Al instante

Palenque exige castigo para los autores de masacres en su territorio

Por Libardo Muñoz

San Basilio de Palenque, Bolívar. Foto eluniversal.com.co

Cartagena de Indias. La Unidad de víctimas del paramilitarismo del Palenque de San Basilio, Bolívar, exige que se investiguen los asesinatos y desapariciones cometidas por paramilitares en su comunidad afrodescendiente, luego de conocerse la condena de 32 asesinos  por las masacres cometidas entre 1999 y 2006.
El Palenque de San Basilio se encuentra sobre un costado de la carretera Troncal de Occidente, se llega a esta población desde Cartagena en algo más de una hora en automóvil, es famoso por su papel histórico en las luchas contra la esclavitud y la conservación lingüística y cultural de su gente.
Félix Salgado, palenquero raizal, está al frente de la Unidad de Víctimas del paramilitarismo en el Palenque de San Basilio, declaró que si se condena a 32 jefes paramilitares que asesinaron campesinos inermes en otras zonas de Bolívar, se debe ir al fondo de crímenes de las llamadas AUC, en su población compuesta por hombres, mujeres y niños trabajadores.
“Las comunidades víctimas de desplazamiento del Palenque de San Basilio, reciben con regocijo esta noticia del fallo de esta sentencia que obliga al esclarecimiento de la masacre en nuestras comunidades y en todo el territorio nacional.
“Queremos que vengan los investigadores al Palenque de San Basilio, tenemos el caso de una compañera, Rosa Padilla Navarro, desaparecida en 2003, nada se ha sabido de su suerte, donde podrían estar sus restos, hemos acudido a todas las instancias imaginables.
“La familia de Rosa es pobre, se acudió a una colecta porque la fiscalía dice no tener recursos para eso”, manifestó Salgado.
Hay masacres, desplazamientos que se deben recordar y seguir con dedicación, que tiene Salgado en su archivo de la Unidad de Víctimas del Palenque de San Basilio, Bolívar.
Como ejemplo Salgado menciona: la incursión paramilitar del corregimiento de Vallecito, San Pablo, norte de Bolívar, 63 familias que el 22 de junio de 2000 tuvieron que abandonar su pueblo en llamas y del cual no quedan ni las cenizas.
En El Piñal, vereda de Simiti, en agosto de 1999, un grupo de paramilitares asesinó 6 personas y 33 pobladores huyeron para salvarse de una salvaje agresión.
En “Los mandarinos” también corregimiento de Simiti, el 17 de octubre de 1999, fueron asesinadas 12 personas, y 12 familias abandonaron casas y pertenencias bajo amenazas del paramilitarismo, todo para despojarlas de sus tierras.
Salgado ofreció toda la capacidad de denuncia y apoyo a las investigaciones que lleven a la identificación y captura de quienes auspiciaron estas agresiones contra seres indefensos,

Ir a la barra de herramientas