Al instante

Reficar: una absolución cantada

Por Octavio Quintero, Grupo Editorial El Satélite

Son más de treinta los implicados en el escándalo por corrupción en REFICAR. ¿Y qué? Foto Revista Semana

Un redentor está listo para inculparse de todo y dejar a la JD de Ecopetrol en disposición de demostrar su inocencia en el más grande delito de corrupción

La Fiscalía General expidió un comunicado “de interés general”, el pasado martes, 23 de octubre, fijando para el próximo viernes, 02 de noviembre –dentro de dos días—la diligencia en la cual el exjefe del grupo legal de Reficar, Nicolás Isaksson Palacio, solicitará perdón a la junta directiva de Ecopetrol por las graves irregularidades que se presentaron durante la construcción de la Refinería de Cartagena.

Por estos hechos la Fiscalía General le imputó a la junta directiva de Reficar y al expresidente de Ecopetrol, Javier Genaro Gutiérrez, los delitos de interés indebido en la celebración de contratos, peculado por apropiación a favor de terceros, enriquecimiento ilícito a favor de terceros, falsedad en documento público y administración desleal agravada.

La diligencia se desarrollará en virtud del “Principio de oportunidad” al que se acogió el abogado, que le permitirá, mediante esa inculpación, reducir su pena y, de paso, dejar el huraco jurídico por donde se pueden escapar de responsabilidad los miembros de la junta directiva de Ecopetrol, porque la Fiscalía presume, según dice en el comunicado mencionado que, si no se le hubiera escondido información financiera sensible a la JD, tal vez se hubiera evitado el billonario robo continuado que durante años se practicó en el proyecto Reficar.

Curiosa la presunción de la Fiscalía porque parece enfocada a eximir de toda responsabilidad a la JD presidida, como sabemos, por el ministro de Hacienda de turno y, detrás suyo, al presidente de la empresa estatal, junto a sus vicepresidentes y técnicos ultracalificados en sus áreas y, detrás de todos ellos, una pléyade de prohombres de gran calado intelectual.

Sería una instrumentación equivocada del principio de oportunidad aplicado en Colombia, y el mundo, como un mal menor en procura de un bien mayor, en el sentido de perdonar al delator si contribuye a descubrir a los principales responsables del delito.

Resulta imposible imaginar que tanta materia gris no se diera cuenta a tiempo de que el proyecto inicial de Reficar, estimado en 3.993 millones de dólares (13 billones 576 mil millones de pesos al cambio de hoy), se iba inflando hasta llegar, al momento del destape, al doble: 8.016 millones de dólares (27 billones, 254 mil millones de pesos al cambio de hoy). No se requiere mucho esfuerzo mental para preguntar –por lo menos–, el porqué, algo que estimamos vale 1 se acerca a 2, sin motivo aparente.

Curioso también resulta la actitud de la Fiscalía concediendo un principio de oportunidad basado en pedir perdón, cuando dicho principio se concede es por las delaciones que el procesado pueda revelar y que conduzcan, efectivamente, a enlaces mayores de su delito. Así que, lo del perdón, pactado en el acuerdo con el abogadoIsaksson, no parece tener otro fin que tratar de justificar la supuesta ignorancia de la JD de Ecopetrol sobre lo que estaba pasando en Reficar: “Piensa mal, y acertarás.” …

Diciendo y no haciendo

Otra ardid, que ya es hora de tener por bien sabido, es que nuestros dirigentes se han acomodado bien a sus mentiras, y nosotros a ellas: una evidencia de esto es la declaración formulada el 16 de agosto por el fiscal General, Néstor Humberto Martínez, invitado de honor a la entrega del extenso y valioso estudio de la U Externado sobre la corrupción, cuando propuso “abolir beneficios penales que se atraviesan en la persecución a la corrupción y desmoralizan a la sociedad”.

Pues, vean ustedes que unas cosas dicen y otras hacen: el 23 de octubre –dos meses después, la Fiscalía a su cargo le concede el principio de oportunidad a un tipo que parece ser ficha responsable y clave en el más grande delito de corrupción registrado en Colombia por valor de 14 billones de pesos, toda una reforma tributaria, que ahora se propone sacarlos de la boca de los más pobres extendiendo el impuesto del IVA a todos los productos básicos de la canasta familiar.

En algo tiene razón el señor fiscal: esta artimaña jurídica que se urde en favor de los miembros de la JD de Ecopetrol “desmoralizará a la sociedad”, es decir, si cabe más, enfrente de un Carrasquilla como ministro de Hacienda y de un Congreso hundiendo, uno a uno, los siete mandatos anticorrupción aprobados por 12 millones de colombianos, más de los que eligieron Presidente.

Acerca de Revista Corrientes (2685 artículos)
Revista Corrientes es un propósito periodístico respetando los puntos de vista y la libertad de opinión de quienes aporten sus colaboraciones, análisis,artículos y columnas para su publicación. También se publican todos los comentarios respetuosos por desacuerdos con los contenidos de las colaboraciones publicadas.
Contacto: Sitio web
Ir a la barra de herramientas