Al instante

OTRAPARTE: Duque llegó entre la neblina

Por Oscar Domínguez Giraldo, Diario El Tiempo, Bogotá

Duque llega entre la neblina (Wither Cuervo)

En mi terruño, Montebello, Antioquia, municipio desde hace 105 años, nunca habíamos tenido la visita de un presidente de carne y hueso. Por eso, cuando hace dos semanas llegó Iván Duque Márquez hubo despelote total. Ya no necesitamos que se nos aparezca la Virgen.

Cuando supe del viaje de Duque a Montebello para un encuentro con dirigentes del suroeste me declaré enviado especial de mí mismo. Disfruté del cubrimiento. No tenía la presión del cierre. Ni lectores que esperaran la crónica. Nada. Pero sentí que para redondear mi faena de reportero tenía que darme el champú de estar con un presidente a pocas cuadras de donde nací.

El comité de recepción lo encabezó una intensa neblina, la atracción turística número uno del municipio de siete mil almas, sin contar los montebellenses que fueron hechos la víspera de la visita. Habrá Ivancitos como arroz.

O como café, que allí se produce de óptima calidad. Ojalá Duque le haya llevado café de regalo al Papa. Con las saludes de los montebellenses.

¿Que un helicóptero con presidente en el buche llegue en medio de la neblina? Un espectáculo para no perderse.

Panorámica de Montebello
Foto Alcaldía Municipal

La atracción turística número dos es la capilla construida hace 477 años en el corregimiento de Sabaletas, “donde Antioquia empezó a rezar”. Y para reventar camándula, los paisas nos tenemos confianza. Palabra de Dios.

El descreste número tres son los aguacates, los mejores del país, así García Márquez, en su autobiografía, haya dicho que los mejores son caribeños. ¡Esas son vacas!, como dicen mis paisanas, cachadoras (conversadoras) excelsas, cuando quieren rebatir algo.

Y el cuarto atractivo es su gente. No en vano, Montebello es llamado el “pueblo culto por excelencia”. Y por las buenas maneras de los lugareños. Carreño, el de la urbanidad, habría gozado naciendo en mi pueblo feo, faldudo y frío, levantado “contra la voluntad de Dios”, por su arisca geografía.

En esa trinidad está la belleza del municipio de cuyo concejo fue presidente ocho años, desde 1935, mi abuelo Lubín Giraldo López. Su condición de liberal lo obligó a salir pitado en tiempos de la violencia.

Duque dijo que no hará una presidencia para ganar premios. Pero que si hace bien la tarea, espera que lo nombren alcalde honorario del algún pueblo del suroeste. El alcalde montebellense @Ferdinando Muñoz ya mandó a hacer la banda..

Acerca de Revista Corrientes (2685 artículos)
Revista Corrientes es un propósito periodístico respetando los puntos de vista y la libertad de opinión de quienes aporten sus colaboraciones, análisis,artículos y columnas para su publicación. También se publican todos los comentarios respetuosos por desacuerdos con los contenidos de las colaboraciones publicadas.
Contacto: Sitio web
Ir a la barra de herramientas