Al instante

Para recordar a Charles Figueroa

Por Jaime Rico Salazar

Imagen discos.com

Por supuesto que muchos de ustedes recuerdan la voz y los boleros de Charlie Figueroa…

“Busco tu recuerdo dentro de mi pecho
de nuestro pasado que fue de alegría
pero solo llegan a mi pensamiento
grandes amarguras para el alma mía…”

Imagen archivo Jaime Rico Salazar

Charles nació en Santurce, Puerto Rico, en el año de 1928. Su vida artística empezó con su hermana Carmencita, cantando a dúo. Se conocieron entonces como los Hermanos Figueroa. También estuvo algún tiempo como vocalista de la Orquesta de Rafael Muñoz.

Pero luego Charlie se fue solo a hacer su vida en Nueva York, en donde estuvo cantando con la orquesta de Jack Portalatín y con un conjunto de músicos puertorriqueños: la Sonora Malecón Club. Su forma de cantar entonces era muy romántica, pero sin un estilo definido. Curiosamente en sus últimos años le dio por cantar imitando a Daniel Santos, sin las exageraciones de El Jefe, y la verdad es que gustó mucho su estilo.

Era muy poco lo que se conocía de su vida, cuando comenzaron a llegar sus canciones, por ahí en el año 1953. Dos canciones tuvieron entonces un éxito tremendo: “Culpa al destino” y “Arrullo de palmas” (Su título original es “Como arrullo de palmas”), sin que hasta el momento se hayan olvidado. Continúan en la programación de los boleros inolvidables. Posteriormente Charlie, encontró en el repertorio del compositor colombiano José Barros, varias canciones en ritmo de bolero que no eran conocidas: “Busco tu recuerdo”, fue un bolero de gran impacto, que hoy continúa teniendo vigencia, “Carnaval”, “Como tú reías” y “No pises mi camino” también mantienen su popularidad. Y hay otros boleros como “Desgraciadamente”, “Negra fatalidad” y “Por eso me voy”, “El último suspiro”,(lo canta con José Ramón Ortiz) “Madrigal”, “Irresistible”, “Tú serás mía”, “Que te pasa”, “La vida es un sueño”, “Margie”, “Añoranzas”, “No llores más”, “Por eso  me voy”, “Plegaria de amor”…

Pero Charlie se entregó a la bebida y a una vida de bohemia exagerada que le fue minando su salud rápidamente. Advertido por los médicos de las consecuencias fatales que podría tener si persistía en aquella forma de vivir, poco le importaron estas recomendaciones, y efectivamente su vida se acabó en corto tiempo. La última grabación que hizo, “No pises mi camino”, la tuvo que grabar sentado en una silla de ruedas… Y enfermo de hidropesía se marchó para siempre, el 25 de octubre de 1955… a la edad de 27 años.

Muchos proyectos tenía entonces, un contrato magnífico Para actuar en Colombia, gira que lo llevaría hasta Argentina y que su muerte prematura nos impidió el conocerlo y escucharlo personalmente. De todas maneras, la voz de Charlie Figueroa, mantiene actualmente su vigencia en el gusto musical de los románticos colombianos, cuando ya en su país nadie lo recuerda… nadie es profeta en su tierra…

Es bueno recordar que José Barros nunca conoció a Charlie Figueroa. Su voz y las canciones se las tenemos que agradecer a don Antonio Fuentes, propietario de Discos Fuentes quien se encargó de todo ese trámite…

Fotografía y datos biográficos del libro “Cien años de Boleros de Jaime Rico Salazar

 

Acerca de Revista Corrientes (2450 artículos)
Revista Corrientes es un propósito periodístico respetando los puntos de vista y la libertad de opinión de quienes aporten sus colaboraciones, análisis,artículos y columnas para su publicación. También se publican todos los comentarios respetuosos por desacuerdos con los contenidos de las colaboraciones publicadas.
Contacto: Sitio web
Ir a la barra de herramientas