Al instante

¿Para qué la memoria histórica?

Por Gustavo Alvarez Gardeazábal, Diario ADN-eljodario

En Bogotá, el Centro Nacional de la Memoria Histórica. Homenaje a las víctimas de la violencia. Foto eltiempo.digital

Yo soy de los que cree que la única manera de hacer una verdadera paz por la vía de la negociación es usando el perdón y el olvido. Recordar es reabrir cicatrices, alimentar odios y propiciar la venganza, el arma preferida de los colombianos.

No creo entonces en ese embeleco anglosajón que la izquierda europea le vendió a Suráfrica y a los Estados Unidos de que para poder encontrar la paz se necesita dejar registrada la guerra y que entonces debe construirse la Memoria Histórica.

Nuestro país posee un temperamento y una formación muy diferentes a los de aquellos países en los cuales se permitió la existencia paralela de al menos dos concepciones de moral. Nosotros fuimos hechos únicamente en la moral católica, apostólica y romana, versión española y por ende inquisidora y vengativa. A nosotros no se nos permitió la coexistencia de otra moral como la maya, la azteca, la aymará, la quichua ( como en Centro y Sur América), ni nos dejaron conocer la moral calvinista o luterana ( como en el cono sur),ni permitieron las simbiosis con las morales africanas como en Brazil.

Siendo entonces vengativos por genes y por formación, ¿para qué recordar con cuentos de memorias históricas?. Perdonemos y olvidemos. Igual hicimos con la violencia de los años 48 al 58, cuando se inventaron el Frente Nacional y se repartieron la marrana entre liberales y conservadores pero en menos de dos años los que sembraron de cruces los cementerios de este país, se estaban abrazando en los pueblos.

¿ para qué hurgar entonces en el dolor de viudas y huérfanos,de asesinos uniformados o no? Perdonemos y olvidemos.
SI DESEA OIRLA EN LA VOZ DEL AUTOR VAYA A
https://www.spreaker.com/user/eljodario/columna-de-gardeazabal-en-adn-abril-12

Ir a la barra de herramientas