Al instante

Periodistas: El ‘cobre pelao’ de los idiotas útiles

Por Wiliam Giraldo Ceballos

Imagen notimundo.com

No todos los periodistas. Son los  genuflexos directores de los medios los que ‘pelaron el cobre’ y actuaron como idiotas útiles para desviar la atención de los colombianos sobre las denuncias de corrupción del Fiscal General Néstor Humberto Martínez.

No son los reporteros. Ellos reciben las ordenes para enfocar la información como manda “libertad de prensa” de los dueños del poder financiero que asumió en Colombia el ejercicio del periodismo.

Los directores de noticias en radio y  en televisión se engolosinaron interesadamente en la “denuncia intencionada” de Paloma Valencia con un video de Gustavo Petro contando plata para financiar su campaña electoral al Senado en el año 2005, y dejaron de lado las teatrales respuestas del Fiscal General de la Nación, cuestionado nacional e internacionalmente por sus actuaciones como abogados, como Fiscal y, peor aún como ‘amigo’ de Jorge Enrique Pizano, el ingeniero que descubrió la treta corrupta pactada entre los constructores colombianos y brasileños de la mentada “Ruta del Sol”.

Los medios internacionales centraron su atención en las denuncias de Pizano, de Noticias Uno, del Senador Enrique Robledo y de las periodistas Cecilia Orozco, la valiente directora de Noticias Uno y Maria Jimena Duzán y las explicaciones que podría dar NHM.

Pero las cornetas radio-televisadas  de los grupos financieros y empresariales empalagaron a la opinión pública con declaraciones y preguntas sobre la conducta de Petro que hasta el momento no les había dado papaya aunque no esté probado que sea corrupto ni para-político, como le ha ocurrido a la gran mayoría de los que venían ejerciendo el poder regional, el financiero y el legislativo nacional que ‘pagan’ sus penas en cómodas  residencias y, en el peor de los casos, en cárceles adecuadas a tan notables personajes.

Es que detrás de las denuncias contra el Fiscal están los intereses del Grupo Aval que pauta publicidad casi sin excepción en todos los medios y particularmente en los espacios informativos. NHM ex-asesor jurídico de ese grupo financiero y de otros conglomerados económicos, goza de buen cobijo de parte de la clase dirigente tradicional.

Un abogado, cualquier abogado, tiene dentro de su formación académica el derecho penal, sabe de los delitos y de las penas, tiene claros los conceptos de las conductas punibles, aunque se especialice en otras áreas del derecho.

Y la frase con la cual Néstor Humberto Martínez comenzó a desorientar a la opinión con el juego que le hicieron los directores genuflexos a lo largo de la semana fue: “Jorge Enrique Pizano, jamás me dijo cuáles eran los delitos”. Pizano era ingeniero y le parecía que  algo estaba mal, que no había soportes contables para girar cuantiosas sumas por obras y servicios no realizados. Pero él, Martínez Neira sí lo sabía.

También sabía que los presidentes de Odebresht Colombia y Corficolombiana tenían un pacto criminal: Odebresht sobornaría con dinero a los funcionarios públicos y el valor final de los sobornos sería compartido y pagado posteriormente al 50 % por Corficolombiana, pero lo importante era que ‘eso’ no trascendiera. De ahí el “quédese quieto, no haga nada”, según consejo de un penalista transmitido por NHM a Pizano.

Los directores de los noticieros, buenos asalariados pero sin poder para ejercer la libertad de prensa tal y como es, otra vez metiéndole el dedo en la boca a los colombianos, obedeciendo ordenes

Acerca de Revista Corrientes (2863 artículos)
Revista Corrientes es un propósito periodístico respetando los puntos de vista y la libertad de opinión de quienes aporten sus colaboraciones, análisis,artículos y columnas para su publicación. También se publican todos los comentarios respetuosos por desacuerdos con los contenidos de las colaboraciones publicadas.
Contacto: Sitio web
Ir a la barra de herramientas