Al instante

Mil familias beneficiadas por el grupo “Ladrillo Verde”

Por Guillermo Romero Salamanca

Vivienda mejorada con el aporte de las ladrilleras que se solidarizan con las familias más pobres de Cundinamarca. Casa campesina en Cogua.Foto Guillermo Romero

Con el Programa de Mejoramiento de Vivienda

En los cuatro años de labores, el Grupo Ladrillo Verde, compuesto por las ladrilleras Ovíndoli, Tablegres y Gredos, ha entregado ayudas en material a mil familias de sectores de escasos de recursos de Bogotá y 19 municipios de Cundinamarca.

Las contribuciones ascienden a los $1.300 millones de pesos y gracias a ellas, las familias han podido realizar mejoramientos de vivienda, cambiando latas, pedazos de madera y plásticos, por paredes de ladrillo o bloque.

 

Casa en Sesquilé, Cundinamarca.
Foto Guillermo Romero

Sectores de Ciudad Bolívar, Usme y Bosa en Bogotá han recibido camiones que les llevan bloque estructural o rejilla. Municipios como Soacha –donde se ha priorizado la ayuda–, Cogua –por ser el territorio inicial de las empresas–, Zipaquirá, Pacho, La Palma, Villagómez, Fusagasugá, Sesquilé, Tocancipá, Cajicá, Sopó, Chía, La Calera, Chocontá, Yacopí, Nimaima, Villapinzón, Cucunubá y Ubaté, han recibido las ayudas.

Descargando ladrillos para las familias más pobres de Zipaquirá.
Foto Guillermo Romero

Además de este trabajo de Responsabilidad Social, las empresas Ovíndoli, Tablegres y Gredos pertenecen al Parque Minero Industrial de Cogua, con el cual laboran bajo las indicaciones del Ministerio de Minas, la Agencia Nacional de Minería, la CAR y las entidades municipales sobre el programa denominado Minería Bien Hecha.

El Grupo Ladrillo Verde participa activamente también con las labores propuestas por la Fundación Ladrilleros de Cogua y coadyuva con la construcción de la escuela de El Olivo para contribuir con la educación de unos 400 niños.

UNA AYUDA DE CORAZÓN

Además de las entregas de material para las familias de Soacha, en el sector de Cazucá, el Grupo Ladrillo Verde ha liderado con entidades como el Centro Cultural y Deportivo Monte Verde la construcción de una escalera, el mejoramiento de alcantarillados y la instalación de un ropero en el cual las personas pueden encontrar a precios entre los 500 y mil pesos, prendas usadas pero en buen estado.

En Cazucá también está presente la solidaridad de “Ladrillo Verde”.
Foto Guillermo Romero

En el sector de Cazucá llegan de toda Colombia familias desplazadas y otras en búsqueda de nuevos horizontes. “Yo llevaba 15 años tratando de organizar mi casa y ahora tengo un techo, un piso en cemento y unas duras paredes”, comentó Blanca Ariza, una de las beneficiadas.

“Entre todos los colombianos debemos buscar maneras para ayudar a los compatriotas menos favorecidos. Si mejoramos sus condiciones, tendremos entre otros, un nuevo país”, explicó Bernardino Filauri, gerente de Ovíndoli.

“Estamos trabajando en lo que será el futuro del Grupo Ladrillo Verde, con nuevos convenios, con formas para que las ayudas sean mejor aprovechadas”, agregó Helmuth Klinge, gerente de Gredos.

“Nos agrada observar que con mucho cariño han sido recibidas estas ayudas y que ya mil familias, unas 4 mil personas, tienen mejores condiciones de vida”, concluyó Luis Fernando Calle, gerente de Tablegres.

 

 

Email this to someoneTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInShare on FacebookPrint this page