Al instante

Mike Forero Nougués y el deportista esmeralda de El Espectador

Por Rufino Acosta (paraver.co)

Mike Forero N. Foto vanguardia.com

Cuando don Mike Forero Nougués tuvo la feliz idea de crear un reconocimiento al deportista colombiano, hace ya 55 años en El Espectador, lo hizo con el propósito de llenar un profundo vacío y ponerle fin a una clara injusticia, porque hasta entonces el impacto de obtener un logro importante en ese ramo no iba más allá de los titulares periodísticos o el despliegue radial.

Es lo que evoca hoy el ya casi centenario periodista deportivo cuando lo abordamos en su residencia bogotana para recordar algo de aquellos tiempos. No tiene precisos los detalles pero si las razones que lo llevaron a lanzar el concurso más antiguo y acreditado en Colombia.

“No había nada para el deportista. El año terminaba y acaso por ahí surgía una que otra mención. Por eso vimos la necesidad de establecer un podio para los mejores y de perpetúar sus hazañas en la memoria histórica del país”, dice don Mike mientras avanza sobre el potro de sus espléndidos 96 abriles.

¿Qué importancia le atribuye usted, hoy en perspectiva, a ese suceso?

“No necsito ser inmodesto para destacar que sin duda sirvió como uno de los factores de impulso para el desarrollo del deporte colombiano”.

Debe recordarse que en 1960, la época del nacimiento del Deportista del Año de El Espectador, Colombia apenas trataba de asomarse al escenario internacional. No había clasificado para su primer mundial de fútbol ni figuraba en el medallero olímpico. La cosecha no pasaba de las fronteras, salvo algunas gestas excepcionales que más que medallas o triunfos ganaban aplausos por heroicas

“Creo que la asistencia al Mundial de Chile 1962, que rompíó el ayuno del fútbol, y la participación en los Juegos Olímpicos de Melbourne, sirvieron de acicate. Pero el proceso fue lento. Algunas veces, en el primer lustro del concurso, hubo que declararlo desierto”, dice don Mike.

Después de 1970 hubo un viraje con los Juegos Panamericanos en Cali, el título mundial de Antonio Cervantes Kid Pambelé, las hazañas de Martín Cochise Rodríguez y las primeras preseas olímpicas en Munich 1972 con el tiro y el boxeo.

Cochise, el célebre ciclista antioqueño, es el único que ha recibido el galardón cuatro veces. Una marca que sirve como testimonio glorioso de su excepcional carrera.

A don Mike ya casi no le gusta hablar de su aporte, aunque resulta indiscutible que fue un paso decisivo que ha dejado huella indeleble en el historial deportivo del país.

¿Cuáles fueron los primeros parámetros para otorgar el premio?

“Básicamente los mismos que han perdurado en el tiempo: logro en las pistas, nivel de la competencia y la condición integral del deportista. Era difícil equivocarse en esto porque siempre se realizaba una completa investigación y se tomaban en cuenta todos los factores esenciales”.

Don Mike Forero lamenta no poder estar en la ceremonia del 2015 que se realizará este jueves 10 de diciembre en el hotel JW Marriott de la calle 73 con carrera 8a, desde las 10:30 de la mañana. En la víspera abordará un vuelo hacia San José de Costa Rica, para pasar las festividades navideñas y de fin de año en compañía de su hija Patricia, su yerno Jesús Cobo y los nietos Nicolás y Mariana. La familia llama.

“Estoy seguro sin embargo de que todo saldrá bien y de antemano debo felicitar a los elegidos y a la perfecta organización actual de El Espectador que encabeza doña Olguita Barona, editora de deportes”, quiso anotar a manera de mensaje. Es una lástima que no poder verlo con su paso santandereano en la gala de la esmeralda.

¿Tiene algún candidato?

“Si digo un nombre puede que dañe la sorpresa”.

Es preciso anotar que se trata de un acto sin excesivo protocolo pero con mucho calor humano. Justo resulta exaltar el esfuerzo del diario capitalino para mantener intacta la tradición de esplendor y al mismo tiempo sencillez que se le imprimió desde sus comienzos.

Me parece oportuno señalar también que después de la primera década de su creación, el Deportista del Año de El Espectador ha contado con el apoyo de varias e importantes empresas. Desde hace varios años tiene el respaldo de Telefónica-Movistar.

En la lista de honor de esos 55 años que han transcurrido desde la elección del ciclista Rubén Gómez, “El Tigrillo de Pereira”, se hace notorio el predominio del ciclismo con 15 premios, seguido por el boxeo que acumula 9 y el atletismo que tiene 5. No deja de ser curioso que el fútbol solo figure con tres apariciones en el podio.

“Con ello se puede decir una vez más que no solo de fútbol vive el hombre, sin dejar de reconocer que es un deporte apasionante y de grandes multitudes”, comenta don Mike al hablarle de aquella lista dorada.

Fue grato volver a charlar con el jefe de mil batallas en El Espectador e ilustre patriarca de la Forerada con el pretexto de su obra. A los 96 apenas se queja de una molestia de rodilla. Ya camina lento, como dice la canción de Piero, mas no por ello deja de pisar firme.

Ir a la barra de herramientas