Al instante

PANTALLA & DIAL: “No escucho radio porque no tengo cómo oirla”: Humberto Salcedo Junior

Por Edgar Hozzman Londonderry New Hampshire

Durante más de 30 años Humberto Salcedo junior fue una estrella en el mundo deportivo. Lo llamaban los presidentes de las federaciones, lo invitaban a los más encopetados cocteles, sus opiniones eran referenciadas en la opinión pública, los deportistas esperaban una buena calificación de él.

Humberto Salcedo Jr.
Foto Edgar Hozzman

Tenía programas en televisión, salía en noticieros, sus espacios radiales eran bien sintonizados y escribía en revistas y en periódicos.

Caminaba muy derechito y con lo más reciente de la moda. Dejaba una estela de perfume cuando pasaba por la aceras. Tomaba whisky de marca. Era un sibarita.

Hoy, en su silla de ruedas –que le consiguió Julio Sánchez Cristo , se entretiene llenando crucigramas, escuchando las ocurrencias de Jairo Alonso y conversando con una docena de pensionados que hablan de fútbol, nuevas leyes, madrean a los políticos y piden un tinto en Oma del Centro Comercial Niza.

Casi todo ha cambiado en su vida. Es una historia que va de la fama a la oscuridad, pero que él enfrenta con estoicismo, con su humor negro de siempre y con su extraordinaria memoria. No le gana ni Hernán Peláez.

La vida puede golpearle ahora por la edad, pero no se puede olvidar que marcó una etapa para el periodismo deportivo y para el deporte nacional. Ya se olvidaron todos los esfuerzos que hizo para estar al lado de los grandes deportistas, sin embargo, la nostalgia se premia con sus palabras y enseñanzas.

Humberto llegó al periodismo deportivo en 1966 de la mano de dos grandes narradores deportivos: Joaquín Marino López y Fernando Franco García, es de la escuela de Todelar, sus primeras alocuciones las hizo en Radio el Sol al lado de Oscar Rentería.

A muy temprana edad, Salcedo Junior entró en contacto con el fútbol,  disciplina que ha sido su pasión. Su padre, Humberto Salcedo Fernández fue el primer presidente de La Dimayor, representaba al América de Cali, en el génesis del fútbol rentado.

Humberto se distinguió por ser un buen futbolista, por lo que su padre intentó hacerlo profesional en el América, de la mano de Adolfo Pedernera, pero para el futuro comunicador su ilusión era jugar en el Millonarios de su alma. El Doctor Ochoa, director técnico de Los Embajadores, sabía de la habilidad y técnica de Humberto por lo que lo tenía en cuenta para reforzar la plantilla suplente en los entrenamientos, al lado de Oscar Jamardo, Carlitos Arango, Marino Klinger, Rubén Pizarro entre otros.

Armando Moncada Campuzano en 1969 llamó a Humberto para que trabajara al lado de Hernán Peláez, David Cañón y Jairo Alonso Vargas. Con Armando Moncada cubrió grandes eventos, Vueltas a Colombia y a México, Campeonatos Mundiales de Ciclismo, el record de la hora en México con Cochise  y las Olimpiadas.

Humberto fue un periodista integral, comentaba  sin ningún problema la mayoría de disciplinas deportivas, boxeo, atletismo, ciclismo. Hoy es el periodista que ha asistido al mayor número de Copas Mundo de Futbol. A Chile 62 fue como aficionado, invitado por Alfonso Senior. En Arica fue testigo del único gol olímpico en una Copa Mundo, el de Marcos Coll. En las Olimpiadas de Múnich 1972 vivió de cerca el ataque terrorista en la Villa Olímpica.

Humberto fue testigo presencial de las grandes hazañas deportivas de la segunda mitad del siglo XX. No duda en aclarar que el mejor narrador para él, es Jorge Eliecer Campuzano, que Jaime Ortiz fue su gran amigo y que tiene mejor memoria que Hernán Peláez, sabe quiénes son sus amigos, ellos están pendientes de él y lo visitan, Juan Carlos Sarnari y Ramiro Dueñas. No extraña la ingratitud de quienes ayer fueron sus “amigos”.

Humberto Salcedo.
Foto antena2.com.co

Su kínder lo conforman Jairo Alonso Vargas, Orlando Acevedo “el Stuka”, Jairo Montes C, y Luis Eber España. Aclara: esta es la plana mayor, hay más integrantes: ex militares, periodistas y exfutbolistas.

–¿En dónde se sintió mejor, en Caracol, Promec, Cromavisión o Todelar?

–En Cromavision. En esa programadora tenía toda la autonomía, para dar libertad a mi creatividad era el jefe. En Caracol y Todelar era parte del elenco periodístico.

–¿Qué partido de fútbol le ha parecido sensacional de Millonarios?

–El 5 -4 Botafogo – Millonarios en el Campín en 1963. El último gol de Millonarios lo marcó Delio “Maravilla” Gamboa. Fue el mejor del encuentro, el que ha debido quedar empatado. Este fue un partido inolvidable, memorable.

–¿Dónde estaba cuando el famoso 5 a cero con Argentina?

–En Buenos Aires. Era parte del plantel periodístico que envió Caracol Radio para el cubrimiento de ese encuentro. Ese día me sentí muy bien, feliz  a pesar de los insultos de los argentinos.

–¿Quién jugaba muy bien en el equipo de las estrellas de la televisión?

–Esteban Jaramillo, Hernán Peláez y el suscrito. Nosotros la movíamos y los demás gozaban. Pacheco jugaba duro pero era tronquito.

–¿Pacheco si pagaba las apuestas?

–Risas, sí.

–¿Qué tal era usted para la generala?

–No fui muy amigo del juego de cartas, no aprendí a jugar la generala. Al que le gustaba el juego era a Pacho (Pacheco)

–¿Cómo hará Hernán Peláez para tener tan buena memoria?

–Perdone mi inmodestia, pero creo tener mejor memoria que Hernán. Él tiene buena memoria pero sinceramente creo que la mía es mejor.

–¿A cuántas personas les cantó la tabla?

–Al gallego Blanco, cuando agredió a mi auxiliar  en el Campín y a los que consideraba se lo merecían.

–¿De qué hablaba con don Alfonso Senior?

–De Millonarios, de su época dorada y en general de futbol. Alfonso fue un caballero enamorado del buen futbol, fue mucho lo que le aportó a esta disciplina.

–¿Cuál era la magia de Amadeo Carrizo, el arquero de Millonarios?

–Indescriptible, ese hombre sabía mucho en el arco, salía bien, creó la escuela para que los arqueros manejaran el área chica y los tiros de esquina, ese viejo sabía mucho.

— ¿Qué música bailaba en su juventud?

–Música antillana la de La Sonora y más tarde salsa, mis amigos me decían Humberto Salsado.

–¿Le gustaba el rock o la música tropical?

–Cuando viví en Los EE.UU bailé el rock and Roll de los pioneros, con Elvis a la cabeza. Me gusta La Salsa y el Rock and Roll clásico.

–¿Cuál era el mejor whisky de su época?

–Sin lugar a dudas el  Sello Negro de Johnny Walker.

–¿Por qué usaba tantos cuellos tortuga? ¿Eran su sello personal?

–Siempre intenté estar de acuerdo con los mandatos de la moda. Los cuellos tortuga hicieron época y claro no los podía dejar a un lado, la moda es la moda y no incomoda.

–¿Qué le ponía de mal genio?

–La deshonestidad y los chismes estos me sacan de casillas.

–¿Gozó con el pasado Tour de Francia?

–Claro, Nairo es un extraordinario ciclista, no se le dieron las cosas en el Tour, pero le esperan anos de más gloria. Tengo mucha fe en “Superman” López. Él nos va a dar muchas satisfacciones no lo dude se acordará de mí.

–¿Se ríe de los chistes de Jairo Alonso?

–Ja ja ja, estuvo la semana pasada visitándome, nos reímos bastante de la vida, es un gran amigo, tiene su vena humorística, es sensacional.

–¿Le colaboran con la resolución de los crucigramas que hacen todos los días sus amigos?

–No me gusta que me ayuden, me encanta hacerlos a diario solo por ejercicio y salud mental.

–¿Qué le gusta pedir en Oma, la cafetería donde se reúne con “el Kínder”?

–Tinto, tinto y corazones crocantes con azúcar, para animar las tertulias en las que discutimos alineaciones y los partidos de fútbol más interesantes de la fecha.

–¿A cuál narrador admira en estos momentos?

–Jorge Eliécer Campuzano y Ramiro Dueñas, la escuela clásica de la buena narración, la de Armando Moncada, Pastor y Carlos Arturo Rueda.

–¿Con qué comentarista discutía más?

–Con Iván Mejía

–¿Qué noticia inolvidable le dio a Colombia?

El triunfo de Rocky Valdez frente a Bennie Briscoe el 25-05-1974. Fue un combate de titanes, inolvidable. Esta pelea fue la mejor que vi, me encantó y desde luego, el primer campeonato mundial que obtuvo Colombia con Pambelé.

–¿Irá la Selección Colombia Moscú?

–Si, este equipo tiene grandes y experimentados jugadores, este equipo está para darnos más satisfacciones.

–¿James necesita tratamiento siquiátrico?

–No, el necesita más confianza en sí mismo y apoyo de su entrenador, sin embargo para mí el mejor jugador de la selección se llama Carlos Sánchez.

–¿Su mejor deportista colombiano podría ser Cochise o Willington Ortiz?

–Indiscutiblemente Cochise, el más grande deportista que ha nacido en Colombia, digno ejemplo a seguir por los futuros campeones y generaciones.

–¿Quién está más cerca de ganar el Tour, Nairo, Rigoberto, López o Chávez?

–Mi voto es por “Superman” López, sin descartar a Nairo, ni a Rigoberto, lo que pasa es que ya se está produciendo el cambio generacional.

–¿Quién fue más grande Rocky Valdez  o Pambelé?

–Muy buena pregunta, más boxeador Rocky, más pegador Pambelé.

-¿Cómo recuerda el cubrimiento que hizo con Armando Moncada del record de la hora de Cochise desde el velódromo Agustín Melgar de México en 1970?

–Fue un acto de heroísmo, un esfuerzo sobrehumano  el de Cochise, en cada vuelta Costa le mostraba los números y él se esforzaba por lograr su objetivo. Armando y yo sufríamos, fue una gesta inolvidable la de Cochise. Cuando Martín llegó al camerino transpiraba sangre por sus poros.

–¿Cochise ha sido el mejor ciclista colombiano?

–Si esto no tiene discusión.

–¿Quién lo bautizó como Palabra de Dios y por qué?

–Alberto Piedrahita Pacheco. Esto fue en un encuentro Yugoeslavia frente a Brasil, en el último minuto se produjo un penalti y en mi comentario predije que el arquero lo iba a detener, lo que al final sucedió, desde entonces Alberto me comenzó a llamar, “Palabra de dios”.

–¿A qué edad comenzó a hacer radio?  ¿Quién le dio la oportunidad?

–La oportunidad me la dieron Joaquín Marino López y Fernando Franco García en Todelar, Cali. Esta era la época dorada del Circuito del Pueblo. Comencé con Oscar Rentería.

-¿Cuál era la virtud de Adolfo Pedernera como futbolista?

–La misma de James, era un excelente pasador y gran cobrador de tiros libres, era un crack sabía mucho con el balón, además tenía la mano pesada. Una vez privó de una trompada al “loco” Bernau en un clásico Santa Fe Millos. Además gran jugador de billar.

–¿Cómo recuerda a su padre?

–Mi padre era un hombre muy severo, exigente e inteligente. No me perdonó una, por eso perdí el pelo. Murió joven a los 58 años. Lo recuerdo con cariño y admiración.

–¿Hoy a quién escucha, cómo se informa?

–No escucho radio porque no tengo, únicamente veo televisión, afortunadamente un amigo me regaló de cumpleaños este televisor de 50 pulgadas.

–¿Sus colegas son ingratos  con usted?

–Para nada, mis verdaderos amigos siempre están visitándome, ellos están pendientes de mí.

–¿Cómo estaba conformado el mejor equipo periodístico con que usted trabajo?

–Armando Moncada, Hernán Peláez, Perdomo Ch, en los camerinos, Carlos Antonio Vélez.

–¿El mejor narrador de futbol?

Sin lugar a dudas, Jorge Eliecer Campuzano.

–¿El mejor narrador de ciclismo?

–Rubén Darío Arcila,”Rubencho”, el poeta. Ahí no hay nada que hacer.

–¿Qué le falta a  Millos su equipo del alma, mística, verraquera o dinero?

–Le falta gol, plata tiene.

–¿Haga la mejor alineación de todos los tiempos de Millonarios?

–En el arco Senén Mosquera, Arturo Segovia, Kico Villano, “Tizón” González, Pele González, Hermenegildo Segrera, Julio Comesaña, Julio Gómez, Oscar Jamardo, “Garrincha” Guzmán, Fernando Arean, José María Ferrero y Danilo Millán.

–¿Cómo era  Armando Moncada Campuzano?

–De muy mal genio, pero extraordinario profesional, dejó una excelente escuela la que deberían consultar los nuevos narradores. Gabriel Muñoz L., decía que había perdido el pelo por el genio, Amando un hombre muy noble.

–¿En qué medio se sintió mejor, prensa, radio, televisión?

..Lo mío fue la televisión, me encantaba y la disfruté como periodista y productor.

–¿Dios y el demonio son el reflejo de las pasiones del ser humano?

–Indiscutiblemente. Soy mariano amo a la Virgen, a ella me encomiendo a diario.

-¿Qué consejo les da a los jóvenes comunicadores?

–Que estudien, que se preparen, que hablen menos tonterías y que sean coherentes.

–¿Fue imparcial en el ejercicio del periodismo?

–Si, esta fue mi norma

–¿Cómo recuerda a Jaime Ortiz Alvear?

–Un gran ser humano, un mamagallista de tiempo completo, como amigo el mejor inolvidable, un gran profesional.

–¿Qué siente cuando comentan que usted fue uno de  los grandes comentaristas y periodistas deportivos? 

–Una gran satisfacción y orgullo por lo hecho y más cuando me comentan lo que usted me dice.

–¿Cómo recuerda el mundial de Chile 62?

–A ese mundial fui con la Selección. Yo tenía una panadería y le vendía el pan a la selección. Alfonso Senior, dio la orden que me incluyeran en la delegación. Ese mundial lo vi al lado de Jaime Tobón de la Roche. Vi el gol olímpico de Marcos Coll.

–¿La mejor selección de futbol de Colombia que vio?

–La de César López Fretes.

–¿Arme le selección de todos los tiempos?

–En el arco “el Caimán”  Sánchez – lateral derecho, “Charol” González – Centrales, Cobo Zuluaga y Oscar López – lateral izquierdo, Hugo Márquez – en la mitad de la cancha, Alfonso Canon – Alejandro Brand y Willington Ortiz – adelante, Tino Asprilla, Fredy Rincón y el Tren Valencia.

–¿De qué se habla en su “kínder”?

–El tema favorito es el futbol y  la cotidianidad, las tertulias las matiza la mamadera de gallo de Jairo Alonso.

–¿Por qué no llegó al fútbol profesional?

–Sencillamente porque mi padre y Adolfo Pedernera me querían llevar la América y yo quería jugar en Bogotá, además del  compromiso con mis estudios

–¿Pelé, Maradona o Messi?

–Pelé, el más grande de la historia del futbol.

–¿Cuál fue su entrevista inolvidable? ¿Por qué?

–Al doctor Carlos Lleras Restrepo, cuando propuso que antes de cualquier partido sonora el himno nacional, además yo era llerista.

–¿Entrevistó a Pele?

–Si, con Oscar Rentería en el hotel Cosmos, recuerdo que  Oscar le preguntó ¿Qué es lo único que no le han preguntado? Me gustó la originalidad de Rentería.

–¿Triunfará James en el Bayer?

–Si, allí tiene la confianza de sus compañeros y el entrenador.

–¿De qué habla con el “Nene” Sarnari?

–De futbol, la buena mesa y  los anos primaverales, recuerdos y anécdotas que le dieron un motivo muy espacial a nuestras vidas.

–¿Ha hablado con Julio Sánchez Cristo?

–Lo estoy llamando para agradecerle su generosidad, pero ha sido imposible, por intermedio suyo manifestarle mi eterno sentimiento de gratitud.

— ¿Cómo se califica –de uno a diez– como cocinero?

–Nueve, yo estudie en Italia.

–¿Sus cinco canciones favoritas?

–Tu voz de Celia Cruz – Nuestro sueño de Niche –Cada vez de Charle Figueroa – Sin ti de Los Panchos – Amor Traicionero de Guayacán.

Esta entrevista la coordino el periodista Ramiro Dueñas

ehozzman1@yahoo.com

Email this to someoneTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInShare on FacebookPrint this page