Al instante

Petróleo en Colombia

Recopilación de William Giraldo Ceballos

(Fot atmosferis.com)

 Como un aporte al conocimiento histórico de la economía colombiana la Revista Corrientes, incluirá regularmente apartes del libro que recopila la historia mundial y colombiana del petróleo.

La existencia de petróleo en Colombia, sus primitivos usos “medicinales” y su aplicación para la impermeabilización de las canoas de los nativos, antecedió a la expedición por el Río Magdalena del conquistador español Gonzalo Jiménez de Quezada, en el año de 1536, cuyos escribamos dieron a conocer su existencia ante la Corona Española.

(historiaygreografia2006.blogsport.com)

(historiaygreografia2006.blogsport.com)

Los cronistas de la época lo definen como un “betún” o “licor espeso” y negro…”que es un pozo que hierve y corre fuera de la tierra y es gran cantidad y espeso licor y los indios traénlo a sus casas y úntanse con ese betún porque le hallan bueno para quitar el cansancio y fortalecer las piernas y de este licor negro y de olor de pez y peor, sírvense los cristianos para brear sus bergantines”. (3)*

Parece ser éste el primer contacto de los españoles con el petróleo, pese a que desde la antigüedad era conocido en oriente. Alejandro Magno conoció su aplicación asfáltica en las obras públicas de la Mesopotamia. Plinio destacó sus cualidades curativas. Los griegos lo usaron para la guerra con flechas y otros pueblos cargaron sus catapultas con piedras “incendiarias” que lanzaban a los fortines enemigos durante sus batallas invasoras.

 

En Colombia el aprovechamiento “comercial” del petróleo comenzó en 1903 cuando José Joaquín Bohórquez descubrió en inmediaciones de Barrancabermeja el primero de varios manaderos o pozos existentes en la región.

(barrancabermeja-santander.gov.co)

(barrancabermeja-santander.gov.co)

Hacía más de 30 años que el combustible era conocido y se usaba en el país un “refinado” proveniente de la isla de Martinica como “lumbre” nocturna. La Junta de Comercio de Bogotá había importado 24 faroles de petróleo en 1865 con el fin de iluminar las frías noches capitalinas.

Al observar la similitud con el refinado que se importaba, Bohórquez empapó en trapos la sustancia negra y espesa que acababa de descubrir, los encendió y obtuvo “una luz de color amarillo y rojo y un humo oscuro”, según su propia descripción.

 

A continuación exploró la zona, encontró más pozos naturales “siendo –según sus palabras- toda la extensión del territorio cubierta por una capa de petróleo compactado”. (3)

(elproyectomatriz.wordpress.com)

(elproyectomatriz.wordpress.com)

Comercializó inicialmente el petróleo en latas de cinco galones que embarcaba por el río Magdalena para Barranquilla y Cartagena.

 

Los yacimientos de este recurso cobraron alguna importancia al comenzar el siglo XX cuando en 1904, despedazado económicamente al término de la Guerra de los Mil Días y de la pérdida del Canal de Panamá, Colombia eligió como Presidente de la República al general Rafael Reyes.

 

Durante su extendido mandato se ocupó más de la administración que de la política. En vez de pensar en la guerra o en escribir poemas y memorias, como era la costumbre de los mandatarios de esas épocas, se ocupó de la política monetaria, del proteccionismo industrial y de los estímulos estatales que en su concepto, se debía ofrecer a los inversionistas extranjeros para sacar adelante la reconstrucción de una Nación devastada por las bárbaras guerras civiles del siglo XIX para poder aproximar el país a la modernidad.

 

 

 

(3) Santiago Reyes Miguel Angel, “Crónica de la Concesión De Mares”

(3) Santiago Reyes Miguel Angel, Ibid. pag. 13

 

Email this to someoneTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInShare on FacebookPrint this page