Al instante

Otra promesa: 3.500 buses viejos serán retirados en Bogotá

Diario El Tiempo, Bogotá

(plus.google.com)

Les quitarán la tarjeta de operación, anunció la Secretaría de Movilidad.
Los buses tradicionales seguirán operando solo para cubrir algunas rutas
Esos vehículos viejos deberán, además, entrar al esquema transición hacia el Sistema Integrado de Transporte Público (SITP) y serán controlados por TransMilenio.

Durante junio, julio y agosto, 800 buses del SITP entrarán a reemplazar los que saldrán de circulación a medida de que se vayan chatarrizando.

Esto significa que los buses afiliados a Coobús y Egobús, las dos empresas operadoras que presentan problemas financieros y que han retrasado el avance del SITP, “serán controlados por TransMilenio, mientras estos operadores pueden asumir la función”, explicó María Constanza García, secretaria de Movilidad.

Así, seguirán circulando en las tres zonas que tienen a su cargo (Fontibón, Perdomo y Suba Centro), mientras avanza el proceso de chatarrización y se sanean las finanzas de las dos empresas que agrupan a los pequeños transportadores.

Esto se hará gracias a la entrada en vigencia de un “nuevo esquema jurídico que organizará la operación de buses en la ciudad y le dará al sistema gobernabilidad sobre las rutas”, según explicó el gerente de TransMilenio, Sergio París.

La Secretaria de Movilidad, María Constanza García, señaló que en total hay cerca de 10.500 buses vinculados al SITP con los que cubrirán la demanda de transporte público, sin generar interrupciones en el servicio a la ciudadanía.

A la fecha, el SITP se ha implementado en el 70 por ciento, y ha puesto a rodar 311 servicios.

A la fecha, las empresas privadas que operan el servicio han chatarrizado 3.900 buses. Los propietarios de los 3.500 que faltan tienen tres alternativas para chatarrizarlos.

(radiosantafe)

(radiosantafe)

Uno de esos mecanismos es la compra directa y temporal de los buses por parte del Distrito, mientras los operadores pueden asumir el costo.

Esto solo aplicaba para las firmas que estuvieran sólidas financieramente, pero ahora que la asamblea de Egobus aceptó el plan de salvamento hecho por la Superintendencia de Transporte durante la intervención de la empresa, esta firma será incluida.

Solo falta que Coobús decida en la asamblea si se somete a los controles y planes de la Supertransporte para que ellos puedan acceder a este mecanismo de chatarrización.

REDACCIÓN BOGOTÁ

Ir a la barra de herramientas