedido su protección para esa ciudad, ya que, y bien que lo sabemos, el Vaticano es la ciudad más atacada por Satanás en todo el mundo.

San José siempre ha estado al lado del Papa Francisco. La parroquia de Flores, donde vivió su niñez está dedicada al santo protector.

Cuando tenía 17 años descubrió allí su vocación sacerdotal luego de hablar con el padre Carlos Duarte Ibarra.

El 19 de marzo del 2013 el pontificado de Francisco fue encomendado al cuidado de san José.  “Doy gracias al Señor por poder celebrar esta Santa Misa de comienzo del ministerio petrino en la Solemnidad de San José, esposo de la Virgen María y patrono de la Iglesia universal: es una coincidencia muy rica de significado”, dijo en su homilía.

El 5 de julio de 2013, Francisco dedicó el Estado de la Ciudad del Vaticano a San José y a San Miguel Arcángel. “Que su presencia nos haga aún más fuertes y valientes en dejar espacio a Dios en nuestra vida para vencer siempre el mal con el bien. Pidámosle que nos proteja, nos cuide, para que la vida de la gracia crezca cada día más en cada uno de nosotros”, comentó.

 

El San José Durmiente del Papa Francisco en la Casa de Santa Marta, con los papeles escritos por el propio Papa con sus peticiones.
Acerca de Revista Corrientes (2518 artículos)
Revista Corrientes es un propósito periodístico respetando los puntos de vista y la libertad de opinión de quienes aporten sus colaboraciones, análisis,artículos y columnas para su publicación. También se publican todos los comentarios respetuosos por desacuerdos con los contenidos de las colaboraciones publicadas.
Contacto: Sitio web
Ir a la barra de herramientas