Al instante

Puntos para clasificar y la noche soñada

Por Wbeimar Muñoz Ceballos.

Imagen elestremista.com.co

Nacional llegó a 32 puntos en la liga y con ellos aseguró su paso a cuartos de final. Es nuevo líder del campeonato y de paso quebró una racha de 306 minutos sin anotar.

Los primeros 19 minutos de juego mostraron al Huila con el balón y la iniciativa pero el árbitro dejó de pitar una pena máxima cometida contra Ruiz (empujón en el área con pelota en juego) quien afortunadamente no tuvo conmoción cerebral, cuando el arquero Dasilva le cayó encima después de la falta y de manera involuntaria.

A partir de los 20’el verde levantó su juego con los desbordes de Berrío y Copete en los costados, la aparición de Nieto en las cercanías del área, arrancando a la altura de Arias, puesto que extrañamente lo situaron en una línea muy atrasada. Además comenzó a surgir Macnelli con dos o tres cortinas muy inteligentes. Coincidieron el descenso en el juego del local y el crecimiento de la visita.

Copete en dos ocasiones, Berrío en igual número de avances, más Castañeda y Nieto, crearon un ramillete de seis llegadas punzantes, que contrastaron con tres apariciones de Huila en territorio de Bonilla. Nacional pecó porque los rendimientos individuales fueron intermitentes y el local porque después de triangular en un sector, pretendía terminar la jugada por el mismo lado y se hizo repetitivo y previsible.

Los altibajos del verde incidieron en que las posesiones del balón duraran apenas un suspiro y no obstante ello, promovió mejores ocasiones de gol que su adversario. El conjunto opita dejó la sensación de estar condenado al fracaso por las limitaciones de sus jugadores y lo reducido de su nómina que no le permite variantes.

Comenzando el segundo tiempo Nacional tuvo dos remates consecutivos de Nieto y Berrío que se estrellaron rebeldemente en los palos y eso lo entusiasmó. Juan Pablo Nieto se situó veinte metros más arriba (los creativos deben jugar más cerca del arco rival) y con ese movimiento mejoró su rendimiento en forma ostensible.

En un contraataque al minuto 66, Alcatraz sirvió un balón largo y en cambio de frente a Copete. Éste sacó un defensa y dio el pase de la muerte a NIETO quien de derecha decretó el 1-0. La fórmula de la gente de Rueda fue combinar gambeta, toque rápido y verticalidad en las transiciones a la ofensiva. Huila por su lado, quedó sin panorama en el último cuarto de cancha.

Nacional no estuvo brillante. Jugó a los fogonazos, prendiendo y apagando, pero salió vencedor del Plazas Alcid, no obstante perder agresividad en muchos pasajes del compromiso.

En el Huila nadie tomó el timón de la nave, en los momentos en que arreció la tormenta.

Pequeños detalles de un partido en el que Nacional llegó a la playa y el oponente se hundió. Ya no le sirve la tabla de náufrago señalada con apenas quince puntos.

No les parece ???
===============–

D.I.M, 3 – Fortaleza 0.
LA NOCHE SOÑADA.

Imagen  elcolombiano.com

Imagen
elcolombiano.com

Gran partido del rojo. Cuando las partes mejoran crece el todo. Caicedo se tragó la cancha y estuvo inmenso trabajando como pivote, recuperador, pasador y goleador. Castro siguió en su racha y fue armónico como parte de los circuitos de fútbol. Marrugo corrió los noventa minutos, distribuyó el cuero y marcó el tercer tanto. Goma sirvió dos pases de gol y salió aplaudido ; su compañero Arias se mostró ambicioso en los remates, mientras que Torres se metió más en el juego y no perdió el orden.
El DIM funcionó como un relojito del medio hacia arriba y su escudo de 4 zagueros y 3 volantes de primera línea, no le permitieron a Fortaleza un solo remate al arco en todo el compromiso. Tipton y Marlon sirvieron de desahogo avanzando por las orillas . La movilidad del local fue permanente, lo que le permitió posesiones duraderas de la pelota. Todos defendieron y todos jugaron y así…vale la pena ir al estadio.
El local presionando bien arriba, recuperó balón y llegó 10 veces a posición de gol y facturó en 3 de ellas. La eficacia que le faltó en el primer tiempo, apareció en el segundo. Hizo doblajes en las bandas. No le permitió al rival una salida limpia desde el fondo , ni un paso adecuado por la zona intermedia. Dominó pelota y terreno y a diferencia de otros partidos en los que se fatigaba en los segundos tiempos, ésta noche tuvo 75’ de juego intenso. Solo decayó un poco al final con los ingresos de tres jugadores que venían sin ritmo : Hechalár, Didier y Arango.
Los goles originaron ovaciones volcánicas de los 25020 espectadores que asistieron al Atanasio Girardot.
15’. Combinaron Tipton y Marrugo. LEONARDO CASTRO fue derribado en el área y cobró una pena máxima en dos tiempos. El primer disparo lo atajó el arquero Duque, pero no pudo con el segundo tras dar rebote. 1-0.
56’. Marrugo habilitó a la Goma y éste llegó al fondo. Entregó el balón a JUAN FERNANDO CAICEDO con un pase de la muerte. Estupendo pase. Gol soberbio. 2-0.
58 ‘. Cambio de frente muy largo de Arias a Caicedo. Prolongación de la jugada a Goma y nueva asistencia del volante. Apareció CRISTIAN MARRUGO en una zona muerta y cantó el 3-0.
Fortaleza estuvo maniatado por el rojo y su gran creador Kevin Salazar se fue a jugar de puntero, en vez de buscar acción por los pasillos interiores, en los que es muy inteligente. Se lesionó y no salió para el segundo tiempo, dejando huérfanos a sus compañeros, mientras el DIM siguió con un gran surtido de buenas transiciones ofensivas, triangulaciones y mezclas. Dominó terreno, iniciativa y pelota. Se asoció mejor y tuvo más explosión en la ofensiva, porque primero desgastó al rival y luego lo rompió.
Fortaleza no tuvo soluciones ni alternativas, mientras Medellín demostró su autoridad de equipo grande.
Una noche soñada…y hasta ahora, el mejor juego del año del onceno color ‘’sangre toro’’.
No les parece ???

Ir a la barra de herramientas