Al instante

Rojo desequilibrado: Alianza 3-DIM 1

Por Wbeimar Muñoz Ceballos.

Los jugadores de Alianza Petrolera celebran. Foto El Espectador

Uno es el DIM cuando propone juego de ataque con base en el manejo de la pelota… y otro muy distinto el que se dedica exclusivamente a defender la portería, porque los zagueros son lentos, no suplen la falta de velocidad con posicionamiento, pierden en los duelos individuales y acusan escasez de coberturas. Ejemplos de lo último, son los dos goles recibidos de Luqueño, los tres de Santa Cruz y los tres de ésta tarde en Barranca. ¿ Y si uno sabe atacar y no defender, no es preferible ir al frente, que esperar mal en su propio terreno ?. ¿ Si el DIM obtuvo el título mirando hacia adelante, por qué anda desde hace rato tratando de cambiar hacia un ADN que le es ajeno ?

El cuadro antioqueño comenzó jugando con 4 volantes en el medio (Hechalár, Atuesta, Didier y Arias) y funcionando con líneas cosidas. Bien sabemos que un equipo corto, es la base para un buen préssing y en ese orden de ideas al rojo se le facilitó la recuperación del balón, lo que agregado a los movimientos entre líneas de Marrugo y sus pases filtrados, acercó la posibilidad de apertura del marcador en llegadas de Hechalár e Ibargüen . Así pasaron 25 minutos, hasta que se relajaron los mediocampistas, se aislaron los hombres de punta y Alianza se apoderó de la pelota. A todas éstas de equipo corto, el DIM pasó a descoserse y brindar espacios , con una distribución chicle (larga). ELÍSER QUIÑONEZ hizo añicos el bloque de seguridad con un cabezazo para el 1-0 a los 32’. Durmió su siesta el rojo con la pérdida de agresividad y avivó la llama el local con llegadas de riesgo de Ávila (1) y el autor del gol (2).

Parpadeó de nuevo el rojo arrancando el segundo período y QUIÑONEZ aprovechando una pérdida de balón de Cabezas, eludió a Saíz y aprovechó que no hubo cierre de Pertúz , para el 2-0. De allí en adelante el DIM volvió a dominar y entró en un carrusel de desperdicios. Fallaron remates en el mano a mano con el arquero Jeréz, Ibargüen en 5 ocasiones,( incluído un tiro en el palo), Mao y Pertúz.

Descontó IBARGüEN a los 15’ con un un testazo a habilitaciones previas de Marlon y Cabezas, en el que dudó el árbitro Arrieta, pero su asistente de línea Calderón indicó que la pelota sobrepasó la raya de gol. Se jugó la vida el DIM atacando con 6 y 7 unidades, mientras Alianza se defendió con 9. Fue lanzarse al mar por el empate o naufragar en una contra rival, como ocurrió a 5’del final. Perdió la pelota Mao, Cabezas terminó marcando al revés y Quiñonez le dio el servicio a JOHN VÁSQUEZ para el 3-1 definitivo.

Ganó Alianza por mayor pegada y porque supo cortar el juego enemigo en el medio, recurriendo a las faltas reiteradas, cuando fue necesario. Perdió el rojo por desequilibrio y porque prolongó sus ratos de sueño… Jeréz le negó el empate…y Quiñonez se hizo pesadilla.

Entre una defensa con un oceáno de errores ( lo que invita a reflexionar si es bueno no imponer autoridad con la pelota) y una delantera que tuvo llegadas, pero que no pudo marcar los goles que acabaran con las penas, el visitante se retiró del estadio triste, meditabundo y silencioso.

No les parece ???

Ir a la barra de herramientas