Al instante

¡Qué sensacional temporada la de la Liga Nacional!

Por Antonio Andraus Burgos, Nueva York

Imagen t13.com

Todo por la valiosa ocurrencia económica y deportiva de Bud Selig, quien durante más de dos décadas fuese el Comisionado del béisbol de las Grandes Ligas.

 

Quién lo creyera. La Liga Nacional de este 2018 dio tantas y tan agradables sorpresas para el béisbol de las Grandes Ligas, que los pronósticos de los expertos y consagrados, se quedaron sin aciertos frente a lo que realmente aconteció en los diamantes.

 

Los Nacionales de Washington, los Cachorros de Chicago y los Cascabeles de Arizona se quedaron por fuera de la postemporada, algo que nadie se atrevía a señalar cuando se cerraron las puertas de los campos de entrenamientos, en la primavera de este año.

 

En cambio, los Bravos de Atlanta, club al que se le consideraba dentro del plan de reconstrucción para dar la batalla dentro de tres o cuatro años; los Cerveceros de Milwaukee, que venían ofreciendo seria resistencia en su grupo; y los Rockies de Colorado, superando muchas expectativas, están hoy en la contienda grande del fin de año.

 

Suele decirse, y eso apenas hace parte de lo mucho que se comenta al rededor del béisbol, que una cosa es lo que se puede pronosticar sobre los escritorios, incluyendo todos los estudios que hoy día hace la sabermétrica, ese formato que están aplicando algunas novenas para organizar una nómina competitiva con base a múltiples factores de todos y cada uno de los peloteros, y otra muy distinta, lo que realmente ocurre en el terreno de juego.

 

Los Dodgers de Los Ángeles eran inmensamente favoritos para ganar el Oeste del Viejo Circuito, pero no fue nada fácil conquistarla para la divisa; pero también lo eran los Nacionales, en el Este y los Cachorros, en la Central, así como los Cascabeles que durante un buen trayecto de la campaña, tenían el objetivo ganador entre sus manos — pero en los dos últimos meses de la contienda, se vinieron abajo—, eran las novenas que ocupaban puestos de privilegio entre los expertos para obtener el pasaporte hacia las finales.

Foto alamystock.com

Gran final

 

Sin duda alguna que esta temporada del béisbol de la crema y nata en el mundo, nos ofreció una pelota de calidad, con el talento y el derroche de alegría de los peloteros, pero por encima de todo, de la aparición de nuevas figuras que, en poco tiempo, serán las grande estrellas de sus novenas.

 

Lo que nadie podía presagiar, como efectivamente ocurrió, es que se presentaran par de empates para decidirse en juegos extras, tanto en la división Central como en el Oeste de la liga, y mucho menos, que de cuatro equipos que llegaron a esa instancia, uno sólo se quedara por fuera de la postemporada.

 

Los empates en juegos ganados y perdidos entre los Cerveceros y los Cachorros, una semana antes, no estaba en los cálculos de nadie. Pero los pupilos de Joe Maddon cedieron terreno en dos o tres desafíos en donde la victoria podría hacer parte de la gran diferencia para haber conseguido la corona sin ir al partido extra, que finalmente perdieron, para luego sucumbir ante los Rockies en el partido de ‘’vida o muerte’’ por la cuarta casilla para la postemporada.

 

Lo mismo ocurrió entre los Dodgers y los Rockies, pues los muchachos de Dave Roberts, con todos los problemas de salud que afrontaron durante el año de competencia, contaban con los ingredientes necesarios para salir adelante y no llegar a la disputa de un juego extra.

 

La novena angelina nunca perdió el norte para llegar a la fase final en busca del título de la liga. Los de Colorado, en cambio, nunca se dieron por vencidos, y si bien estuvieron disputando juego a juego la cima de su división, jamás pudieron concretar la ventaja en su grupo.

 

Pero así es el béisbol. Los Cerveceros se deshicieron de ese partido de desempate, derrotando a los Cachorros, en Chicago, por pizarra de 3 carreras a 1, para capturar el banderín de su zona. Y otro tanto consiguió la novena de Los Ángeles, haciendo respetar su casa al derrotar a los Rockies 5 por 2, para adueñarse de la corona del Oeste.

 

Y le llegó la hora a los perdedores de esos encuentros de desempate, cuando los Rockies visitaron a los Cachorros en el Wrigley Field, de Chicago, para definir entonces la tarjeta del comodín del circuito.

 

Los Rockies, en un juego de mucha altura deportiva y de buen béisbol, se impusieron sobre los Cachorros en un prolongado juego de 13 candentes episodios, 2 carreras por 1.

 

Fue en la avanzada noche de este martes 2 de octubre, cuando finalmente concluyó la disputa de los cupos por la Liga Nacional para la postemporada, todo por la valiosa ocurrencia económica y deportiva de Bud Selig, quien durante más de dos décadas fuese el Comisionado del béisbol de las Grandes Ligas, implantó el sistema de las divisiones y los comodines en la pelota organizada.

 

Los resultados no han podido ser mejores, pues el entusiasmo, la alegría y la competitividad de la campaña, se mantiene intacta hasta el último out de la última entrada del ultimo juego, como ha ocurrido en las tres o cuatro últimas temporadas.

 

Por la corona

Antonio Senzatela, una de las figuras de las grandes ligas .
Foto critica.com

Hasta hace pocas horas, pues, se terminó la agonía de la temporada regular en la Liga Nacional que deja, como ya hemos dicho, de que ha sido una de las más reñidas y dramáticas de este nuevo siglo en el Béisbol Organizado.

 

Así las cosas, los Rockies de Colorado harán los dos primeros partidos de la serie divisional frente a los Cerveceros, en Milwaukee, a partir de mañana jueves 4 de octubre, empezando el primer compromiso a las 5 de la tarde hora del Este de los Estados Unidos; para luego jugar los dos siguientes, si es indispensable también el cuarto, en Colorado; y un quinto encuentro, si llegare a ser necesario, se jugaría en Milwaukee.

 

Para este primero juego, los Rockies llevarán a la loma de los suspiros al venezolano Antonio Senzatela, con registro de 6-6 y 4.38 de efectividad; mientras que los Cerveceros hasta la siete de la noche de este miércoles, hora de Nueva York, no tenían definido su abridor. Podría ser el derecho, Chase Anderson, pero Craig Counsell no ha dicho la última palabra.

 

Nolan Arenado, Trevor Story, Charlie Blackmon, Ian Desmond, L.D. LeMathieu, Drew Butera, David Dahl, Gerardo Parra, el veterano Matt Holliday, Carlos González, entre otros, quieren demostrar que por algo llegaron a la postemporada de la mano de su capataz, Bud Black.

 

En cuanto a los cerveceros, con Lorenzo Caín, Orlando Arcia, Mike Moustakas, Jonathan Schoop, Ryan Braun y Christian Yelich, para no citarlos a todos, hicieron del club un digno rival para estar en la gran final de esta campaña.

 

Los Cerveceros de Craig Counsell son los favoritos en esta divisional, que no triunfaban en la división desde el 2011, pero los Rockies seguramente que no se entregarán fácilmente en la contienda.

 

La otra serie

Imagen Diario Libre

En cuanto a la otra serie divisional entre los Bravos de Atlanta, en plan de visitantes en Los Ángeles, y los Dodgers, jugando los dos primeros de los cinco posibles desafíos en casa, se trata de una confrontación en donde los muchachos de Dave Roberts tienen todo a su favor, por la forma en que han remontado en sus últimas presentaciones.

 

Los Bravos de Brian Snitker que no aparecían en la cuenta de nadie para llegar este año a la postemporada, pueden decir lo contrario, en consideración a la manera en que han venido jugando, pese a que es posible que no cuenten con su paracortos titular, como lo es Dansby Swanson, pero a cambio de él, el veterano Charlie Culberson podría reemplazarlo con lujo de detalles, aun cuando su cuota defensiva no sea la misma, su poder ofensivo puede hacer la diferencia en cualquier momento.

Imagen Diario Libre

Ronald Acuña Jr., Freddie Freeman, Ender Inciarte, Nick Markakis, Ozzie Albies y el propio Culberson, tienen con qué hacer que los pronósticos cambien a la hora de la verdad, en favor de los Bravos, que vuelven a la fase final después de cinco años de ausencia. Pero los Dodgers con Justin Turner, Cody Bellinger, Yasiel Puig, Max Muncy, Manny Machados Yasmani Grandal, quieren seguir por la senda victoriosa que los conduzca a la disputa de la Serie Mundial por segundo año tras conquistar seis banderines consecutivos de su división.

 

El derecho Mike Foltynewicz, con hoja de 13-10 y 2.85 de efectividad en esta campaña, será el abridor por los Bravos, anunció el estratega Brian Snitker; en tanto que por los Dodgers lo hará el zurdo coreano Hyun-Jin Ryu, quien tiene marca en la campaña de 7-3 y 1.97 carreras limpias por juego, señaló el capataz Dave Roberts.

 

Este primer juego divisional entre Bravos y Dodgers empezará a disputarse este jueves 4 de octubre, a 8.30 de la noche, hora del Este de los Estados Unidos, en Los Ángeles.

 

En esta serie divisional, los Dodgers son favoritos para imponerse a los Bravos. Pero todavía no se ha jugado el primer compromiso…

 

Lo cierto de todo es que ya estamos en la postemporada, y que la Liga Nacional exhibe con sus cuatro equipos clasificados para la gran final, la calidad y la enjundia que el Viejo Circuito muestra cada vez que se llega a las cercanías del Clásico de Octubre.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Acerca de Revista Corrientes (2496 artículos)
Revista Corrientes es un propósito periodístico respetando los puntos de vista y la libertad de opinión de quienes aporten sus colaboraciones, análisis,artículos y columnas para su publicación. También se publican todos los comentarios respetuosos por desacuerdos con los contenidos de las colaboraciones publicadas.
Contacto: Sitio web
Ir a la barra de herramientas