Al instante

Nairo lo intentó y eso vale oro

Por Rufino Acosta (paraver.co)

Nairo Quintana cruza la meta en Alpe D'Huest (excelsio.net)

Creo que mi viejo corazón está fuerte. De otra manera no habría podido resistir el derroche brutal de emociones que sobrevino con el fulgurante ascenso de Nairo Quintana al mítico Alpe d’Huez y la exultante demostración de sus condiciones como eximio escalador. Qué regalo tan hermoso. Cuánta entrega del pequeño gigante boyacense. Claro, le faltaron tiempo y espacio, pero eso poco importa a la hora de valorar lo que hizo. Imposible subestimarlo. A la porra los piensan que no hay segundo bueno. El intento vale oro.

Esta imagen lo dice todo (combita-boyacá.gov.co)

Esta imagen lo dice todo
(combita-boyacá.gov.co)

La historia se acordará de Nairo y le dará su justa dimensión, cuando todavía no supera las primeras páginas de gloria, porque a los 25 años el futuro lo aguarda promisorio. No hay precio para pagar ese espectáculo de verlo firme sobre su máquina, disparado hacia la cima sin que el líder y práctico campeón Christopher Froome pudiera seguirlo.

Por algo en Marca.com destacan el titular: “La épica para Nairo, el Tour para Froome”. Difícil ser más gráficos para interpretar lo ocurrido. Ya vendrá el turno para los poetas de la crónica. Nairo les entrega el motivo para que se luzcan con la pluma,

El comienzo de la fuga de Nairo en el ascenso al Alpe. Froome lo ve partir. (cortesia prensa Movistar)

El comienzo de la fuga de Nairo en el ascenso al Alpe. Froome lo ve partir.
(cortesia prensa Movistar)

Nunca como antes cabría decir que un segundo lugar vale tanto o más como el primero en la Vuelta a Francia. Vendrán los análisis de los expertos, dirán sin duda que Nairo perdió la carrera en el terreno llano, por aquel corte fatídico entre Utrecht y Zelande cuando apenas se corría la segunda etapa, o también por el inexplicable retraso en la decima que terminaba en subida. Deberán expresar de igual manera que Christhoper Froome luchó por su victoria y nunca declinó los retos desde el momento en que tomó el comando definitivo al cabo de la séptima jornada.

Nairo se retrasó 1.42 en Zelande y en La Pierre Saint Martin ya tenía retado de 3.09. Ese día, Froome le sacó 1.o4, para marcar la suerte final. Un golpe certero y letal. Más tarde le agregaría un segundo a ese déficit y así se mantuvo la situación hasta las dos últimas etapas de los Alpes, que le dejaron a Quintana rédito de 1.58 frente a la diferencia que le llevaba el puntero, hasta reducirla a 1.12. Qué arrancó tarde, que le faltó atacar más, que se durmió en la primera semana, que estuvo parco en los Pirineos, dirán muchas cosas. Es inevitable que lo juzguen y caigan en la tentación de cuestionarlo. Serán intentos vanos, desde luego, porque la majestad del hombre de las papas está por encima de los juicios ligeros y de las reacciones ciclotímicas. Me parece que la inmensa mayoría del país y de la opinión internacional lo pondrá en el lugar que se merece.

La Vuelta a Francia llega este domingo a su final con un justo campeón, el británico de origen keniano Christopher Froome. A su rueda estará otra vez, como en 2l 2013, Nairo Quintana. Esta vez estuvo más cerca y eso indica que enj una próxima oportunidad le llegará su hora.

Con el aplauso de los compatriotas en los Alpes franceses. (capsulas.com)

Con el aplauso de los compatriotas en los Alpes franceses.
(capsulas.com)

Vibrante penúltimo asalto, descomunal el esfuerzo de Quintana y maravilla de espectáculo para los seguidores del ciclismo. Bravío el apoyo de Winner Anacona en la parte clave del ascenso. Le trazó el camino para el agónico ataque y a la postre ocupó el octavo lugar, a 2.32 de Thibaut Pinot (3.17.21).

A Nairo le faltaron escasos 18 segundos para desplazar a Pinot. Un soplo que se hace eterno en esas terrible subida. Entre tanto, queda en la retina el recuerdo de una maravillosa y soberbia exhibición de clase, coraje y pundonor. Quintana le dio vida a la centenaria y prestigiosa carrera. Con Froome estuvo lejos de los demás y de no ser por su “guerra” hasta hablarían de bostezo.

El desfile dominical sobre los Campos Elíseos servirá para que la afición parisina y del mundo vea a los sobrevivientes en la gala del adiós. Todo está consumado.

Así quedarán las clasificaciones de los principales y de los escarabajos, salvo que un imprevisto provoque un cambio:

1-Christopher Froome, 81.56.33.

2-Nairo Quintana, a 1.12.

3-Alejandro Valverde, a 5.25.

4-Vincenzo Níbali, a 8.36.

5-Alberto Contador, a 9.48.

6-Robert Gesink, a 10.47.

7-Bauke Mollema, a 15.14.

8-Mathías Frank, a 15.39.

9-Romain Bardet, a 16.00.

10-Pierre Rolland, a 17.30.

19-Jarlinson Pantano, a 1.09.08.

42-Rigoberto Urán, a 2.08.20.

57-Winner Anacona, a 2.31.14.

122-José Serpa, a 3.54.25.

124-Julián Arredondo, a 3.56.49.

Equipos

1-Movistar Team (Nairo Quintana), 246.55.21.

2-Team Sky (Christopher Froome), a 57.23.

3-Tinkoff-Saxo, a 1.00.12.

Regularidad

1-Peter Sagan, 420 puntos.

2-Andre Greipel, 316.

12-Nairo Quintanam 80.

23-Rigoberto Urán, 55.

33-Jarlinson Pantano, 46.

Montaña

1-Christopher Frrome, 119 pts.

2-Nairo Quintana, 108.

3-Romain Bardet, 90.

14-Winner Anacona, 33.

46-Rigoberto Urán, 5.

55-Jarlinson Pantano, 2.

Jóvenes

1-Nairo Quintana, 81.57.45.

2-Romain Bardet, a 14.34.

Ir a la barra de herramientas