Al instante

Para dummies, pedacear, vocativo, cita latina

Por Efraim Osorio (La Patria) "Sofocles" (El Espectador)

dd.wrtenespanol.com

Para dummies, pedacear, vocativo, cita latina
Por: Efraim Osorio (La Patria, de Manizales)
El término inglés ‘dummy’ (pl. ‘dummies’) tiene muchos significados, el primero de ellos, “mudo”; coloquialmente, “tonto, bobo, estúpido”. También, “maniquí, títere, muñeco, chupete (para bebés), maqueta”. Se les dice también ‘dummies’ a los actores que desempeñan su papel sin hablar. Además, a ciertos objetos que no son lo que su apariencia indica (ficticios), por ejemplo, en una droguería, frascos, cajones o cajas con etiquetas, pero vacíos; en las bibliotecas, libros que no lo son, etc. Sus sinónimos, también innumerables, verbigracia, ‘copia, representación, modelo, falsificación; maniquí; chivo expiatorio; idiota, lelo, burro’, etc. Traigo a colación todo esto para tratar de resolver la inquietud del señor Luis Guillermo Márquez Buitrago, quien, en la edición virtual de El Tiempo, leyó este titular: “La Ley Estatutaria de salud, para dummies” (22/2/2015). ¿Por qué ‘dummies’, si no somos ni ‘mudos, ni tontos, ni estúpidos, ni idiotas, ni lelos, ni burros, ni maniquíes, ni chivos expiatorios, ni objetos ficticios? O esto creemos. ¿Ignorantes? Quizás. Por esto, el acucioso lector propone, en lugar del anglicismo de marras, el muy castizo ‘lego’ (“para legos”), a saber, “la persona que no tiene conocimientos de determinada materia”. Indudablemente, el término adecuado, pero la locución aquella está haciendo carrera, y ya no hay quien la ataje, pues todos quieren usarla aunque no la entiendan.

* * *

En la misma información, el señor Márquez Buitrago leyó esta respuesta: “Sí, la norma consagra que el servicio de salud debe prestarse de manera integral, no de manera parcial o pedaceada”. Y afirma que desconoce el verbo ‘pedacear’. Tiene razón, porque el castizo es ‘pedazar’ (‘despedazar’), muy poco usado, tan poco, que la Academia de la Lengua lo eliminó de su diccionario desde la vigésima segunda edición (2001). Es cierto que los montañeros usamos el verbo ‘pedacear’, pronunciándolo siempre ‘pedaciar’, con la acepción de ‘volver pedazos una cosa’, o, coloquialmente, ‘flecos’, la misma de ‘despedazar’, cuyo primer significado es “hacer pedazos un cuerpo, dividiéndolo en partes sin orden ni concierto”, por ejemplo, lo que hace un tigre con su víctima. Figuradamente, se puede también “despedazar el alma”. Por lo tanto, en la respuesta criticada por el corresponsal sobra ‘pedaceada’, no sólo por ser un término incorrecto, sino también porque su significado no expresa lo que pretendió con él su redactor. Ni siquiera sus sinónimos castizos cumplen el objetivo.

* * *

¡Cuán importante es una coma! En su artículo de LA PATRIA del 4 de marzo de este año, el padre Efraín Castaño escribió: “Ya Serrat canta bellamente: “háblame del mar marinero”. ¿Qué es, padre, un ‘mar marinero’? En su canción, supongo, Juan Manuel Serrat le pide a un marinero que le hable del mar. Entonces, para expresar bien esta solicitud en el lenguaje escrito, es indispensable poner una coma después de ‘mar’, ya que ‘marinero’ está en caso vocativo, así: “Háblame del mar, marinero”. En el hablado, la coma se expresa con una pausa. Además, en una cita textual, la palabra que sigue inmediatamente a los dos puntos debe escribirse con mayúscula inicial, norma que el sacerdote siempre desacata. Este artículo debió ser corregido y corregido y corregido, porque su redacción es defectuosa, y su puntuación, un desastre. No hay que olvidar, padre, que quien escribe, lo hace para que lo lean.

* * *

“Tu patere legem quam fecisti”. Cita que el columnista Augusto Morales V. traduce así: “Respeta la norma que tú has hecho” (LA PATRIA, 4/3/2015). ¿De dónde sacaría ese texto latino? La traducción, que sí dice lo que el expositor quiere expresar, no es lo que la despistada cita dice, a saber, “tú abrir la ley que hiciste”. El verbo latino ‘patere’ significa ‘abrir, ser accesible, estar patente, evidente’. Quizás, al digitar, en vez de la ‘ere’ el señor Morales pulsó la ‘te’, pues están seguidas en el teclado, porque el verbo indicado es ‘parere’, que significa ‘obedecer, acatar, someterse’. “Pare legem quam fecisti”, es la versión al latín de la traducción propuesta, pues el verbo debe ir en imperativo, modo que, además, no pide el pronombre personal.

– See more at: http://www.lapatria.com/columnas/36/para-dummies-pedacear-vocativo-cita-latina#sthash.AxkAHdHq.dpuf

GAZAPERA (SÓFOCLES) EL ESPECTADOR

¿AGRESTE O AGRESIVO?

En un programa radial vespertino, que anda estrenando director, éste entrevistaba al imitador de Fernando Vallejo, después de la última pregunta dijo: «Que venga otro menos agreste»; una de los presentes se apresuró a contestar «Ay, no; menos agresivo que Vallejo imposible».

Hay doble gazapo. «Agreste» y «agresivo» no son dos calificativos sinónimos; mientras el significado del primero usado por el director se refiere a una persona burda, tosca y maleducada; el segundo tipifica a una violenta. Además, se nota que la periodista intento decir que Vallejo era el más agresivo, pero con el adverbio «menos», dijo lo contrario.

Procrastinar

«Photoshop nació como un proyecto “procastinador”: su creador, el programador Thomas Knoll, en vez de escribir su tesis doctoral, se dedicó a escribir las primeras líneas de código para ayudarle a su hermano que trabajaba en una empresa de efectos digitales».
Otra vez, doble gazapo. Muchos usuarios del verbo «procrastinar», ‘dejar para después actividades apremiantes por dedicarse a otras menos urgentes’, le quitan la segunda ere, como en la cita. El verbo nos llegó del latín «procrastinare». El otro gazapo consiste en que el procrastinador no fue Photoshop, sino don Tomás.

La coma del vocativo

«Así es, Gaviria»: Patricia Lara Salive, El Espectador.
La cita, título de una columna de la semana pasada en nuestro diario, es un ejemplo de la extinta coma del vocativo. Pasa uno por esas redes sociales y grupos de Wasap y demás chateos sin ver una coma del vocativo. Miremos lo importante de ella: Con esa coma la periodista dio a entender que estaba de acuerdo con los planteamientos del expresidente Gaviria mostrados en el otro periódico capitalino. De no haberla puesto, habría escrito una columna sobre el modo de ser del expresidente.

Esqueísmo

«Es que no puede ser más sensata su propuesta de que se establezca una justicia…».
Esqueísmo es una fea fórmula que muchos usan innecesariamente: «No puede ser más sensata su propuesta de que se establezca una justicia…». Se dijo lo mismo sin esqueísmo.

Recomendaciones (Fundeu, Fundación para el español urgente)

Ti, pronombre personal de segunda persona, se escribe sin acento ortográfico, a diferencia de lo que ocurre con mí y sí.
En los medios de comunicación es muy habitual encontrar frases como «¡Va por tí, Wagner!», «Óscar 2015, la cobertura completa solo para tí» o «Lo que tus ojos dicen de tí».
Los pronombres personales de primera y tercera persona mí y sí se escriben con una tilde diacrítica que permite diferenciarlos respectivamente del adjetivo posesivo mi (mi casa) y de la conjunción condicional si (si sales, abrígate), palabras átonas las dos. En el caso de ti, no hay confusión posible con ninguna otra palabra, por lo que se aplica la norma general de no tildar los monosílabos.
Así pues, en los ejemplos anteriores lo adecuado habría sido escribir «¡Va por ti, Wagner!», «Óscar 2015, la cobertura completa solo para ti» y «Lo que tus ojos dicen de ti».

Especular
El verbo especular es correcto con el sentido de ‘hacer conjeturas o suposiciones’, como también es válido el correspondiente sustantivo especulación..
En los medios de comunicación se usan estos vocablos desde hace tiempo con estos significados, como se ilustra en las siguientes frases: «Un informe especula con la idea de una gran mezquita», «La prensa europea especula sobre el posible asesinato del fiscal» o «El presidente ha rechazado hacer cualquier tipo de especulación sobre el origen de la fortuna».
En la 23.ª edición del Diccionario académico se define especular como ‘reflexionar en un plano exclusivamente teórico’ y ‘hacer conjeturas sobre algo sin conocimiento suficiente’. Aunque el empleo de este término con estos sentidos en ocasiones se ha censurado como anglicismo, las Academias de la Lengua le han dado cabida dada su extensión en el uso y la cercanía con el significado de ‘meditar, reflexionar, considerar una cosa para entenderla’, ya registrado en las primeras ediciones de esta obra.
Por ello, los anteriores ejemplos son adecuados, aunque se recuerda que con este mismo sentido pueden usarse otras voces como, en función del contexto, cálculo, presunción, suposición, sospechar, conjeturar, rumorear, tener en cuenta, etc., que permiten la variedad de vocabulario

Expatriado e inmigrante

El término expatriado es válido para referirse específicamente a las personas que salen de su país para trabajar en otro.
En los medios de comunicación se está extendiendo el uso de esta palabra y otras de la misma familia, como se comprueba en los siguientes ejemplos: «Los talentos expatriados se resisten a volver incluso con garantías de trabajo» o «La crisis económica ha favorecido el fenómeno de la expatriación».
Aunque por su sentido básico, recogido en el Diccionario académico, expatriado es simplemente el ‘que vive fuera de su patria’, en el uso se ha extendido la aplicación de este vocablo más en particular a los exiliados y al personal cualificado que una empresa o institución traslada temporalmente a otro país para, por ejemplo, desarrollar una nueva actividad u ofrecer asistencia técnica. Es, por tanto, el punto de vista opuesto al del impatriado, que es la persona traída a un país para trabajar.
Por otra parte, tanto emigrante como inmigrante aluden más ampliamente a todos los que se desplazan a otro país o región con propósito de establecerse o radicarse en él. El empleo ocasional de expatriado como mero sinónimo de inmigrante o emigrante, sin los matices arriba señalados, puede ser un intento de evitar las connotaciones negativas que estas últimas voces tienen entre algunas personas, aunque no sean de por sí palabras discriminatorias.
Se desaconseja el acortamiento expat, tomado directamente del inglés, pero que no se ajusta a las pautas de acortamiento propias del español

Ir a la barra de herramientas